Sin pañuelo, Santos soplose Mockus, sin apretar el fokinyet y tirose ¡Puuum…prrrtrrrrtrrt..trrrrt..t! (¡fo!)

Por • 5 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Sin pañuelo, Santos soplose Mockus, sin apretar el fokinyet y tirose ¡Puuum…prrrtrrrrtrrt..trrrrt..t! (¡fo!).

Uribe anda como capilla sin Santos. Éste, por cierto, pretende soplarse los Mockus sin pañuelo, por lo que tiene las manos sucias y se encuentra en un contexto de enrarecido e irrespirable aire.

Para cualquiera, soplarse los Mockus sin pañuelo y sin apretar ese bicho, es decir, el fokinyet, puede ocasionar tirarse un ¡pum…prrrt.t! y etc. No olvidar que cuando el “río suena piedras trae”.

Por otra parte, Mockus, que no es Santo (de mi devoción) puede ser considerado como el Obama blanco de Colombia y va a ser colmado de atenciones exquisitas por el Obama negro. Así lo presumo porque la oligarquía colombiana no es pendeja ni nada que se le parezca. Ya, otrora, a comienzos del siglo pasado, los oligarcas colombianos vendieron parte de su territorio al gringo, me refiero a Panamá, que era territorio colombiano apetecido por el gringo para construir el Canal interoceánico.

Mockus es blando blandito, hasta pela el fokinyet públicamente como Pajulio y eso lo puede sacar a relucir Santos-El Enmascarado-para tratar de voltear la tortilla; la diferencia entre ambos, al respecto, es que mientras uno pela ese bicho en público el otro tiene que apretarlo bien apretadito, en privado. Pero, burro con burro se rasca.

La escogencia entre Santos y Mockus va a depender de una moneda falsa que ahora está en el aire, lanzada por el gringo, y que obviamente tiene dos caras o dos sellos, según sea la preferencia del gangster.

Juego con los naipes marcados, ese, el de la escogedura presidencial colombiana; salga sapo o salga rana en Colombia el gringo gana.

Pero, mientras el tictac baila su danza macabra, Santos y Uribe se miran en el espejo de Manuel Noriega.

Por otra parte, el resto de los mequetrefes presidenciales que aspiran a desguazar a la querida Colombia, a su pueblo digno y trabajador, parecen ser menos que nada, hasta blasfeman contra Chávez en vez de hacerlo contra Uribe, precisamente quien ha llevado al hermano pueblo hacia el abismo. Pero, no hay mal que dure “Cien años de Soledad”.

oceanoatlanticoguillermo@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario