Gane quien gane en Colombia, no se debe negociar

Por • 15 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

La Revolución Bolivariana sustituyó la política exterior del siglo XX, por la Política Internacional Bolivariana del siglo XXI, que se expresa sin complejo en la relación dialéctica Espacio-Tiempo Histórico, ello significa que: no hay Historia sin Geo-Política, ni Geo-Política sin Historia. Empuñando las Banderas del Anti-imperialismo y la Solidaridad Internacional.

La Multipolaridad, Unión e Integración de Nuestra América son parte del Mapa Estratégico que guía nuestra Política Internacional en el contexto de la Construcción del Socialismo del XXI: (OPEP, ALBA-TCP, MERCOSUR, UNASUR, Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, relaciones con Cuba, China, Irán, Viet Nam, Rusia, Bielorrusia, Libia, África, Países no alineados, etc. Así como la salida de la CAN, OEA, etc.).

La Ofensiva Internacional Bolivariana obligó a reaccionar a los EEUU en el terreno que más conoce: la acción militar, éste activó la IV Flota, derrocó al gobierno de Zelaya en Honduras e impuso 7 bases militares en Colombia. Convirtió a estos países en vehículos de su política imperial e intenta parar a sangre y fuego la Revolución Pacífica de los Pueblos de Nuestra América.

Chávez reveló la estrategia de J. M. Santos, candidato de la CIA en Colombia, creador de los “falsos positivos”. Callar ante los ataques y provocaciones de Santos fortalecería la posición imperialista en Colombia, no podemos ceder ni un milímetro, todo lo contrario, debemos expresar claramente que: Gane quien gane en Colombia las relaciones estarán congeladas mientras no salgan las 7 bases imperiales, si claudicáramos en nuestros Principios, se pondrían seriamente en peligro, la Revolución Bolivariana, la Revolución del Sur y la esperanza de vida del planeta.

Alfredo Oliva
oliva2021@gmail.com
Mi blog: http://manuelote.blogspot.com/



Tu opinión es importante. Escribe un comentario