Cambio Climático. Lo único que hace falta es un líder con decisión

Por • 10 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Estimados camaradas socialistas, en estos días próximos pasados, he podido leer con mucho detenimiento todos los documentos, artículos, decisiones, sugerencias, en fin, todo lo que se ha publicado, en torno a la reunión por la tierra realizada en la hermana república de Bolivia, en donde, en honor a la verdad, han salido una serie de muy buenas ideas y unas mejores propuestas, pero que al fin del cuento no dejan de ser eso, letra muerta en papel muerto.

Tengo que reconocer que este tema es muy delicado y harto complejo, pero si lo miramos bien, no es más complejo, ni difícil, que la mayoría de las decisiones importantes que tenemos que tomar, nosotros mismos, a lo largo de nuestras vidas. Estas decisiones cuando conllevan una enorme carga de sacrificio y un enorme factor de cambio en nuestra manera de vivir la vida previamente a esta decisión, traen consigo una enorme reticencia, de nuestra parte, a ponerlas en marcha, aun a sabiendas que son muy importantes para nuestra vida.

Pues bien, en política pasa exactamente lo mismo, se presentan decisiones, que si bien a priori, parecen que tienen una solución más que obvia, la realidad es que esta “obvia solución” conllevara consigo un profundo y tal vez muy traumático cambio para la población del país que este político rige, lo que hace que esta solución, inicialmente muy obvia, pase a ser casi imposible de implementar y en este tenor, está el problema del cambio climático.

El problema del cambio climático tiene una solución más que obvia y que no es otra que DEJAR DE CONTAMINAR DE MANERA INMEDIATA. Así de fácil y claro, no es una solución difícil, ni muy complicada, pero desde el punto de vista político, es casi imposible de implementar, ya que esta inmediata acción de paralización de la contaminación trae consigo, al mismo tiempo, una inmediata paralización de esa palabrita que tanto daño hace al mundo, pero que tanto miedo le tienen los líderes políticos del mundo y esta palabrita es “PROGRESO CONTINUO”.

Creo que llego la hora de llamar las cosas por su nombre, si realmente queremos ser ecologistas, si realmente queremos salvar el planeta para nuestros hijos y nietos, si realmente queremos llevar una vida más humana, más cónsona a nuestra verdadera forma de ser, lo unico que debemos hacer es detener, de una vez por todas, a esa nefasta palabrita del “PROGRESO CONTINUO”.

Hay que tener coraje y muchos pantalones, para tomar una decisión así; y es fácil, muy fácil, ya que solo se deben tomar tres decisiones simultaneas, solo tres, una que implica al suelo, otra al agua y otra al aire y ojo, no me considero ningún gurú de la ecología, estas tres propuestas, son las que enunciadas de una u otra forma, vemos aparecer en todos los foros que tienen que ver con la ecología y la conservación de la naturaleza a nivel mundial.

Estas tres medidas no son otras que: No se permitirá la tala de “NINGUN” árbol mas en nuestros países, esto implica que aquellos bosques que ya han sido destinados para la obtención de madera, seguirán siendo la fuente de esta industria, pero todos y absolutamente todos, los arboles que se encuenytren para este momento en las zonas protegidas ecológicamente, pasan a ser patrimonio mundial y no se les pueden talar, PARA NINGUN FIN. No se permitirá la contaminación de ninguna gota de agua más en nuestros países, eso significa que aquellos ríos que hoy en día son usados como vertederos de basura se deberán tratar de limpiar, pero no se deberá permitir, BAJO NINGUN CONCEPTO, la contaminación de una gota más de los ríos potables, fuentes y lagos, que hoy se tengan en el país, caso contrario se hara una legislación lo más severa posible, para todos los que incumplan y se procederá, de manera inmediata, a la limpieza de esta fuente de agua. No se permitirá la instalación de una planta más en nuestros países que genere contaminación, no importa el progreso que esta traiga, no importa las fuentes de empleo, si contamina no se permite instalarla.

Ven que fácil es ser verdaderamente ecológicos, no hay que hacer grandes planificaciones, ni cambiar grandes sistemas económicos, lo único que hay que tener es guáramo y un verdadero corazón ecologista. Es lógico, que en el primer apartado habrá más de uno que dirá que hacen falta tierras cultivables para nuestra creciente población y yo les diré, que lo único que hace falta es planificación, la primera tendiente a educar a la colectividad, que traer en estos tiempos un ser humano al mundo debe ser un acto de sumo amor y máxima responsabilidad, sino, debe conllevar una fuerte carga impositiva a la pareja irresponsable que lleve adelante una paternidad irresponsable.

El segundo punto de planificación es el aprovechamiento integral de las tierras que tenemos en estos momentos para cultivar. Hoy en día, está más que claro, que los actuales suelos de cultivo son capaces de darnos alimento a todos los seres humanos y soportan aun, un cierto crecimiento lógico, entonces, lo que hay es que planificar y aprovechar de manera efectiva todos nuestros suelos altamente cultivables.

La segunda propuesta también traerá consigo una alta reticencia, ya que se dirá que el crecimiento poblacional traerá consigo la creación de nuevas urbes en nuestros países y yo le responderé lo mismo que en el apartado anterior, planificación es lo que hace falta, no es posible que el 50% de los venezolanos vivamos en el 10% del territorio nacional, eso es absurdo y necesita una fuerte y clara planificación.

La tercera de mis propuestas, seguramente será la más atacada, ya que el PROGRESO CONSTANTE conlleva una carga y destrucción permanente sobre los recursos minerales y naturales, así como, una enorme presión, por la creación de nuevos centros de producción y nuevos centros de acopio de basura y la respuesta a esto es más que lógica, el ser humano debe entender que le llegó la hora de priorizar sus necesidades, es decir, que si para que todos tengamos un celular, necesitamos montar unas plantas altamente contaminantes, yo les diré, que mis padres, mis abuelos y toda mi familia antes que ellos, vivieron sin celular y llevaron una vida muy feliz, así que debemos pensar, claramente, que queremos, o un falso PROGRESO CONSTANTE, altamente contaminante, o realmente queremos salvar a nuestro planeta.

Como me encantaría ver que nuestro líder, el comandante presidente Hugo Chávez, antes de reunirse en la próxima cumbre climática, llevase el ejemplo de nuestra bella Venezuela, en donde, a través, de una legislación agresiva tomemos las verdaderas medidas ecológicas, sin esperar a que el imperio cambie, sin perder el tiempo acusando y exigiendo sanciones y ojo que todo esto hay que hacerlo, pero en verdad, si queremos cambiar al mundo primero debemos cambiar nosotros, así que la decisión debe empezar en Venezuela, después llevarla al Alba, luego a la Unasur y por último, a la conferencia climática y así, que poder tendríamos en ese momento, que gran poder moral y que gran poder para exigir al resto del mundo que por lo menos nos traten de imitar.

Esto sería realmente maravilloso y aunque ningún país de la Unasur nos siguiera y que ningún país del Alba se nos uniera, eso sería de poco valor, ya que nuestro ejemplo seria el verdadero faro a seguir en lo que al cambio climático se refiere, pero en fin, como ya dije al principio, lo que hace falta es GUARAMO y no pistoladas y fantochadas y exigencias y pataleos, comandante si en verdad quiere cambiar el clima del mundo y salvar el planeta empiece por Venezuela, es ahí donde está el epicentro del futuro cambio y dejémonos de pedir tanta tontería sin hacer nosotros nada, así que manos a la obra y recuerden siempre, lo peor que podemos hacer, es no hacer nada.

Alfredo Domínguez Fernández pito0726@hotmail.com.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario