Cámara de hierro para terminar con el derrame

Por • 4 May, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

En Louisiana, un grupo de soldadores trabajan contra reloj para construir una gigantesca cámara de hierro, con una cúpula en la parte superior, que pueda poner fin al derrame de crudo que afecta a un pozo del Golfo de México.

La construcción de hierro construida por trabajadores siderúrgicos deberá estar lista el miércoles para ser transportada al sitio del derrame este fin de semana.

British Petroleum, que encargó el armado de esta cámara, ha reconocido “total responsabilidad” por la limpieza del vertido, ocurrido luego de una explosión en un pozo de perforación, y afirma que la operación le está costando seis millones de dólares al día.

Sin embargo, el director de BP, Tony Hayward, dijo que el equipo que falló el 22 de abril pertenecía a “Transocean”, propietario del pozo.

Ambas compañías están preparadas para recibir demandas legales por el derrame, que fue descrito por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, como un desastre ambiental de un “potencial sin precedentes”.

Las acciones de BP han perdido un 15% de su valor desde la explosión.

Desafíos técnicos

La cámara de 12 metros de altura parece un cohete rudimentario, con un hueco en la parte superior para canalizar el petróleo a través de una cañería que va desde el lecho del mar a la superficie, donde éste puede ser recogido por una barcaza, según la agencia de noticias Reuters.

El artefacto está siendo construido en Golden Meadow, cerca de Port Fourchon, en el sur de Louisiana, y está a cargo de “Wild Well Control”, una compañía que se especializa en controlar incendios en pozos petrolíferos.

En la construcción de la cámara trabaja un equipo de 25 personas las 24 horas del día, le dijo a Reuters el ingeniero marino Jason Holvey.

En teoría, el sistema debería recoger el 85% del petróleo que sale a la superficie desde el lecho marino, pero BP nunca ha instalado semejante estructura a una profundidad de 1.700 metros.

Holvey dijo que tales mecanismos de contención ya habían sido utilizados en el Golfo anteriormente, pero sólo en aguas poco profundas.

Mientras que se conoce el lugar preciso de la filtración, las obras deberán ser llevadas a cabo enfrentando serios desafíos técnicos, siendo la blandura del lecho marino uno de los principales obstáculos.

El portavoz de BP, John Curry, dijo que confiaba en el éxito de la misión.

“En caso contrario, seguiremos probando otras opciones hasta que alguna funcione. Tenemos grandes ingenieros y han trabajado muy duro”.

La cámara tendrá que ser sometida a diferentes pruebas antes de ser llevada al sitio de la filtración.

Presiones sobre BP

El gobierno de Estados Unidos ha presionado a BP para que actúe rápidamente.

En una entrevista con la BBC, el director de BP, Tony Hayward, descartó que haya diferencia de criterios entre la compañía que representa y los funcionarios estadounidenses, y dijo que se había establecido una “relación de increíble colaboración” con las autoridades federales.

Miles de barriles de petróleo han estado derramándose hacia el Golfo de México desde que se hundiera la plataforma.

Algo de petróleo ha llegado hasta la costa, pero las fuentes indican que la mayor parte de la mancha permanece a unos cuantos kilómetros de la línea costera de Louisiana.

El petróleo ya está teniendo un efecto devastador sobre la industria pesquera de la zona y se teme que cause un mayor daño ambiental si el grueso de la mancha llega a tierra.

De acuerdo con Hayward, BP está haciendo otros esfuerzos, incluyendo el uso de robots submarinos para trabajar en la válvula de seguridad que falló, dejando que escapara el petróleo. También, perforan un nuevo pozo que ayude a aliviar la presión y cortar el flujo que viene de la rotura.

Los expertos advierten que el costo de la limpieza podría sumar miles de millones de dólares.

BP dijo que reconocería todas las reclamaciones de compensación legítimas, presentadas por la gente afectada.

Redacción
BBC Mundo



Tu opinión es importante. Escribe un comentario