Se fue febrero rebelde, y vaya cosas que nos dejó…

Por • 27 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Febrero es un mes muy particular para la República Bolivariana de Venezuela, tantos acontecimientos históricos por celebrar y recordar en tan pocos días que tiene el mes, pero este 2010 lo recordaremos por los hechos políticos que han sucedido en estos pocos días que han transcurrido del año. Sin duda el plano internacional nos trajo excelentes noticias, por un lado la cumbre de presidentes del grupo de Río, produjo la noticia más importante, quizás del año, los presidentes de Suramérica, Centroamérica sin Honduras y el Caribe, incluyendo Cuba; decidieron construir una nueva plataforma de integración excluyendo a los EEUU y Canadá, distinta a la OEA, lo que ya anuncia la muerte de ese organismo multinacional creado por los EEUU para someter nuestros países a sus designios, vientos de independencia soplan en nuestro Continente. La cumbre, como era previsible, intentó sabotearla el imperio estadounidense, enviando a su agente especial: Álvaro Uribe, quien presumimos, con tremenda nota tóxica, se presentó a la reunión provocando al Comandante Presidente, Hugo Chávez, insultándolo e instándolo a agredirlo. Nuestro Comandante Presidente, se mantuvo a la altura de su estatura como vocero de todos los venezolanos y venezolanas en dicha Cumbre Presidencial, no sin antes dejar en evidencia lo ridículo de los argumentos que balbuceaba el Dr. Varito, en medio de la tremenda nota con la que se presentó en este evento internacional. Suponemos que, en dicho estado tóxico, se mantendría hasta escuchar el dictamen de la Corte Constitucional en Colombia, la cual no le fue favorable a su aspiración de reelección presidencial, resultado previsible a todas luces, ya que Juan Manuel Santos le venía serruchando sus aspiraciones con sus frecuentes viajes a los EEUU, que le permitieron ganarse las simpatías del Pentágono y los jefes militares imperiales, aunado a los continuos enfrentamientos entre Uribe y los magistrados de la Corte de Justicia colombiana, así se preparaba el terreno para que la decisión, recientemente anunciada, se hiciera una realidad. Solo falta que ahora, el imperio lo reclame desde sus tribunales, recuérdese que Álvaro Uribe ocupa el, no muy deseado, puesto 82 entre los narcotraficantes más solicitados por la justicia imperial. Ven, por qué el Dr. Varito estaba tan desencajado en la Cumbre de presidentes del Grupo de Río, tan servil al imperio y como le paga el diablo sus favores.

En nuestra República Bolivariana de Venezuela, la situación de los apátridas no se diferenciaba mucho, con Febrero se fue Alberto Fedérico Ravell de la dirección de Globovisión, sus socios Zuloaga y Mezerhane, lo renunciaron del canal, así paga el diablo a sus agentes por sus servicios. Como era de esperarse, el Ravell intentó infructuosamente hacer ver que su salida era producto de presiones gubernamentales, argumentos que no calaron ni siquiera entre sus fans de disociados; tal cual, lo explicó el apátrida Herman Escarrá, quien desvirtuó los señalamientos de Alberto Fedérico en su rueda de prensa, recordándole que pudiera estar incurriendo en calumnia, así de duro lo dijo, en senda entrevista para los medios revolucionarios este traidor de antaño. En polvo cósmico se convertirá este nefasto personaje de la política apátrida opositora, hoy convertido en mapurite. Con la caída en desgracia de su líder, la conspiración de las “manitas blancas” se desvaneció, de las calles desaparecieron los estudiantes burgueses, apenas quedaron las autoridades universitarias de algunas universidades públicas, quienes ahora se convierten en líderes sindicales y salen a luchar por reivindicaciones salariales mediante las burdas maniobras de los paros universitarios, 3 en apenas un mes, afectando el proceso formativo de los y las jóvenes estudiantes de nuestras universidades.

Desaparecidos los y las estudiantes “manitas blancas” del escenario político opositor, no le quedó otra a las autoridades que tomar el espacio abandonado por estos y estas, la excusa de la colocación de rejas a los Arcos de Villanueva, le sirvió a las autoridades ucevistas para mantenerse en el escenario político en un jueguito para nada ejemplar. La creación de “falsos positivos” en Colombia, por parte del ejército, formó parte de una estrategia de guerra que terminaría convirtiéndose en un boomerang para los militares colombianos, aquí pudiera sucederle lo mismo a las autoridades ucevistas y los supuestos atentados a instalaciones universitarias, “La rectora García Arocha dijo que los seis encapuchados que entraron a la casa de estudios durante la noche del miércoles, atentaron directamente contra ella, pues los 17 tiros que dispararon al edificio “fue frente a la ventana de mi oficina, donde se encuentra mi escritorio y el sofá en el que atiendo a todo el mundo”. Al igual que Bianco manifestó que si se contara con las puertas de seguridad, difícilmente los culpables hubiesen salido de la UCV. Al igual que Bianco manifestó que si se contara con las puertas de seguridad, difícilmente los culpables hubiesen salido de la UCV…”(El Carabobeño, 19/02/2010, Luis Carías), cómo sabría la rectora que eran seis (6) los que dispararon contra el despacho rectoral y que estaban encapuchados?, crear inseguridad para propiciar un clima favorable a la implantación de las rejas es un juego muy delicado y peligroso, se sabe cuando comienza pero no cuando termina.

