Analizan variantes para detener derrame petrolero en golfo de México

Por • 10 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Expertos estadounidenses y de la empresa British Petroleum (BP) analizan este domingo opciones para detener el derrame de petróleo en el golfo de México tras fallar este sábado un intento inicial mediante una campana de concreto y acero.

La formación de cristales parecidos al hielo (hidratos de gas) obligó el sábado a las cuadrillas de trabajadores a postergar el plan que usaría la estructura de 100 toneladas de peso para contener la fuga del crudo.

Según Doug Suttles, director de explotación de la BP evalúan otras opciones para evitar la que sería la mayor agresión contra el medio en Estados Unidos desde el derrame del buque Exxon Valdez en 1989, en Alaska.

Tras admitir que lo intentado anoche ‘no funcionó’, Suttles agregó que ‘exploramos soluciones para absorber el carburante e incluso taponar el agujero con un líquido más pesado que el petróleo’.

Explicó que entre los métodos considerados para absorber el crudo está tapar el agujero inyectando un material especial desde un pozo alternativo en perforación, reseñó Prensa Latina.

Las soluciones hasta ahora presentadas y aplicadas a la contaminación de las aguas dejan insatisfechos a los ambientalistas, según los cuales los mismos diluyentes duplican la contaminación.

Robert Perciasepe, subdirector de la Agencia estadounidense de Protección del Medio Ambiente (EPA), valoró los esfuerzos para detener la marea negra pero, aclaró, el derrame tendrá un impacto ecológico enorme.

Mientras se tensa la situación, la Guardia Costera informó que restos de alquitrán llegaron el sábado a la isla de Dauphin, en Alabama. La formación es parte de la barrera existente a la entrada de la bahía de Mobile, a unos cinco kilómetros de la costa.

La primera muestra de petróleo en tierra fue reportada el viernes en áreas de las islas Chandeleur, que forman parte del Refugio Nacional de Vida Salvaje de Breton, en Louisiana.

Además del impacto económico para la pesca y el turismo en los estados de Louisiana, Alabama, Mississippi y Florida, la marea negra puede afectar a 24 refugios de vida silvestre, señalan organizaciones ecologista.

El intento de detener la tragedia prosigue, mientras el Congreso estadounidense comienza a moverse para llevar el caso a debate y buscar los responsables entre las empresas, sin descontar al gobierno.

ABN 09/05/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario