¿Quién mantiene preso al estudiante de la UBV Williams Sanguino?

Por • 15 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Williams Sanguino es un muchacho de veinte y tres años, oriundo del Estado Táchira, estudiante del segundo semestre de Licenciatura en Actividad Física y Salud, carrera dada por la Universidad Iberoamericana del Deporte con sede en la Universidad Bolivariana de Venezuela de este Estado.

Era el día 08 de diciembre del año 2009 y ya el acoso sostenido durante varias semanas contra la sede de la Universidad Bolivariana de Venezuela, desencadenaba las consecuencias que sectores radicales de la oposición habían estado buscando, en pleno acoso que no permitía dejar ni a sol ni a sombra a los estudiantes de la UBV, la protesta consigue su primer muerto, esto, en muy extrañas circunstancias, era el estudiante de la universidad Nacional Experimental del Táchira, Jesús Ramírez.

Previo al desenlace de este día el Gobernador opositor Pérez Vivas, contando con el apoyo de los medios de comunicación opositores, habían desatado un premeditado y continuado escenario de desestabilización el cual buscaban se pudiera extender hacia otras partes del país.

Ese mismo día 08 de diciembre el gobernador opositor Pérez Vivas, declara en los diarios locales que el país estaba al inicio de una “gran explosión social”, aquí, claramente se montaba el escenario que permitía llegar en caliente a las consecuencias que se obtuvieron.

Ahora, todos sabemos bajo el mando de quienes se origino esta premeditada situación, sabemos quiénes son los culpables.

Esto se suma a los días de la detención del periodista Gustavo Azocar, con este caso principalmente se busco desbocadamente calentar la calle, Azocar era convertido en un símbolo de la libertad de prensa, utilizando su imagen para acentuar las protestas estudiantiles. Azocar es profesor universitario de la ULA-Táchira.

Aunque después, este “tremendo comunicador social” fue condenado por “ESTAFA” y gracias a las “BONDADES JURIDICAS” puede andar de arriba abajo por todo el país prevaricando contra los logros de la revolución.

Pero la oposición no podía cerrar el año originando por todos los medios un muerto, esta era la orden, ejecutada entre otros por “Los Manitas Blancas”, fascismo puro.

Las consecuencias hoy todos las conocemos, y por esto paga con cárcel Williams Sanguino, fue detenido en un hecho lo bastante extraño, judicialmente con altas incongruencias legales y políticas, popularmente es un caso muy raro.

Pero vayamos al análisis jurídico del mismo y estudiemos las siguientes conjeturas elaboradas por un pull de expertos en el área jurídica, criminal y de criminalística, quienes a mi entender han hecho enormes esfuerzos por demostrar en una investigación paralela a la que instruyo el CICPC, que fue lo que realmente paso y de cómo, está muy cuestionada la “rápida, oportuna y confusa”, actuación policial que trata de enrumbar esta investigación por aspectos insostenibles, los cuales desviaron y apartaron la verdadera pesquisa.

Veamos a continuación el análisis de un grupo de juristas, solo incorpore algunos comentarios y análisis en campos que me parecieron de gran importancia por su valoración:

Con base en los distintos elementos probatorios, testimoniales y materiales, aportados a la investigación, sostenemos que: “No hay elementos que permitan crear una idea certera de quien cometió el hecho y por tal razón, no hay motivos para que el estudiante Williams Sanguino este detenido”.

En ese sentido, podemos enunciaremos otros elementos que nos llevaron a la presente tesis:

1- Lugar del hecho:

De acuerdo a los testimonios de quienes afirman ser estudiantes de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET), así como de los funcionarios de los cuerpos de investigación (Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas CICPC), órganos auxiliares del Ministerio Público, no se puede establecer con certeza el lugar en el cual cayó el occiso.

Explicaremos;

En primer lugar es necesario saber que según los diversos testimonios se afirmó que los hechos acontecieron frente al edificio C de la UNET de la ciudad de San Cristóbal y posteriormente, la persona que se identificó como el estudiante Sandia González, Maximiliano, estudiante de Ingenieria Mecánica, afirmó que el lugar del deceso fue al lado de la isla (separación de la avenida) con sentido hacia los Bomberos (Sub sede Cuerpo de Bomberos de la ciudad de San Cristóbal) como a unos 50 mts o más de la esquina donde está el Gimnasio de Balón Mano (parte del Complejo Deportivo Pueblo Nuevo).

