Paro general en Grecia deja al menos tres muertos

Por • 5 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales, Sucesos

Miles de personas se han concentrado en los alrededores del Parlamento griego para rechazar las medidas económicas que serán aprobadas este jueves. Los manifestantes han arrojado en el centro de la capital helena bombas molotov, en especial, a las vitrinas de entidades bancarias y comercios en general. Durante el incendio en un banco donde habían unas 20 personas, tres de ellas fallecieron.

Diferentes alianzas sindicales griegas lideran este miércoles un paro general en protesta contra el paquete de austeridad adoptado por el primer ministro, Giorgos Papandreou, donde se han registrado hasta los momentos tres muertos tras el incendio de una entidad bancaria.

En medio de las protestas, varios grupos de jóvenes lanzaron bombas molotov contra las vitrinas de tiendas y bancos que provocaron inicios de incendios en el centro de la capital griega, durante la quema a una entidad financiera tres persona perdieron la vida, y unas 24 personas se encontraban dentro de la oficina del Banco Marfin, según el vocero de los bomberos, Vaguelis Falaras.

Los jóvenes destruyeron también varias paradas de autobuses con barras de hierro, sin que la policía hiciera algo al respecto, según la misma fuente.

También ardió una oficina de inspección de Hacienda en el centro histórico de la capital, varios vehículos, contenedores de basura y otras pertenencias públicas, por lo que las calles principales aparecían envueltas en una humareda mezclada con los gases lacrimógenos lanzados por al policía contra las masas.

Entre los sindicatos manifestantes se encuentran la Confederación General de Trabajadores (GSEE en griego), quienes afirmaron a través de un comunicado que la huelga “era para salvar a Grecia y para dar una respuesta fuerte contra las medidas severas y de injusticia social”.

Esta manifestación es la primera que abarca todo el país durante 24 horas después de la presentación de un paquete de ahorro de unos 30 mil millones de euros en tres años, y el cuarto paro general en lo que va de 2010.

Hacia horas del mediodía, unas cien mil personas, según fuentes sindicales, y unas 25 mil, según la Policía, se han concentrado frente al Parlamento, para impedir, de alguna manera, la aprobación de este plan de austeridad que contempla, entre otras cosas, el aumento del Impuesto de Valor Agregado (IVA) por un 21 por ciento.

Ya las autoridades dieron la orden de que todos los vuelos se queden en tierra durante el día y los hospitales, que desde este martes dejaron de atender a sus pacientes, a menos que fuera una situación de emergencia, de igual forma el transporte público ha quedado suspendido y diversos comercios cerraron sus puertas pues los trabajadores privados también se unen a la huelga.

El primer ministro griego busca realizar un recorte de 30 mil millones de euros en aumento de impuestos y disminuir los presupuestos acordados por Grecia el pasado fin de semana a cambio del plan de rescate internacional de 110 mil millones de euros.

Esta medida no ha sido bien vista por la población y, según encuestas publicadas en diarios griegos, el ciudadano común considera que se le va a obligar a pagar el precio de la crisis del país, mientras existe una gran evasión fiscal.

Coincidiendo con esta información, el jefe de Estado de Grecia, Carolos Papulias, había exigido este lunes durante una reunión con Papandreou, que fueran castigados los responsables de la crisis económica por la que atraviesan, acusando directamente a los evasores de impuestos.

El presidente griego afirmó que esas personas se enriquecieron en las últimas décadas al no pagar los impuestos como debían.

“Estas medidas son injustas, porque sólo cargan a los pobres y los débiles”, afirmó el secretario general del sindicato del sector público Adedy, Ilias Iliópulos.

El líder sindical afirmó que “seguiremos con las propuestas y pediremos a los trabajadores que insistan”.

La policía desplegó unidades antidisturbios en la Plaza de Sintagma y sus alrededores para evitar el asalto a tiendas y otros establecimientos, pero la jornada terminó pacíficamente y sin mayores incidentes.

Los trabajadores se oponen a la reducción salarial, la cancelación de dos sueldos extraordinarios anuales y el recorte de pensiones de los sectores público y privado.

Según lo previsto, el Parlamento heleno deberá aprobar este jueves por vía rápida un proyecto de ley presentado por el Gobierno para sanear las cuentas fiscales en un período de tres años.

La normativa incluye un aumento en el precio del tabaco, el alcohol, los productos de lujo y la gasolina, ya en aplicación desde el lunes pasado, así como el incremento del Impuesto al Valor Agregado a partir del 1 de julio en dos puntos, del 21 al 23 por ciento.

En la actualidad, mientras los mercados mundiales se recuperan, los europeos tienden a empeorarse, pues el pasado miércoles cerraron sesión con bajas, arrastrados por la intensificación de la crisis griega.

El alza del déficit griego a 13,6 por cierto, más del estimando, generó en abril, un efecto contagio a otras importantes bolsas de valores europeas, como la de España y Portugal, que han cerrado en rojo, con pérdidas de hasta 2,57 por ciento, en varias ocasiones en los últimos días.

La zona euro busca que sus miembros no sean alcanzados por la nueva ola de especulación que tambalea los mercados.

teleSUR-AFP-PL-El País/ dag/IM



Tu opinión es importante. Escribe un comentario