Miles de pasajeros, pendientes de la nube de ceniza para poder volar

Por • 9 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El norte de Italia, Francia, Portugal, Alemania, Austria y Croacia cierran parcialmente sus espacios aéreos / En España, 3 permanecen inoperativos

Miles de pasajeros se ven afectados por la nube de ceniza procedentes del volcán islandés Eyjafjalla. El espacio aéreo de distintas zonas de Europa permanece cerrado mientras que en otros países el tráfico por aire se ha desarrollado de forma intermitente. En España, la nube volcánica mantiene cerrados 6 aeropuertos. AENA cerró a las 16.00 horas los aeropuertos de Bilbao, Asturias, León, Santander, Valladolid y Burgos. Los de A Coruña, Vigo y Santiago de Compostela están abiertos desde las 17.00 horas. El sábado se llegaron a cerrar un total de 20 aeródromos en España, incluido El Prat de Barcelona.

Alemania
Las autoridades aéreas alemanas cerraron el espacio aéreo de Múnich y de otros aeropuertos cercanos a la capital bávara, como Augsburgo y Memmingen, así como el de Stuttgart, en el vecino estado de Baden Württemberg. El cierre comportó la cancelación del tráfico aéreo en el aeropuerto internacional muniqués y otros aeródromos locales, a partir de las 15.00 horas locales (13.00 GMT) tras detectarse una alta concentración de cenizas. Una hora después, la medida se extendió hacia Stuttgart, asimismo internacional, y el resto de la región de Baden-Baden, por un tiempo aún indeterminado, aunque se estima que prolongará por varias horas.

En norte de Italia
En Italia, la organización responsable de la aviación civil, ENAC, ha ordenado el cierre de gran parte del espacio aéreo del norte del país. Las cancelaciones comenzaron a las 8.00 horas. En cualquier caso los principales aeropuertos del noreste del país –Venecia, Trieste o Rímini– permanecerán abiertos, indicó la ENAC. El Centro de Avisos para Ceniza Volcánica informó este domingo de que la ceniza permanecerá sobre Italia al menos hasta la tarde del domingo.

Irlanda y Francia
Irlanda también tiene previsto restringir el tráfico en los aeropuertos del oeste del país este mismo domingo y Francia informó de la cancelación de unos 30 vuelos con origen en París y destino en el sur de Europa, aunque el espacio aéreo galo sigue abierto.

Austria
Las autoridades austríacas también han ordenado hoy el cierre parcial del espacio aéreo. Según informó la agencia austríaca APA, los aeropuertos de Viena, Insbruck, Salzburgo y Linz han paralizado los despejes y aterrizajes y el tráfico no se normalizará hasta el lunes por la mañana, una vez que se compruebe el grado de concentración de cenizas. El aeropuerto de Viena, el mas importante del país alpino, mantendrá la restricción a partir de la medianoche y hasta las 05.00 de la madrugada.

Croacia
El espacio aéreo sobre la costa central del mar Adriático en Croacia también ha sido cerrado hoy. Según informó el organismo croata de control de Transporte Aéreo, la clausura afecta a los vuelos que cruzan esta zona hasta una altura de 6.000 metros. El cierre afecta a los aeropuertos de las ciudades de Zadar y Split. Croatian Airlines ha tenido que desviar dos vuelos debido a esta clausura. La medida, según la portavoz del Control, Zdenka Ilijas, fue tomada por recomendación de Eurocontrol y siguiendo los datos meteorológicos disponibles.

Portugal
El aeropuerto Francisco Sá Carneiro de Oporto -norte de Portugal- y el del archipiélago atlántico de Las Azores -a 1.500 kilómetros de Lisboa- siguen cerrados. Según informó Aeropuertos de Portugal (ANA), los aeropuertos de Lisboa, el de mayor tráfico, y el del archipiélago de Madeira -a unos 1.000 kilómetros de la capital lusa- también han sufrido perturbaciones durante la jornada.

Hasta las 23.00 horas GMT de hoy, el Instituto de Meteorología (IM) de Portugal prevé que las cenizas volcánicas alcancen la parte continental del país y los archipiélagos de Las Azores y Madeira. Según Navegación Aérea de Portugal (Nav Portugal), los aeropuertos de Oporto y Azores tendrán los vuelos suspendidos hasta las 23.00 horas GMT de mañana.

LaVanguardia.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario