Autoridades bolivianas viajan a Panduro para solucionar protesta de la COB

Por • 11 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Los representantes gubernamentales viajaron hasta la localidad de Panduro para dialogar con los líderes de la Central Obrera Boliviana y lograr un acuerdo que beneficie a ambas partes. A la par de esta reunión el presidente Morales sostiene un encuentro con representantes de sindicatos de la provincia rural de Caranavi y Alto Beni para concretar el lugar donde se instalará una planta procesadora de cítricos.

El ministro de la Presidencia de Bolivia, Oscar Coca, junto con el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Edgardo Vásquez, se dirigieron este martes a la localidad de Panduro (a más de 100 kilómetros de La Paz), para dialogar con los líderes de la unitaria Central Obrera Boliviana (COB), quienes exigen un aumento de salarios mayor al 5 por ciento propuesto por el Ejecutivo.

Así lo dio a conocer la ministra de Trabajo de Bolivia, Carmen Trujillo, en una entrevista exclusiva para teleSUR, donde explicó que los representantes del Gobierno están reunidos con los líderes de la COB para lograr “levantar el paro que tenemos”.

Por su parte, el colaborador de teleSUR en Bolivia, Freddy Morales, informó que los movimientos sindicales continuarán exigiendo a las autoridades “un incremento salarial superior al 5 por ciento (…) además tomarán una posición y responderán a la propuesta del Gobierno realizada el pasado domingo donde se presentaba un incremento mayor del 5 por ciento para aquellos que devengaran hasta 150 dólares al mes o menos, y a los que ganaran montos superiores a este, el aumento será proporcionalmente menor”.

Al encuentro acuden unos 300 manifestantes que caminaron por siente horas desde la localidad de Caracollo, en el departamento de Oruro (oeste) hasta la localidad de Panduro.

La ministra del Trabajo explicó que dentro de los puntos propuestos por el Gobierno de Evo Morales se encuentra la rebaja de la edad de jubilación.

“Primeramente se rebajó de 65 a 60 años y con la COB llegamos a 58 años”, indicó.

Por su parte, el portavoz presidencial, Iván Canelas, felicitó a maestros y empleados de la salud que desoyeron los llamados de un sector radical de la COB que llamó a una huelga general indefinida en Bolivia, de efecto estéril y que este martes cumplía su segundo día en medio de la más absoluta tranquilidad laboral en este país.

A la par de esta reunión, el presidente boliviano sostiene un encuentro con representantes de una organización agraria de la provincia rural de Caranavi, al oeste de Bolivia, donde dialogarán sobre el enfrentamiento entre las federaciones agrarias de Caranavi y Alto Beni quienes se disputan la sede de una planta procesadora de cítricos.

Estas organizaciones cerraron la carretera que conduce a La Paz durante casi dos semanas y resistieron con armas de fuego una operación de la Policía que liberó la vía, de alto tránsito comercial, este fin de semana.

Desde entonces la fuerza pública, que sufrió nueve bajas en la operación, entre ellas el comandante de la Policía de La Paz, Ciro Farfán, alcanzado por un disparo cerca del corazón, controla el mantenimiento del orden en Caranavi.

En este sentido, Canelas descartó de plano una crisis de gabinete y cerró la posibilidad de la dimisión del ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, tal como piden líderes de la protesta de Caranavi.

El presidente Morales había manifestado su satisfacción por el fracaso del llamado a huelga de la COB al tiempo que saludó la decisión individual de los trabajadores de su país de desoír la convocatoria.

“No hay ninguna huelga general indefinida, felicidades a los compañeros trabajadores”, afirmó el Morales la noche de este lunes, durante un congreso de mujeres campesinas en la región boliviana del Chapare, región del este del país suramericano.

Asimismo, Morales felicitó a los profesores y docentes que tampoco atendieron el llamado a paro de la COB, con lo cual respetaron el derecho de los ciudadanos de tener acceso a la educación.

“Quisiéramos que todos los profesores sean responsables en tema de educación, pero no solamente con el tema de educación sino también con la Patria”, dijo el jefe de Estado boliviano.

Recordó que, entre los años de 2002 y 2005, la inflación en Bolivia se ubicaba por encima de los aumentos salariales, mientras que desde que inició su Gobierno, en 2006, el salario de los trabajadores bolivianos se ha incrementado en 40,7 por ciento, sin incluir la propuesta actual de cinco por ciento.

“¿Antes qué hacían? La inflación era de cinco por ciento y el incremento salarial era de tres o cuatro por ciento. Ahora la inflación es menos y el incremento es más”, sostuvo Morales.

teleSUR-ABI/ dag – FC



Tu opinión es importante. Escribe un comentario