Reino Unido: desafíos para un nuevo gobierno

Por • 5 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El desempleo y la pobreza, unido a una economía aún debilitada, constituirán desafíos para el nuevo gobierno que salga de las elecciones generales en Reino Unido, en la cual pugnarán conservadores, laboristas y liberal demócratas.

Unos 45 millones de votantes podrán concurrir mañana a las urnas para elegir entre la opción de la continuidad y el cambio.

El país, que todavía preserva su condición de sexta economía mundial, dentro de la élite de los más ricos, mostró un ligero incremento del Producto Interior Bruto (PIB) de 0,2 por ciento en el primer trimestre de 2010, pero algunos indicadores continúan estancados, e incluso, tienden a empeorar.

De acuerdo con un informe, emitido recientemente por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, por sus siglas en inglés), el número de desempleados aumentó en el país hasta 2,5 millones de personas, la cifra más alta registrada en los últimos 16 años.

Por otra parte, el desempleo a largo plazo, que incluye a trabajadores con más de un año sin vínculo laboral, subió en 89 mil parados hasta alcanzar los 726 mil, el número más elevado desde que el gobierno laborista llegó al poder en 1997.

Significativo resulta el incremento del paro registrado en los jóvenes entre 16 y 24 años. En ese sector la cifra de desempleados creció en cuatro mil hasta llegar a los 929 mil, según los datos de la ONS.

La Oficina también señala que la tasa de empleo en Reino Unido es ahora de 72 por ciento, la más baja desde 1996, mientras que la de paro ronda el ocho por ciento, la más elevada desde ese mismo año.

Cualquiera que sea el nuevo ocupante de Downing Street 10 (residencia del Gobierno), tomará las riendas de uno de los países más desiguales del mundo en cuanto a la redistribución de la riqueza nacional.

Luego de 13 años en el poder de manera ininterrumpida, el gobierno laborista, encabezado por el primer ministro Gordon Brown, no ha podido eliminar las trazas de las desigualdades sociales y la pobreza que afecta entre el 15 y 20 por ciento de la población británica.

Los ancianos, mujeres, niños e inmigrantes sobresalen entre los más perjudicados por las desventajas económicas, magros salarios, la recesión y la baja asistencia social gubernamental, disminuida con las políticas de reajuste presupuestario.

Reino Unido tiene una deuda de 163 mil millones de libras esterlinas (unos 187 mil millones de euros) y un déficit presupuestario casi tan alto como el de Grecia (12,7 por ciento).

Un plan de rescate pasó inadvertido en la campaña electoral previo a las elecciones, vaticinadas como la más reñida en medio siglo.

En ese escenario, el actual primer ministro, el líder conservador, David Cameron, y el jefe de los liberal demócratas, Nick Clegg, buscarán conquistar mañana a una población que espera cambios de una economía en crisis y propuestas tangibles para una sociedad desanimada.

mgt/por
Prensa Latina



Tu opinión es importante. Escribe un comentario