Los hechos evidencian el fracaso de la “Neo Bolivariana”

Por • 12 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Tal como era previsible la burguesía apátrida se ha lanzado con todo para desestabilizar la economía nacional, es la forma en que han asumido su compromiso, en su afán de garantizarse algunos puestos en la venidera elección de diputados a la Asamblea Nacional en septiembre próximo, habida cuenta la debilidad que presentan sus partidos políticos y demás organizaciones u ong´s ( AD, Copei, Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Mas, Proyecto Venezuela, Podemos, PPT, Fedecámaras, CTV, Súmate, Iglesia Católica, El Nacional, El Universal, La Voz, Globovisión, Rctv, Consejos Universitarios, FCU y Asociaciones Profesorales de universidades autónomas: UCV, UC, ULA, USB, Control Ciudadano, entre otras). La forma que han encontrado como la más idónea, es la desestabilización por el mecanismo de la especulación de los precios de los alimentos, dada la posición de dominio que sobre ese sector de nuestra economía aún mantienen, casi monopólica diríamos, para rematar. Mecanismo facilitado gracias a la infiltración continua que han propiciado a lo interno del gabinete económico, y hoy en el mismo cuentan con factores proclives a la liberalización de los precios de los alimentos de primera necesidad. Esta infiltración y obtención de posiciones de dominio en el gobierno revolucionario nos explicarían las razones de la salida del camarada Eduardo Samán del Gobierno Revolucionario, “era muy radical y enemigo de la burguesía” nos imaginamos les dirían los boliburgueses dueños de la polar y la maicena americana a sus amigotes de las camisas rojas, titulares de las carteras de comercio y alimentación, quienes les han abierto de par en par las cadenas de alimentos Mercal, Pdval, y Bicentenario, para que sus tasas de ganancias no decaigan producto de la crisis mundial capitalista. Pues bien, la realidad debe haberles demostrado que el diablo no quiere nada con la Revolución Bolivariana, sino su destrucción, tanto que el mismísimo Comandante Presidente, Hugo Chávez, en son de queja, se vió obligado a expresar: “El capitalismo ‘a la venezolana’ es uno de los más voraces del mundo”, expresó este sábado el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, al mencionar cómo una gran parte de los comerciantes venezolanos fundamentan las ganancias de sus negocios en base a la especulación de los precios. El Mandatario Nacional remarcó que el comercio venezolano tiene una marcada tendencia capitalista, y está regido en casi toda su magnitud por todos los vicios que se gestan dentro de la cadena de costos, donde las ganancias no son justas sino que poseen un alto grado especulativo…”(ABN, 9-05-2010).

Esto explicaría también, el conjunto de medidas que desde el gabinete económico se han propulsado desde el año pasado, las cuales buscaban paliar los efectos de la crisis mundial capitalista pero mediante la aplicación de medidas netamente capitalistas como el incremento del IVA al 12%, aumentos pírricos del Salario Mínimo Nacional, incremento del endeudamiento público, la liberalización del Control de Cambio, mediante el mecanismo dual devaluacionista, y la entrega de mayor cantidad de dólares en manos de la burguesía importadora, mayor estímulo al sector privado mediante financiamiento público, nacionalizaciones de empresas privadas sin objetivos de cambio de la estructuras capitalistas de dichas empresas, impulsar la industrialización mediante el mecanismo fracasado históricamente de la sustitución de importaciones, entre otras políticas de marcado tinte capitalista. Sin duda, esas políticas han permitido el fortalecimiento de la burguesía y, es por ello, que como clase se sientan con fuerza suficiente para arremeter contra la Revolución Bolivariana y sus grandes logros en provecho de las grandes mayorías, tan desasistidas en la cuarta república.

Hoy, por ende, se trata de revertir el rumbo del fortalecimiento capitalista emprendido a raíz de la salida de Eduardo Samán del gabinete, solo el Socialismo es la real alternativa a la crisis capitalista mundial que rebrota en Grecia y se expande por toda Europa, la coyuntura en la que nos han metido los especuladores con sus ansias de ganancias rápidas en detrimento de la calidad de vida de nuestra población, debemos aprovecharla para dar el salto adelante que reclama la Revolución Bolivariana y enderezar su rumbo perdido hacia el Socialismo, coincidimos en las propuestas presentadas por los camaradas del PCV: “1.- Nacionalización de todo el sistema financiero venezolano. 2.- Nacionalizar -con control obrero- las cadenas productivas de producción y comercialización de alimentación, de carácter monopólica, nacionales e internacionales. 3.- Control de los trabajadores y trabajadoras de los procesos productivos. Impulsando en la Asamblea Nacional (AN), la aprobación en primera discusión y de carácter urgente, el proyecto de Ley de los Consejos Socialistas de Trabajadores y Trabajadoras. 4.- Impulsar una Ley Especial en todas las cadenas productivas de control de los costos, precios, ganancias y distribución que permita favorecer a la fuerza de trabajo. 5.- Revisión urgente de los salarios, avanzando a un reajuste global del 40% para el año 2010, teniendo en cuenta el 25% ya aprobado y en curso. 6.- Profundizar en las políticas de desarrollo productivo nacional que sustituya las importaciones. 7.- Eliminar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y reformar la ley del Impuesto Sobre la Renta (ISLR)…” (Aporrea, 11-05-2010).

A lo que añadiríamos otras no menos importantes, que nos permitiremos añadirles: 8. Incorporación al gabinete económico de Eduardo Samán, nos atrevemos a sugerir al Comandante Presidente, Hugo Chávez, en la cartera de Finanzas, 9. Nacionalización de todo el sistema de producción y distribución de alimentos, de acuerdo a lo previsto en la Constitución Nacional, artículo 305, avanzando hacia un sistema mixto como el existente en la industria petrolera, disponiendo que en dichas empresas la mayoría accionaria la tendrá el Estado Revolucionario Transicional (60% como mínimo), 10. Creación de la Comisión Nacional de Planificación Socialista, la cual tendrá la Misión de elaborar el Primer Plan Socialista de la Nación, para lo cual tendrá un plazo de 1 año, contados a partir de su creación, detallando en el mismo el proceso de industrialización que desarrollará la República Bolivariana de Venezuela en los años venideros, 11. Creación del Ministerio de Industrialización, el cual durante su primer año actuará en conjunto con la Comisión Nacional de Planificación Socialista en la elaboración del Plan de Industrialización Socialista, 12. Reorganizar el gabinete económico, otorgándole al ministro de finanzas la confianza en la designación de sus nuevos integrante, quien presentará al Comandante Presidente, Hugo Chávez, una terna de candidatos/candidatas a ocupar los ministerios respectivos, 13. Aplicación irrestricta de las leyes que atacan la especulación con los precios de los alimentos y la cambiaria, 14. Propulsar a Comerso, convirtiéndola en una cadena de distribución de bienes y servicios de calidad al pueblo venezolano, a precios accesibles y con presencia a nivel estadal y municipal, 15. Incremento del Salario Mínimo para el mes de septiembre, hasta llevarlo al 40% por este año, 16. Revisión exhaustiva de las misiones sociales del área alimentaria, con participación de los trabajadores/trabajadoras, evitando que ocurran situaciones como las que nos describen los camaradas de la zona E, del 23 de Enero, en que el Mercal de la zona, fue sometido a remodelación, hace un año, reforzándose el enrejado del local, pues bien, “la fortaleza” como lo llaman los vecinos/vecinas, todavía no termina de ser reabierto al público, desconociéndose las razones, 17. Las empresas mixtas, del ramo alimentario o de distribución, estarán bajo control de los Consejos de Trabajadores/Trabajadoras de dichas empresas de producción social, 18. Aprobación de la nueva Ley Orgánica del Trabajo, en consonancia con el mandato de los constituyentistas que reduzca la jornada laboral y garantice la retroactividad de las prestaciones sociales.

Se trata, en definitiva de retomar el rumbo perdido, cuyas consecuencias las estamos viviendo hoy en día, con la ofensiva que la burguesía apátrida ha emprendido a fin de dar al traste con la Revolución Bolivariana, se trata, en palabras del Comandante Presidente, Hugo Chávez: “Hay una conspiración. La burguesía tiene mucho que ver en el manejo económico, yo le advierto a la burguesía: No nos vamos a dejar acorralar…” (ABN, 8-05-2010).

Henry Escalante
Caracas, 11 de mayo de 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario