Y ganó la derecha infiltrada

Por • 3 May, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Pasó lo que tenia que pasar. En un proceso en el cual el trafico de influencias, los manejos de dineros por debajo de la mesa, los chantajes al estomago de quienes dependen de un sueldo del estado para sobrevivir y la avaricia o hambre de poder, hicieron el trabajo en Yaracuy e impusieron las fichas del empresario con disfraz de rojito que funge de gobernador. Esta es una de las excusas por las cuales la concientización y educación concientizadora de la base del PSUV, es rezagada en el estado. Los negociados, las alianzas y los contratos; marcan las pautas de las relaciones grupales partidistas “revolucionarias”.

En el estado Yaracuy, la revolución solo se circunscribe a algunas dadivas obscenas y a las asociaciones del gobierno con los empresarios de siempre, los mismos que en toda su historia se han burlado del pueblo y pagan salarios miserables a los obreros. Para muestra tenemos el caso ya denunciado del negoción del gobernador con los empresarios privados y las extracciones, distribución y venta de los minerales no metálicos (Arenas). Por todas partes se ven camiones de 40 toneladas rodando con su valiosa carga de arena, que destruyen causes de ríos, quebradas y carreteras. Mientras los trabajadores, las EPS, EPC, solo son figuras decorativas, tal como las cooperativas, que solo sirven para disfrazar los negocios de los vivos guardados en maletín ejecutivo, papeles y chequeras.

Las líneas del billete de la gobernación, ganaron las elecciones internas del PSUV, a la asamblea nacional. Ya el empresario “Revolucionario” toma otro punto de control, no es solo, la zona educativa, desde donde mete a sus incondicionales y amenaza a los que no les son serviles, misma que fusionó con la secretaria de educación del estado para conformar una súper estructura controladora de la política sectaria educativa en el estado y a su disposición. Ahora tendrá gente en lugares claves para imponer definitivamente en el estado su pequeño reinado, al estilo de su anterior coasociado: Eduardo Lapi García. Ya veremos cuanto tiempo dura el show antes de sacar las garras. “Guerra avisada no mata soldado, y si lo mata es por pendejo”

Me duele grandemente ver como aun en mi estado de residencia, aun el estomago sustituye al cerebro ¿Cuánto mas durará eso? Quien sabe. Lo que si se, es que se le está haciendo un daño terrible a la revolución y al crecimiento ideológico de las bases del PSUV, con esas practicas despreciables. Era común ver en los actos oficiales a los candidatos protegidos de Julio León Heredia haciendo proselitismo abiertamente en franco ventajismo y abuso de poder pero tanto va el cántaro al agua hasta que revienta.

Pese a todo ese panorama, no pierdo la fe y la esperanza en un cambio verdadero. Cambio por el que no dejo de trabajar ni un momento. Tengo fe en el pueblo y en su capacidad de rectificación y aprendizaje, tal vez cosas como las de ahora sean necesarias para que se madure el tiempo de la reivindicación definitiva del pueblo. Mientras tanto, hay que seguir la lucha.

Afortunadamente en otros estados el país, la derecha infiltrada no avanzó tanto como en Yaracuy (no es asunto de atacar la unidad, es cosa de prevenir y alertar)

Javier Monagas Maita javierdelvallemonagas@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario