Yo; el precandidato 54 del circuito 3 de libertador a los 103

Por • 15 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Hay quienes no llegamos a tener ni la más mínima o remota idea, del significado de la expresión “GRACIAS”, y no hay cosas en la faz de la tierra, que haga más mezquina al ser humano, que el AGRADECIMIENTO, tanto así, que hasta nosotros mismos, nos olvidamos de agradecernos a nosotros mismo, por la mañana cuando despertamos, porque, como que nos cuesta mucho poder decir: GRACIAS VIDA, por permitirme un día mas de existencia.

De esa misma forma y en ese mismo tenor o aun más, nos comportamos con nuestros semejantes; semejantes que algún momento nos han brindado su cariño, apoyo y aprecio, pero como nuestro individualismo es algo privado, entonces nosotros mismos nos encargamos de colectivizar nuestro individualismo y los distribuimos y los repartimos de tal manera, que hacemos el mayor de los esfuerzos, para un poquito de ingratitud de nuestra INDIVIDUALIDAD a todo y cada uno de nuestros semejantes. Pero buscando cosas para leer en internet , me encontré con este pequeño detalle:

“El agradecimiento surge cuando una persona se siente en deuda con otra, porque le ha producido algún bien, le ha prestado un servicio ó le ha hecho algún regalo. Las personas agradecidas se alegran por los bienes recibidos, los reconocen y están dispuestas a corresponderlos.

No se trata de devolver favor con favor, ni regalo con regalo, sino de sentir y expresar admiración y gratitud por las calidades humanas de quienes nos honran con sus dones. Cada uno tiene siempre mucho que agradecer, y cuidar lo recibido es una forma de hacer evidente nuestro reconocimiento.

Entre los bienes que más agradece el hombre se encuentran la vida, la salud, la amistad, la lealtad y las enseñanzas de sus antecesores. La gratitud y el reconocimiento son los mejores regalos que puede recibir una persona en cualquier época y lugar del mundo”.

“«PARA SER AGRADECIDOS» Admitamos que necesitamos a los demás. Reconozcamos las obras de los otros. Incluyamos en nuestro lenguaje expresiones de agradecimiento. Aceptemos que muchas de las cosas buenas que tenemos, se deben a lo que otras personas nos han dado: amor, protección, cuidados, talento, sabiduría”.
(Ricaurte E. Saval R.)

Es por ello que; tomando muy en cuenta todos estos desperfectos con que contamos los seres humanos, el día de hoy quiero reivindicarme ante los ojos de 103 seres, que en las pasadas elecciones interna del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se dignaron de depositar su confianza, en forma de voto, en mi persona, atreves del sufragio, hoy me gustaría que enteraran, que antes del 02 de mayo de 2010, solo era un ser hoy 13 de mayo de 2010, soy la persona más feliz del mundo, porque estoy seguro que, aun con mis limitaciones materiales, he podido calar un peldaño de amor en el corazón de ese inmenso caudal colectivo de bondades y gratitudes.

Pero más allá de mis ciento tres (103) visibles incondicionales, están los que se manifestaron y no fueron reflejadas sus intenciones, pero, aun mucho más allá de los que se manifestaron y no salieron reflejados en físico en las listas de votos, solo puedo decir que:

Hay muchas razones para ser felices y una de ellas; es poder saber, que mas allá de nosotros mismos existen seres que valoran las cosas, que con grandes esfuerzo y sin recurso, hacemos llegar la esperanza a los que en realidad necesitan de el apoyo de este proceso político de cambios profundos, y que, nuestro camarada presidente HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS ha logrado despertar la consciencia de todo un PUEBLO VALIENTE que hoy grita: ¡Presente! Y Hasta la victoria siempre.

GRACIAS a mis 103 incondicionales algún día nos veremos las caras.

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Si CHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución

Jesus Chua Espinoza



Tu opinión es importante. Escribe un comentario