Estamos venciendo: libre el cacique yukpa Sabino Izarra

Por • 12 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Adelante, corre, ve rápido a la Sierra de Perijá, no te detengas, que nada te distraiga, lleva el nuevo mensaje, reúne a todos los Caciques, Sabino Izarra, aglutina a tu pueblo, convócalos, reúnelos, avísales de las amenazas que se ciernen contra todos, aclárales, prevenlos, alerta permanente, reorganízalos, diles que vienen mas batallas tras de ti, que intentan dividirlos, que les amenazan sicarios, ganaderos y que las concesiones mineras junto a la demarcación no son más que las nuevas guerras.

Llegaban los días finales del mes de abril y valientemente la Jueza Quinta del Estado Zulia, Erika Carroz, bajo la egida de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, la más moderna de los cinco continentes, se atreve, y en sabia decisión, ordena, suspender el juicio contra los cuatro hermanos Yukpas, entre esos la del Cacique Sabino Izarra.

Esta, había sido hasta ahora, una de las más horrendas desviaciones jurídico-políticas que se hayan cometido dentro de esta noble y aguerrida revolución socialista y Bolivariana.

Este juicio que se mantenía desde el año 2009, como maldición de la invasión española, igual todo se origino nuevamente un 12 de octubre.

El Socialismo del Siglo XXI tiene que ser de una sola pieza, mientras marchamos e incluso defendemos y exigimos en organismos mundiales como la OEA. ONU. UNASUR, hasta en instancias africanas y árabes la inmediata libertad de los “Cinco Héroes Cubanos” pegamos afiches con sus rostros dibujados denunciadores de la oprobiosa “justicia” norteamericana de cadenas perpetuoas, hacemos murales y escribimos pintas en paredes para que el pueblo las vea y la canalla las recuerde, nosotros aquí, tenemos encarcelados a nuestros hermanos indígenas, esto es un acto de vergüenza revolucionaria, el cual nunca nadie en la historia nos perdonara.

Como igual de injusto a la constitución, es el actual encarcelamiento de nuestro hermano universitario Williams Sanguino, muchacho de veinte y tres años, oriundo del Estado Táchira, estudiante del segundo semestre de Licenciatura en Actividad Física y Salud, carrera dada por la Universidad Iberoamericana del Deporte con sede en la Universidad Bolivariana de Venezuela, (UBV) Misión Sucre en la ciudad de San Cristóbal.

Quien por defender la sede de la UBV de la guarimba del pasado diciembre, hoy está preso en el Centro Penitenciario de Occidente, Santa Ana Estado Táchira, acusado de Homicidio Calificado. Cuando todos saben que quien origino estos hechos de violencia fue el gobernador copeyano Cesar Pérez Vivas.

Con el caso del Cacique Sabino, ahora se asienta una gran jurisprudencia nunca antes vista en defensa de nuestros hermanos indígenas, igual se ordeno revisar las terribles condiciones de reclusión en que los tenían sometidos, a las cuales cientos de ciudadanos denunciamos hasta el cansancio, pero la prepotencia judicial, enquistada en tribunales, Fiscalía, alcanzando hasta funcionarios policiales y militares, desfachatadamente desoyó.

Ahora, un tribunal de la Republica acaba de sentar histórica decisión jamás vista en siglos en nuestro país, toda en defensa de los más débiles hermanos.

Siete meses tuvieron que pasar, fueron doscientos días con sus noches, para que entendiesen que el juicio tenía que erradicarse dentro de la “Jurisdicción Indígena”.

Esta decisión le ordena al Ministerio Publico estudiar la posibilidad de traslado al Tokuko, La Sierra de Perijá, para los indígenas que mantenían presos. Están obligados a trasladarlos y entregarlos a sus jueces naturales.

Igual se puso de manifiesto la actuación de la Presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional, Nohelí Pocaterra al exigir a la Presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales, la obligación a aceptar un Amparo Constitucional para cuatro de sus hermanos.

Siempre fue un abuso de proporciones desbordantes haberlos tenido detenidos en el Fuerte Macoa, como si fuesen un tipo de delincuentes especiales, raros o únicos, esto los humillo al no habérseles permitido dirimir sus conflictos bajo las legendarias y sabias leyes indígenas.

El artículo 260 de la Constitución establece que cuando se suscitan problemas entre indígenas y en territorio indígena, deben ser atendidos por sus miembros, porque se reconoce que sus problemas, son de ellos.

Igualmente La Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas y el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, recomienda cualquier sanción, menos el encarcelamiento, porque de esta manera se desconoce la realidad sociocultural de nuestros pueblos.

Desde estas sencillas líneas le felicito, Jueza Quinta del Estado Zulia, Erika Carroz, yo no le conozco, ni sé donde ubicarle, pero seguro estoy que cualquier amigo anónimo le hará llegar estas letras donde sinceramente expreso que usted hizo un magistral y espiritual acto de justicia, usted acaba de cambiar para siempre la penosa situación de nuestros hermanos indígenas, para que más nunca sean juzgados por tribunales que no les corresponden.

Usted es de las nuevas juezas defensoras de la moderna Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela, siempre manténgase abrazada a ella.

Miguel A. Jaimes
venezuela01@gmail.com
@migueljaimes2



Tu opinión es importante. Escribe un comentario