Reino Unido: ¿qué se puede esperar de la política exterior?

Por • 12 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

La nueva coalición de gobierno en el Reino Unido entre los partidos Conservador y Liberal Demócrata no sólo enfrenta desafíos de carácter interno como solucionar el abultado déficit fiscal y los problemas sociales, además de impulsar una reforma electoral, aspectos que ha prometido abordar de manera concertada.

El primer ministro conservador David Cameron y el vice primer ministro liberal demócrata Nick Clegg también deberán resolver las divisiones internas en una coalición inesperada en el campo de las relaciones exteriores y la defensa.

En estos dos aspectos se encuentran, precisamente, las divergencias más profundas entre las doctrinas políticas de dos partidos que hasta ahora no eran afines ideológicamente.

UE y misiles
En cuanto a la Unión Europea (UE), los conservadores son mayormente “euroescépticos”, mientras que sus socios en el gobierno han abogado por una mayor integración al bloque.

En materia de defensa, los liberales demócratas manifiestan serias dudas sobre el reemplazo del sistema de misiles disuasivo conocido como Trident, que para sus aliados es uno de los pilares esenciales en la protección del Reino Unido frente a amenazas externas.

Aun así, el corresponsal diplomático de la BBC, Jonathan Marcus, considera que ninguno de estos temas podría presentar trabas mayores.

Por una parte -explica Marcus-, la nueva coalición no enfrentará en lo inmediato decisiones referidas a la UE y Trident que puedan comprometer sus principios.

Europa está totalmente concentrada en superar la crisis económica que amenaza al euro, y el sistema defensivo no tiene por qué ser reemplazado en el corto plazo.

Lazos con América Latina
No obstante, se pondrá más énfasis en lo que el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, William Hague, describe como “los países donde está la acción económica” en Asia y en América Latina.

También habrá un cambio de tono en la relación con Washington. Hague es partidario de promover un vínculo firme pero no servil con Estados Unidos, aunque reitera que el país la potencia al otro lado del Atlántico continuará siendo un aliado indispensable del Reino Unido.

Afganistán ocupará buena parte de la atención del nuevo gobierno de coalición, opina Marcus, de la BBC. Cualquier cambio que se haga en cuanto a la participación militar británica en ese país estará atada a lo que ocurra en el terreno.

Una de las innovaciones que propone el primer ministro Cameron es la creación de un Consejo de Seguridad Nacional para coordinar más estrechamente la política exterior y la defensa.

Redacción
BBC Mundo



Tu opinión es importante. Escribe un comentario