UNESCO aplaude decisión de Francia sobre maoríes

Por • 5 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, aplaudió hoy la decisión de la Asamblea Nacional de Francia de permitir la restitución de las 16 cabezas maoríes momificadas a Nueva Zelanda.

Según la tradición maorí, una etnia autóctona polinesia de las islas neocelandesas, preservar las cabezas de los antepasados contribuye a mantener sus espíritus en vida.

Las cabezas maoríes que Francia va a restituir a Nueva Zelandia se encuentran en museos franceses desde el siglo XIX, aparentemente traídas a Europa por traficantes.

El Parlamento galo adoptó por unanimidad un proyecto de ley que autoriza a Francia a devolver las piezas que se encuentra en los museos de Historia natural de Rouan y Quai Branly, fundamentalmente.

“La UNESCO siempre ha defendido el debido respeto a los restos humanos y alentado su restitución”, enfatizó la titular de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

“El texto aprobado en Francia es tanto más importante porque no sólo autoriza la restitución de la cabeza de un guerrero maorí conservada en Rouan, sino que se aplica a todas las demás cabezas maoríes existentes en otras colecciones”, destacó Bokova.

En otro orden, la máxima representante de la UNESCO, expresó su preocupación sobre las negociaciones en torno a la comercialización de gran número de objetos rescatados de un barco del siglo X hundido frente a las costas de Java (Indonesia).

La subasta, programada por el Gobierno indonesio para el 5 de mayo en Yakarta, no halló comprador, por lo cual el cargamento se pondrá de nuevo en venta en una fecha no determinada.

“Sería muy desafortunado permitir la dispersión de un patrimonio de tan alto valor histórico y arqueológico, porque ello privaría tanto a los científicos como al público en general de tener acceso a él”, indicó Bokova.

Una vez que se explota un sitio arqueológico y se dispersa su contenido es imposible volver atrás. El pecio hallado frente a las costas de Cirebon tiene mucho que decirnos sobre los intercambios culturales y comerciales de aquella época en la región, agregó.

tgj/ft
Prensa Latina



Tu opinión es importante. Escribe un comentario