Tomar refrescos de forma moderada no aboca a la obesidad

Por • 14 May, 2010 • Sección: Salud

El consumo moderado de bebidas azucaradas como zumos y refrescos, no está relacionado de forma directa con el aumento de peso y la obesidad infantil, según el estudio ‘Hábitos de bebida en adolescentes y cambios en el peso con el paso del tiempo’, llevado a cabo por expertos de la Universidad de Minesota (EE.UU.).

El estudio, publicado en la revista ‘American Journal of Clinical Nutrition’ y del que se hace eco la compañía de refrescos Coca Cola, investigó como afecta su consumo en más de 2.000 adolescentes estadounidenses, en función del consumo de diferentes bebidas durante cinco años.

Por otra parte, observaron una relación, aunque no constante, entre el aumento de peso y la ingesta de bebidas ‘Light’, “lo que induce a reflexionar sobre los numerosos factores que influyen en la obesidad y el sobrepeso, y el error de abordar esta problemática desde un único punto de vista”, señala la compañía.

La obesidad es un importante problema de salud pública, debido especialmente al aumento del riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc, por este motivo, y para aquellos consumidores que deseen reducir las calorías consumidas a través de las bebidas, pueden elegir actualmente entre “una variedad cada vez mayor de productos que no contengan calorías, o las poseen en índices muy bajos; o bien entre los que tienen todas las calorías, pero consumiéndolos en proporciones más reducidas”, advierte.

En el mismo sentido, recuerdan que un artículo publicado en la revista ‘International Journal of Obesity’ ha realizado recientemente un llamamiento al mundo de la ciencia para renovar su compromiso con la verdad a la hora de trasladar informaciones científicas. Sus autores consideran que existe “cierta tendencia en una parte de esta comunidad a mostrar interpretaciones sesgadas de las investigaciones que realizan”.

Para llegar a estas conclusiones, analizaron estudios científicos anteriores que evaluaban la relación de las bebidas azucaradas y la leche materna en la obesidad, concluyendo que menos de un tercio de las informaciones científicas al respecto reflejaron con exactitud los resultados, y más de dos tercios exageraron la relación entre los refrescos y la obesidad.

Según los responsables del análisis, el motivo radicaba en que los datos tenían más probabilidades de publicarse cuando mostraban una influencia negativa sobre el peso corporal, “además de la tendencia de algunos investigadores a demonizar ciertos productos”.

Eurpa Press



Tu opinión es importante. Escribe un comentario