Primero se señala que el cuerpo de Jesús Ramírez cae en dirección de la UBV, -esto está en una primera parte de las experticias del levantamiento realizado por el CICPC- posteriormente y como se señalara más adelante, hay un segundo lugar como posible sitio donde cae abatido este estudiante. (Folio 401).

El estudiante Sandia González que declara por ante el CICPC, afirma que el hoy occiso, “estaba frente a él y lo vio caer hacia adelante, pensó que se había tropezado” (Folio 400); Mientras, el estudiante Napoleón Figueroa León, sostiene que el hecho se cometió a 2 mts, de la Tasca San Ignacio con sentido UBV al frente de la misma o diagonal a la entrada de la UBV, (es decir del lado contrario de la avenida) lugar que queda a más de 100 mts del apuntado por el estudiante precedentemente citado, y en el carril contrario.

Además, cabe anotar, que según la experticia de “nebulización con luminol” utilizada por el CICPC como método de orientación, practicada por sus funcionarios, se asegura que no es posible realizar ensayo de certeza, “debido a lo exiguo y diluido del material existente” (Folio 412).

También notamos que, de acuerdo con las autoridades competentes, que hicieron la inspección visual mediante “minuciosa búsqueda”, del lugar de los acontecimientos se encontraron: “25 conchas percutidas de escopeta, calibre 12, color blanco; 35 conchas percutidas de escopeta calibre 12, color negro; 19 metras; 1 mortero; 6 conchas de bala calibre 7.65; 2 conchas bala calibre 32”.

Esto sorprende y llama poderosamente la atención que en dicho lugar no se encontró muestra de sangre donde presuntamente cayó el hoy occiso ni muestra alguna de su tejido corporal, pero si se demuestra el fuerte enfrentamiento de aquel día y cuáles eran las armas de alto calibre que fueron utilizadas por los estudiantes de oposición quienes se encontraban atacando fuertemente a los estudiantes de la UBV, esto, como lo señale en mi artículo anterior, titulado: “Libertad para Williams Sanguino” de fecha 05/05/2010 www.aporrea.org/ddhh/a100069.html “publicado por el medio de comunicación alternativa:. www.aporrea.org

Entonces, ¿Qué fue lo que realmente sucedió en aquel apartado sitio de la ciudad? ¿Quiénes participaban con poderosas y múltiples armas de fuego? Cómo podría explicar el Gobernador opositor Pérez Vivas que mientras la policía del Estado Táchira, la que él mismo dirige, hubiese permitido que durante estos enfrentamientos salieran a relucir armas de todo tipo, como explicar que los encapuchados violentamente actuando como atacantes tuvieran conversaciones de acercamiento con estos efectivos, y que estos los dejaran actuar impunemente.

Cómo poder entender que estas reiteradas protestas pudieron haberse detenido y no se hizo por parte de los efectivos policiales.

Ahora, ¿Williams Sanguino es preso de quien? ¿Quién busco que un estudiante bolivariano, inscrito en el PSUV, esté pagando por este hecho? ¿Dónde están los verdaderos asesinos del estudiante Jesús Ramírez?

Ya el Ministerio Publico como garante de la justicia y el CICPC como responsables de nuestra seguridad, ¿tomaron en cuenta las serias denuncias de la hermana de Williams Sanguino, Lilian Sanguino? donde denuncia: “Que los manos blancas fueron los perpetradores del asesinato no lo digo yo, lo dicen las pruebas recogidas en el expediente del caso, en el cual se puede determinar que el joven Jesús Ramírez, es torturado, arrodillado y asesinado de un tiro a quemarropa en la cabeza, no en medio de la confrontación, como lo quisieron hacer ver. De hecho su cadáver fue arrastrado más de 200 más del lugar donde fue asesinado, para colocarlo en un lugar más acorde con la historia que, sin sustentos, más tarde inventarían”

Prosigamos en conclusión: no se estableció con absoluta certeza el lugar del deceso.

2- El proyectil y el arma homicida:

En este sentido, anotaremos que la experticia de trayectoria balística en su numeral 3, al referirse al índice de proximidad señala “A distancia”, es decir, establece una incertidumbre total frente al lugar desde el cual se efectuó el disparo que puso fin a la vida del estudiante.

Además, frente al arma homicida, es necesario anotar que el deceso se produjo, según medicina forense, por un disparo realizado por una escopeta.

Mientras los testigos dicen, en diversas ocasiones, que las armas que allí se vieron y se dispararon fueron pistolas, morteros, metras, armas automáticas y ninguno sostiene haber visto una escopeta en las acciones. Opinión que también sostienen los agentes judiciales, concretamente, los funcionarios de la Policía del Estado Táchira (POLITACHIRA).

Los únicos que dispararon tiros de escopeta a diestra y siniestra contra los estudiantes de la UBV fueron los miembros de la Policía del Estado Táchira, quienes abierta y descaradamente se destacaron frente a los agresores, es decir los Manitas Blancas.

Ahora bien, a cuántas de estas escopetas las cuales coinciden plenamente con los cartuchos encontrados ya percutidos y los cuales son del mismo color de los que utiliza POITACHIRA, les han hecho experticias, ¿Por qué los funcionarios de la brigada antimotines de esta policía que se encontraban para el momento, cercanos donde encuentran el cuerpo del estudiante abatido no fueron puestos a la orden de la Fiscalía y del CICPC para ser investigados? ¿Por qué no fueron imputados?

Además, si Williams Sanguino hubiese tenido en su poder una escopeta del calibre que sea, ¿Por qué nadie señala haberlo visto con la misma? Acaso una escopeta es tan fácil de esconder, además, cuando armas de este calibre son disparadas en varia oportunidades, producen un gran efecto de pólvora que se adhiere en todas partes del cuerpo y en la llamada prueba de parafina no le encontraron rastros de pólvora a Williams Sanguino, ¿Cómo puede explicar esto la Fiscalía del Ministerio Publico y los funcionarios del CICPC?

3- En torno a la recolección de las pruebas:

Tendríamos que anotar, en ese sentido, que las mismas fueron aportadas fundamentalmente bajo la orientación y el asesoramiento permanente de los estudiantes y miembros de UNET, violentando, de esta forma, el principio de igualdad en cuanto a las partes y las armas procesales frente a las pruebas, conforme lo establece el principio de justicia democrática, quebrantando aquí, de paso, el debido proceso, fundamento del derecho procesal, de obligatorio cumplimiento por parte de los funcionarios de la rama jurisdiccional y administrativa.

¿No eran acaso los Manitas Blancas de la UNET, quienes acecharon durante semanas a los estudiantes de la UBV? ¿Sigue siendo la sangre azul la única que puede seguir acusando en este país? Hasta cuando el poder judicial va a seguir siendo tan indiferente.

Aquí preguntamos, ¿dónde están recogidas las declaraciones de los miembros de la comunidad de la UBV?, quienes fueron los sistemáticamente agredidos continuamente por espacio de un mes seguido, atacando sus instalaciones con cualquier objeto contundente y percutando disparos contra sus infraestructura con armas de diversos calibres.

4- Sobre los Indicios y las pruebas:

Empezaremos afirmando categóricamente que en el proceso, hasta este momento, no hay prueba alguna que sirva para inculpar a una determinada persona identificada con nombre y cedula de identidad, solamente se han aportado dos (2) indicios que por sí solos no tienen el peso suficiente para establecer responsabilidad penal sobre el imputado.

De acuerdo al expediente se realizaron diversos análisis, de los cuales dos (2) son relevantes: uno (1), de iones y nitratos y otro, denominado análisis de disparo de trazas (ADT).

Frente al primero, se puede afirmar que el conseguir evidencia de estos rastros no tiene peso probatorio alguno, debido a que estos elementos se pueden impregnar al contacto de las personas con elementos procedentes del trato con la tierra, como piedras o con combustibles, entre otros.

Si tenemos en cuenta la situación contextual del acontecimiento, podemos entender que muchos participantes en la defensa de La UBV, podrían tener rastros de estos elementos, así como los de la UNET.

