Olores nauseabundos invaden sector Juan de Urpín en Barcelona

Por • 2 May, 2010 • Sección: Municipio Bolívar

Las cloacas están desbordadas en esta zona desde hace más de 1 mes, justo en la parada de autobuses

Quienes transitan diariamente por el lugar, caminando o en carro, aseguran que el hedor es “insoportable”

Sea caminando, en carro, y ni hablar de quienes trabajan por el sector Juan de Urpín, cruce con la Av. Cajigal, aseguran que, gracias al colapso del sistema de cloacas, se han empozado estas aguas negras en baches y cunetas, lo que produce, intensos olores nauseabundos que desesperan hasta a quien tenga un “estómago de hierro”.

Javier Pedriquez, quien a menudo pasa por este lugar para ir a su sitio de trabajo, dice que se le revuelve el estómago cada vez que transita por este sito.“Siempre que vengo en el autobús, o caminando, me preparo para taparme la nariz, porque el olor a cloacas es muy fuerte”, afirmó este joven barcelonés.

Por su parte, Giuseppina Cannella, quien estudia odontología en la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho, sede que está aledaña a la problemática, confiesa que, al pasar diariamente por este sector, procura caminar lo más rápido posible para o calarse por mucho tiempo el fuerte hedor.

“Si vengo caminando, trato de caminar rápido para no calarme ese olor tan fuerte y penetrante, por mucho tiempo, pero a veces voy en el autobús y por las colas que se forman en esta avenida, el bus queda justo en frente del pozo de aguas negras, opto por bajarme porque sino me voy en vómito”, aseveró Cannella.

En tal sentido, Daniela Rodríguez, quien también estudia en la sede de odontología de la UGMA, pide a las autoridades del municipio Bolívar, que resuelvan esta problemática, que ya tiene, a su juicio, bastante tiempo. “Ellos como que no pasaran nunca por aquí y sintieran los olores que salen de esas aguas”, resaltó Rodríguez.

Preocupación
Quienes resultan afectados, directa e indirectamente con esta situación, aseguran estar preocupados con esta problemática, sobre todo aquellos que viven en las adyacencias de este problema de aguas negras. Estos ciudadanos dicen temerle a un brote de enfermedades respuratorias, ya que aseguran, que los olores putrefactos, producto de la problemática de cloacas que existe en el lugar.

Asimismo, en vista de que está por llegar la temporada de lluvias en el país, estas personas aseguran, que de no resolver esta situación, podría empeorar cuando comience a llover.

Afirman que las tanquillas de aguas negras están colpasadas, y podrían desbordarse, en cuanto llegue el período lluvioso. Por tales motivos, quienes resultan afectados con esta problemática, hacen un llamado a las autoridades del municipio Bolívar para que se avoquen a esta situación, y la solventen, antes de que comience la temporada de lluvias en el país.

EC/USM Jhonatan López
Diario Metropolitano
02/05/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario