Libertad para Williams Sanguino

Por • 7 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

¿QUIEN ES WILLIAMS SANGUINO?

Los últimos días del mes de noviembre se unían con los primeros del mes de diciembre del año dos mil nueve, cuando sectores de estudiantes opositores al gobierno bolivariano, “inocentes” Manos Blancas, calentaban la calle, esto termino en una fuerte guarimba en varios Estados del país, sobre todo en Mérida y Táchira.

Varias universidades públicas y privadas suspendieron actividades, entre esas el Núcleo Universitario de la Universidad de Los Andes (NUTULA) y la Universidad Católica del Táchira (UCAT), ambas situadas en la no muy apacible ciudad de San Cristóbal.

Mientras que el Rector de la Universidad Nacional del Táchira, (UNET) Sánchez Frank, abierto opositor, hacia lo suyo, se le veía directa e impunemente al lado de sus “muchachos”, todos encapuchados, quien hizo todo lo posible por levantar la medida de suspensión de actividades en su recinto, extendiendo clases por una semana más.

Incluso, al lado de Sánchez Frank los encapuchados disparaban varios calibres de armas de fuego contra la sede de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), esta situación se presenta reiteradamente, ya que por uno de sus costados estás universidades queda una al lado de la otra, separadas solo por la llamada, avenida Universidad.

Era el día ocho de diciembre, cuando después del medio día anuncian que un estudiante ha sido baleado, Jesús Eduardo Ramírez, un adolescente, estudiante de la UNET.

A los pocos minutos ya estaban en el sitio de la batalla campal los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminológicas (CICPC), junto al lado de los encapuchados opositores rescataban evidencias.

Al siguiente día detenían a Williams Sanguino, hoy imputado por Homicidio Calificado, joven es militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). (Esta es su Cedula de Identidad: 16.981.013)

Ahora, quien es ¿Williams Esteban Sanguino Vivas? es un muchacho de veinte y tres años, oriundo del Estado Táchira, estudia segundo semestre de licenciatura en Actividad Física y Salud, carrera dada por la Universidad Iberoamericana del Deporte con sede en la Universidad Bolivariana de Venezuela, (UBV) Misión Sucre en la ciudad de San Cristóbal.

Hoy, lleva más de cinco meses preso en el Departamento de Procesados Militares del Centro Penitenciario de Occidente en Santa Ana, Municipio Córdoba, Estado Táchira, acusado penalmente por supuestamente asesinar al estudiante Jesús Eduardo de la UNET.

Muchas dudas y preguntas encierran este caso que desde un principio ha sido viciado, forzado las más absurdas conjeturas, una de las que más ha llamado la atención es: ¿Por qué la Fiscalía General de la Republica no ordena aun la reconstrucción de los hechos?

¿Por qué la DISIP allana un hogar buscando supuestos implicados que nunca encontró?, utilizando métodos de la Cuarta Republica, destrozando todo lo que encontraron, ¿acaso nuestros funcionarios de este cuerpo policial, hoy llamada Inteligencia Bolivariana, siguen siendo los mismos de ante?

Esto también va con los del CICPC, quienes tuvieron un comportamiento muy separado de lo Bolivariano que dicen ser, cuando los agraviados de la UBV fueron a tratar de ayudar en las investigaciones, han sido tratados desde el Director en adelante con un estilo lo bastante represivo, amenazador.

¿Será que antes las órdenes del Presidente de la Republica y del Ministro de Interior y Justicia, solo bastaba buscar cualquier culpable para quedar bien?

Por Dios, ojala y esto no siga siendo de esta manera, acuérdense cuando se hundió el gobierno de Carlos Andrés Pérez, entre otras cosas, el país estaba sumergido en una total impunidad y brotaban por todas partes los abusos policiales.

Las policías son cuerpos muy importantes, necesarios e imprescindibles en este proceso bolivariano, todos debemos respetarles y colaborar cuando ellos así lo ameriten, porque la seguridad ciudadana para un país es responsabilidad de todos, pero, si no se sancionan ejemplarmente los abusos policiales seremos parte de la misma historia donde cientos de gobiernos en todas partes del mundo se han caído por el abuso de los mismos, y esto aquí, no estamos dispuestos a permitirlo, ya los López Sisco, los Iván Simonovis, los Lázaro Forero, no están, muchos debieran ver como terminaron estos “súper policías”.

En la misma idea, sobran las imágenes, fotos y videos, donde se va a la Policía del Estado Táchira departiendo en sendas conversaciones con los encapuchados, hasta tomaban Gatorade y comiendo juntos, pero nada hicieron por al menos intentar detener lo que allí paso, miren hoy las consecuencias.

Recuerden cuando el mismo Mandatario Nacional en un Alo Presidente, justo antes de estos lamentables hechos, pedía que esta policía fuese inmediatamente intervenida, o es que acaso nadie se percata como estos casos son tan premeditados en este Estado opositor, ¿acaso el Gobernador Pérez Vivas no es el cuentandante de este cuerpo policial?

Muchas verdades están ocultas en este caso, y como siempre el cordel revienta por lo más débil, y aquí el débil es Williams Sanguino.

Lean bien esto, a solo horas de anunciarse el deceso del estudiante Jesús Eduardo, todas las paredes de la ciudad estaban llenas de grafitis los cuales decían: “Chavistas Asesinos” “Barbarie Roja Asesina”.

Parece que a varias instituciones del Estado y a otros cuantos organismos más, debemos explicarle lo que significa la “Construcción de Escenarios”.

Hay demasiados vicios en el injusto y premeditado encarcelamiento de Williams Sanguino, y a esta situación de abuso de poder por parte de importantes instituciones del Estado Bolivariano, deben ser revisadas.

A un Hombre Bolivariano no se le empuja a hacerlo culpable obligadamente.

Miguel A. Jaimes
venezuela01@gmail.com
05 de mayo de 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario