Nada soy sin mi soberbia (AL PSUV)

Por • 5 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Por actuar de manera irracional y estar haciendo las cosas por pura mala intención, ayer publique algo que ni siquiera había terminado, tanto así, que hasta tuve que retirar de twitter Venezuela, lo que había publicado, claro, lo que decía o lo que dije ahí en ese escrito, no deja de ser una realidad, pero hoy, un poco más calmado y con la mente mas despejada, vengo a diplomatizar mi conducta y a domesticar los principios y si el tiempo me lo permite, solo decir, lo que mucho desean escuchar u oír.

Hoy, menos atomizado que ayer y un poco más calmado, vuelvo a esta trinchera, para decir de corazón, que siento mucho no haber podido hacer que el pueblo de Venezuela, saliera de su embeleso tridimensionado por manipulación del juego mediático, de los nuevos representantes de la neo casta política que se pretende enquistar en nuestra patria.

Los que me quieran llamar, divisionista, que me llamen, los que me quieran tildar de resentido, que lo hagan y los que me quieran decir, llorón, que me digan, total ya participe en una contienda electoral parlamentaria, y pude comprobar que, definitivamente los pobres diablos como yo, nunca han tenido chance, para alcanzar, cargos relevantes sin la ayuda de los poderosos, por lo que puedo asegurar que, a las personas que siempre hemos puesto en los cargos de elección popular, siempre han respondido, no a los interese supremos del pueblo, sino a los interese particulares de las personas que lo respaldaron, de ahí que, los derechos de los más humilde siempre están relegados a un segundo plano puesto que, primero los amos que permitieron el ascenso de los que nosotros votamos.

Se; que muchos precandidatos a diputados, no están dispuesto a manifestarse de la misma forma como lo hago yo, pero me consta, que muchos de ellos deben tener la mismas arrecheras que tengo yo, porque si nosotros no vamos por lo que son las normas y reglamentos de participación electoral hecha por el PSUV, tal vez tendríamos que descalificar a varios de los que quedaron, electos como candidatos a diputados, pero como el que violento las normas, no fue JESUS ESPINOZA, entonces las normas están bien violadas, pero si por casualidad la norma la hubiera violado JESUS ESPINOZA, entonces este insignificante pajuo, había sido sujeto de una severa sanción, porque entonces las normas estarían muy mal violentada; pero en fin, lo muy cierto del caso es que muchos de estos camaradas candidatos, no se manifestaran por temor a una sanción, pero ¿Qué mas sanción que ser descaradamente humillado y vejado en nuestra buena fe?

¡Coño! ¿Qué íbamos a perder? Esa vaina la sabíamos, mucho antes de inscribirnos, pero aun guardábamos (al menos yo sí) la esperanza de que el descaro no fuera tan evidente; y no esa coñazamentazon que sin ningún espasmo nos metieron, es posible que después de este escrito mi situación en el partido quede muy fea, pero como yo nunca he tenido físico que perder, no le paro bola a eso, mi condición y CONVICCION de CHAVISTA, no me lo van a quitar, cuatro gatos que a media noche, se hallan peleado por una botella vacía.

Yo no pienso pedir perdón, porque si lo hiciera, estaría convalidando, una traición a todas las personas que votaron por mi; que por cierto, aun no sé cuantos votos saque, porque solo se han limitado a publicar, las puntuaciones que les convienen a algunos, pero reitero que no pienso pedir perdón, porque seguro estoy de las cosas que he dicho, y conforme con lo que he dicho mantengo mi dignidad de chismoso, aunque a muchos no le parezca que debo ser así, pero así naci y así soy, y no pienso transformar mi forma de pensar, siempre ha dicho nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CAHVEZ FRIAS, que por la verdad murió Cristo, según la biblia y que JOSÉ GERVACIO ARTIGAS, llego a decir una vez, que: “Con la verdad ni ofendo ni temo” y si por las cosas que pienso soy castigado, bienvenido sea el castigo, pero, sumiso nunca y vacilante jamás.

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CVHAVEZ, no habrá ¡Patria! ni Revolución

Jesus Chua Espinoza



Tu opinión es importante. Escribe un comentario