Mientras la oposición, persiste en su intransigente conducta delictual, el Gobierno Revolucionario continuaba en su transformación para adecuarse a la dinámica política que está implícita en un año como éste, en el que al pueblo venezolano le tocará someterse a la difícil prueba de renovar la Asamblea Nacional, nuestro órgano Legislativo. La salida del camarada Eduardo Samán fue el primer golpe que asintió el pueblo venezolano, quien siempre actuó apegado a principios revolucionarios, tanta rectitud era una afrenta a un Gabinete que no se caracteriza, precisamente, por su orientación revolucionaria, sino fuera por Hugo Chávez. El cambio generacional ya lo advertíamos en el artículo: “LAS GENERACIONES EN EL GABINETE REVOLUCIONARIO”, publicado en Aporrea, comenzando Febrero Rebelde. El ingreso de Elías Jaua, Ricardo Menéndez y Alejandro Hitcher a Gabinete, es un remozamiento al Consejo de Ministros, nuevas ideas, formadas sin el trauma de lo que representó el 58 y la visión que en aquellos se impuso y que desembocaría en el Pacto de Punto Fijo, hombres y mujeres formadas en la idea de la Democracia Participativa, impactados e impactadas por el “Caracazo”, la revolución del 4 de Febrero y su repique el 27 de Noviembre, hasta desembocar en la victoria electoral de Hugo Chávez, como concreción del Febrero Rebelde popular y militar, contra la burguesía y sus gobiernos adecopeyanos. Ya finalizando Febrero, el cambio continuó con la salida del “ministro mentiroso” Luis Acuña y su sustitución por el camarada Edgardo Ramírez de la misma camada que Elías, Ricardo y Alejandro, formado en las lides estudiantiles universitarias, impulsor de la Democracia Participativa, proveniente de nuestros sectores populares, de los pocos que pudieron ingresar a nuestras universidades públicas y una vez allí se dedicaron a estudiar y luchar por transformarlas. Así como en Colombia, se celebró la no reelección del narco presidente en ejercicio, aquí en nuestras universidades los trabajadores y trabajadoras universitarias celebraron con alegría la salida del “ministro mentiroso”, el peor en una década de Revolución Bolivariana; en contraposición, el oposicionismo apátrida casi sale a marchar en defensa de su “ministro mentiroso”: “El vicerrector académico de la UC destacó que con el Ministro Luis Acuña siempre hubo diferencias. Sin embargo, apuntó que éste contaba con un equipo con el cual se podía hablar y “muchas veces la ayuda puntual existió para que no se desataran crisis presupuestarias, sobre todo en servicios estudiantiles y en la construcción de infraestructura de la UC” (Notitarde, 26/02/2010, Marja Cicero). Mientras, la CTV profesoral la Fapuv mediante paros, que no acata la base profesoral, y movilizaciones como la del pasado jueves autodenominada “Toma de Caracas” en la participarían escasamente unos cien (100) profesores y profesoras y miren que estoy abultando la cifra de participantes, se dirigiría a la torre ministerial a plantear sus exigencias salariales donde serían recibidos por el nuevo ministro, quien sin hacerles concesiones les habló claro y raspao: “El Ministro indicó en sus breves palabras que el MES “posee suficiente capacidad para discutir la problemática de las universidades venezolanas. Tengan por seguro que este Gobierno es responsable”. Aseveró que la política “de la inclusión” será el eje de su administración, tal como dijo es el objetivo de la actual administración nacional. Pidió a los sectores que reclaman mejoras tener “capacidad para escuchar y debatir” (Notitarde, 26/02/2010, Jesús Castro). Vientos de cambio llegaron al ministerio de educación superior, esperamos que el camarada Edgardo recupere sus facultades para volver a llamarlo Poder Popular. Mientras la oposición, continúa en su marchadera y paradera, los estudiantes de la UDO ya suman 23 días sin clases en lo que va de año, así se “forma” un País.

Y Febrero también nos trajo traiciones, como la de Henri Falcón y el PPT con su aliado el Psuv, como dijera el Comandante Presidente, Hugo Chávez, ya no dan pa´ más, terminen de hacer su travesía no permitan que le demos su ayudita, ustedes pueden solos hacer su travesía, aprendan de Ismael y su Podemos, que no pudo hacer Revolución pero si contrarrevolución. Y ya que hablamos de Falcón, hombre de la farándula barquisimetana, este mes también nos trajo la notición del casamiento de Orlando Urdaneta con Mike González Dell Acua, quien es bailarín artístico en la Florida, la ceremonia será en marzo, en Aruba, país donde rigen las flexibles leyes holandesas referentes a los matrimonios homosexuales y más exactamente en la iglesia de Santa Ana, muchas Felicidades Orlando y cuídate del sida, usa preservativo; como vemos, Febrero siempre rebelde…

Caracas, 27 de Febrero de 2010

Henry Escalante



Tu opinión es importante. Escribe un comentario