Con respecto al segundo tipo de prueba, ADT, se nota que en la recolección de la prueba no hubo presencia de la defensa de los imputados, y en ese sentido, además de violentar el debido proceso, lo cual invalida la prueba, se tiende un manto de dudas sobre la fiabilidad de los resultados de dicha prueba.

Además, cabe anotar, que en la muestra que se le hizo a William Sanguino (quien se encuentra detenido) para determinar la presencia o ausencia de partículas constituyentes del fulminante de una bala, en las muestras recibidas para el análisis, en el informe de dos folios, en su penúltimo párrafo, se señala: “Así mismo se deja constancia que a partir de la elaboración del presente informe, las evidencias serán desechadas para ser reciclado al porta muestra por ser un material costoso y de difícil adquisición” (Folio 358).

Esto se agrava cuando el análisis practicado no estuvo sometido al control que las partes del proceso deben ejercer a los fines de evitar cualquier tipo de contaminación que incida en el resultado de la experticia.

En conclusión, hasta este momento en el proceso, no hay prueba (s) ni indicio (s) fiable (s) que sirvan para establecer responsabilidad penal alguna en contra de Williams Sanguino en ninguno de los hechos que se le imputan.

5- Actuación de diversos agentes:

Es de resaltar la actuación de diversos funcionarios Fiscales del Ministerio Publico y funcionarios del CICPC quienes como se puede establecer en el expediente, tras sus preguntas subyace el deseo de inculpar y de acusar no sólo al interrogado sino a la UBV.

Corroboremos lo anteriormente señalado en la siguiente entrevista (Preguntas) realizada al estudiante Ramírez Jaramillo, Carlos Andrés:

“Diga usted: ¿Es que la Universidad Bolivariana de Venezuela se dedica a la política o a la formación de estudiantes como futuros profesionales?”

“Diga usted: ¿El motivo de la manifestación de ayer por parte de los estudiantes de la UBV fue motivo de venganza?”.

A José Alexander Araque Carrero, otro entrevistado le formularon las siguientes premeditadas preguntas:

“Diga usted: tiene conocimiento, ¿Quiénes son las personas que pertenecen a los grupos radicales o los llamados grupos de choque de la Universidad Bolivariana?” (Folio 202).

¿Esto lo sabrá el propio Presidente de la Republica Hugo Chávez? Acaso, esto se hace bajo la égida del Director del CICPC? Entonces, estamos frente a qué tipo de policía científica ¿esta es la recién formada Policía Científica de la llamada Policía Nacional? Que desastre es este, estamos formando en nuestros cuerpos policiales a lo reeditado en la cuarta republica.

Conclusión:

El presente texto se realizó a la luz de la razón y con el deseo de establecer la verdad así como de hacer justicia, no en abstracto, al contrario es seriamente concreto en lo que se identifica en la construcción del socialismo del siglo XXI.

Es por eso que consideramos que no es justo que el joven hoy detenido (Williams Sanguino) se encuentre en esa situación y por tal razón es necesario que quienes tienen la jurisdicción y la competencia están obligados de forma inmediata a darle su libertad y a resarcirle sus daños. A la publicación del presente análisis este muchacho lleva más de cinco meses preso en un peligroso penal.

Este joven, inmediatamente debe disfrutar de autonomía y continuar por parte de los responsables de las investigaciones que establezca este caso, resolverlo de forma inmediata.

A ciencia cierta, los autores materiales e intelectuales del homicidio, aun no han sido capturados, pero deben revisarse detalladamente los auspiciadores de estos hechos de violencia, previos a este desenlace, porque entre esos están el Gobernador del Estado y un trió de Legisladores del partido COPEI pertenecientes al Consejo Legislativo de la región, quienes nunca han descansado en apoyar con logística a los manitas blancas.

Quienes proveen a los Manitas Blancas de vehículos, camionetas, camiones de 8 metros de capacidad llenos de piedra, dinero, morteros, armas de fuego de todos los calibres, a estos grupos de estudiantes estimulados siempre con la derrota o magnicidio del Presidente Hugo Chávez, son los verdaderos responsables de estos monstruosos hechos.

Entonces, ¿Quién mantiene preso al estudiante de la UBV, Williams Sanguino?

Miguel A. Jaimes N.
venezuela01@gmail.com
@migueljaimes2



Tu opinión es importante. Escribe un comentario