Colombia y los fariseos del voto

Por • 7 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Ruralidades

Hermanos, acá los padecemos desde donde menos se espera que la serpiente mute en bejuco. Pero los estamos cazando y los acorralaremos aunque penetren por los caminos verdes que comunican con tan larga y abierta frontera. Ya atemorizaron a unos dos millones de compatriotas de los barrios más desposeídos, por lo que la votación onceava que propuso la reforma constitucional la perdió el pueblo, lo que dio lugar para que los corifeos de la prensa empresarial y golpista repicaran campanas por una fugaz celebración.
Camaradas colombianos, son ustedes testigos de primera clase en cuanto a que los venezolanos y venezolanas, de no ser por las cizañas de las oligarquías contra el gobierno de la Patria de Miranda, Simón Bolívar; Antonio José de Sucre y José Antonio Anzoátegui y, muy importante, por el peligro para la región si se impusieran allá los fariseos del voto, desde este país no exteriorizaríamos ninguna preocupación. Preocupación que por cierto no tiene parangón con el hecho que desde ya están contratando mercenarios para que, encapuchados como en Honduras, empiecen con las prácticas de amedrentamiento y muerte para imponer al lobo colombiano vestido como santo.

Por otra parte, aunque en el mismo orden de ideas, el mundo es testigo, en cuanto a que no es desde Venezuela que se usan esos “caminos verdes” para el tráfico de las farsas que vienen desde allá y de la extracción de la comida de nuestro pueblo que la oligarquía, con la complicidad de testaferros, se lleva de nuestro país. Entonces, si es el mismo tipo que cuando oficial de menor jerarquía se solazaba y aun goza de los alimentos que le quitan de la boca a 28 millones de compatriotas, entre ellos cuatro millones de colombianos, amen de centenares de todos los países del mundo que conviven con nosotros, aquella oligarquía y la de acá, no pueden esperar menos que una voz de protesta para que sepan los pueblos que cuando el presidente Hugo Chávez señala los peligros de una candidatura en el hermano país de Colombia, no lo hace para inmiscuirse en la política interna de nuestros hermanos. Sí para alertar en el sentido de que a la región entera no le conviene un Micheletti más, con el peligroso añadido de las siete bases militares para amedrentarnos por si alguna vez se nos ocurre emprender una campaña contra la producción de la droga maldita que allá cosechan y que, descaradamente, pretenden endilgarnos el papel de “mula” internacional porque expulsamos de aquí a su simulado agente de distribución con todo y sus tentáculos.

Titulamos “….los fariseos del voto” en concordancia con las actividades del nuevo contratado por el candidato del Pentágono, con pretensiones de imponerse por la fuerza si es necesario. Y con esa fuerza va implícita la política de los llamados “falsos positivos” que no podrán ser controlados mas que con la vigilancia del pueblo. Por eso a ese pueblo valiente de Gaitán, va este alerta de un venezolano que, a distancia, vio correr la sangre de ese gran líder y que su pueblo no ha podido recoger. Que un José (Cheo) Velásquez quiso honrar y lo mataron en el intento, como han matado a centenares de miles de colombianos y empujado a millones de seres humanos fuera de su Patria. Es esto lo que no quiere Hugo Chávez Frías que continúe en nuestra hermana Colombia y mucho menos que esos fariseos, vestidos de santo, se metan con nosotros y con los demás países de la región, validos de sus
siete bases y del apoyo del Pentágono.

Patria, Socialismo o barbarie.

Pedro Méndez
pedromendez_bna@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario