Brasil dejará ser importador de derivados líquidos del petróleo

Por • 5 May, 2010 • Sección: Economia, Noticias Internacionales

Brasil dejará en 2014 de ser importador y se convertirá en exportador de derivados líquidos del petróleo, según el Plan Decenal de Expansión de Energía Eléctrica (PED) 2019, principal estudio gubernamental del sector.

A cargo de la estatal Empresa de Pesquisa Energética (EPE), la investigación del PED vaticina que en 2014 Brasil, altamente dependiente hoy de la importación de derivados líquidos del petróleo, no sólo será autosificiente, sino que pasará a exportar esos productos, que en 2019 será de 230 mil barriles diarios.

Según el estudio, el crecimiento de la demanda brasileña de óleo diesel entre 2010 y 2019 será de 75 por ciento, llegando en ese último año a mil 375 millones de barriles/día, mientras la producción del mismo derivado crecerá 93 por ciento, para alcanzar los mil 410 millones de barriles/día.

De esa manera, en 2019 habrá un excedente de 35 millones de barriles/día de óleo diesel. Todo ello, apunta la EPE, gracias a la construcción, antes de ese años, de cuatro nuevas refinerías, entre las que destacan el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro y la Abreu y Lima, en el estado de Pernambuco.

En cuanto a la producción de petróleo, el estudio decenal prevé un crecimiento en 2,5 veces, por lo cual pasará de los actuales dos millones de barriles diarios para cinco millones 100 mil barriles diarios, con un excedente para exportación de dos millones 200 mil barriles diarios.

De su lado, el aumento de la oferta nacional de gas natural será de 67 por ciento, pues si este año es de 49 millones de metros cúbicos por día, en 2019 llegará a 116 millones de metros cúbicos diarios.

Sumados a los 30 millones de metros cúbicos diarios importados de Bolivia y los 21 millones de metros cúbicos/día de gas natural líquido, Brasil tendrá una oferta diaria de 167 millones de metros cúbicos de gas en 2019.

Por otra parte, al comentar el estudio, el presidente de la EPE, Mauricio Tolmasquim, agregó que Brasil tiene un excedente de energia eléctrica hasta 2014, el mismo si el país crece a una tasa de cinco por ciento anual.

Subrayó que tampoco existe preocupación para atender la demanda a partir de 2015, pues desde ya se realizan todas las coordinaciones y licitaciones pertinentes para aumentar la oferta de energía eléctrica que permita cubrir las necesidades.

ocs/ale
Prensa Latina



Tu opinión es importante. Escribe un comentario