Venezuela califica de discriminatorio sanciones en desarme nuclear

Por • 6 May, 2010 • Sección: Opinión

Embajador Jorgue Valero

El representante permanente en la ONU reivindicó el derecho soberano que asiste a las naciones de desarrollar su industria nuclear con fines pacíficos y de conformidad con lo dispuesto en los artículos I y II del TNP

La República Bolivariana de Venezuela rechazó la pretensión de mantener prácticas discriminatorias que vulneran principios de igualdad jurídica de los Estados, y cuestionó que se trate de imponer a algunos países el cumplimiento de obligaciones resultantes de acuerdos internacionales, mientras que a otros se les exime de ellas.

Así lo manifestó el representante permanente de Venezuela ante las Naciones Unidas, embajador Jorge Valero, durante la apertura de la Conferencia de Examen de 2010 de la Organización sobre el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP), en la sede de la ONU en Nueva York.

En su intervención, el diplomático venezolano, reivindicó el derecho soberano que asiste a los Estados a desarrollar su industria nuclear con fines pacíficos y de conformidad con lo dispuesto en los artículos I y II del TNP.

Al tiempo que reafirmó el rechazo de Venezuela a los intentos que pretenden desvirtuar la naturaleza y alcance de esas disposiciones con acciones que vulneran la integridad del Tratado.

En este sentido, enfatizó que el gobierno venezolano, observa “con preocupación que un grupo de países ha venido ejerciendo presiones contra la República Islámica de Irán, para obligarla a renunciar a su legítimo derecho de desarrollar su industria nuclear, en procura de su independencia tecnológica y diversificación de sus fuentes de abastecimiento energético”.

Durante su intervención, el embajador Valero hizo un llamado para que cese este tipo de presiones, con el objeto de facilitar una solución política y negociada que tome en cuenta, tanto los intereses de la República Islámica de Irán, como los del Organismo Internacional de la Energía Autonómica (OIEA).

Aseguró que “la autoridad de este foro se ha visto afectada debido a la politización de este asunto, por parte de algunos países, al llevarlo a otras instancias ajenas al carácter técnico del sistema de salvaguardias”, advirtió.

Consideró favorable el establecimiento de Zonas Libres de Armas Nucleares, sobre la base de acuerdos libremente concertados entre los Estados que la integran y ratificó el respaldo de Venezuela a la implementación de una zona libre de armas nucleares en el Oriente Medio, conforme a las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Resulta indispensable que Israel, único país de la región que no se ha adherido al TNP, ni declarado su intención de hacerlo, renuncie a poseer armas nucleares, adhiera este tratado sin mayor dilación, y someta sus instalaciones nucleares al régimen de salvaguardias totales del (OIEA), con arreglo a la resolución 487 (1981) del Consejo de Seguridad”, demandó el diplomático venezolano.

El Embajador dijo también que los esfuerzos internacionales en la esfera de la no proliferación nuclear, deben ser simultáneos a los objetivos del desarme nuclear que aun están pendientes, y que corresponde a los países poseedores de armas nucleares la mayor responsabilidad en la aplicación de las medidas tendientes a reducir y eliminar sus arsenales nucleares, en consonancia con la letra y el espíritu del TNP.

Lamentó la falta de voluntad política de algunas potencias nucleares para honrar sus compromisos internacionales, al tiempo que reafirmó el compromiso de Venezuela con los objetivos de la no proliferación y el desarme nuclear, como elementos fundamentales que contribuyen al fortalecimiento de la paz y seguridad internacional.

Prensa Web RNV/MPPRE
6 Mayo 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario