Desapareció venta de carne en mercado de Puerto La Cruz

Por • 7 May, 2010 • Sección: Economia, Municipio Sotillo

Vendedores dan como solución que el gobierno les provea el producto

Los 126 carniceros que hacen vida en el Mercado Municipal de Sotillo, paralizaron sus actividades en día de ayer, por temor a ser multados por las autoridades. En una reunión, que terminó con una visita a las instalaciones del Instituto de Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, (Indepabis), los vendedores del rubro, aseguraron trabajar con miedo, por lo que decidieron no abrir sus santamarías, hasta que consigan una solución.

José Sosa, vocero de los comerciantes, afirmó, que ellos sólo se ajustan al precio en que les venden el kilo, ya que deben tener un margen de ganancia de por lo menos el 30%, puesto a que pagan los servicios y a los trabajadores. “Los proveedores son quienes deben ser perseguidos y a quienes se les tiene que fiscalizar, ya que nosotros la compramos a 16,5 bolívares fuertes el kilo, y el gobierno nos está obligando a venderla en 17 bolívares, por lo que si ellos bajaran el precio, nosotros también, esto es una cadena”, dijo Sosa.

Manifestó, que otra de la solución planteada es que el mismo estado sea quien les provea de la carne a menor costo, para que los vendedores se puedan adaptar. “Nos sentimos como unos criminales, ya son 25 los compañeros que han sido detenidos, y sin razón, otros están cerrando sus negocios, porque las multas son cuantiosas y no tienen como pagarlas”, sostuvo el vocero de los carniceros. En cuanto a las pérdidas, registran un total de 800 bolívares fuertes por puesto, sin embargo, para el día de hoy la situación será la misma, ya que esperan tomar otras acciones.

Nazareth MontillaVendedores dan como solución que el gobierno les provea el producto
Desapareció venta de carne
en mercado de Puerto La Cruz

Los 126 carniceros que hacen vida en el Mercado Municipal de Sotillo, paralizaron sus actividades en día de ayer, por temor a ser multados por las autoridades. En una reunión, que terminó con una visita a las instalaciones del Instituto de Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, (Indepabis), los vendedores del rubro, aseguraron trabajar con miedo, por lo que decidieron no abrir sus santamarías, hasta que consigan una solución.

José Sosa, vocero de los comerciantes, afirmó, que ellos sólo se ajustan al precio en que les venden el kilo, ya que deben tener un margen de ganancia de por lo menos el 30%, puesto a que pagan los servicios y a los trabajadores. “Los proveedores son quienes deben ser perseguidos y a quienes se les tiene que fiscalizar, ya que nosotros la compramos a 16,5 bolívares fuertes el kilo, y el gobierno nos está obligando a venderla en 17 bolívares, por lo que si ellos bajaran el precio, nosotros también, esto es una cadena”, dijo Sosa.

Manifestó, que otra de la solución planteada es que el mismo estado sea quien les provea de la carne a menor costo, para que los vendedores se puedan adaptar. “Nos sentimos como unos criminales, ya son 25 los compañeros que han sido detenidos, y sin razón, otros están cerrando sus negocios, porque las multas son cuantiosas y no tienen como pagarlas”, sostuvo el vocero de los carniceros. En cuanto a las pérdidas, registran un total de 800 bolívares fuertes por puesto, sin embargo, para el día de hoy la situación será la misma, ya que esperan tomar otras acciones.

Nazareth Montilla
Diario Metropolitano
07/05/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario