Radio del Sur Cartografías sonoras para la emancipación

Por • 26 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

He aquí una manera de profundizar las luchas emancipadoras. Radio del Sur, madurada lenta y hondamente, ahora se nos hace bandera también para la integración, para la unidad de nuestros pueblos… para cambiar al mundo. He aquí un triunfo extraordinario de la paciencia y de la inteligencia revolucionarias. Es un hecho que resuena para contribuir a elevar la conciencia política de un continente entero que florece –no sin agobios terribles- en rebeliones emancipatorias. ¿Se escucha clarito? http://www.laradiodelsur.com

He aquí, vivita y coleando, una radio que enfrenta, con fuerzas comunicacionales nuevas, los desafíos científicos y artísticos de la verdadera Libertad de Expresión de los pueblos. He aquí un proyecto que nos habla al oído para acudir al encuentro del socialismo con la comunicación emancipadora bien afilada. Hay que oírlos en directo, con los corazones y las esperanzas puestas a la altura de las mejores ideas… en nuestra America toda.

He aquí un espacio radiofónico privilegiado, herramienta integradora obligada de manera especial a ser instrumento fundamental de la Libertad de Expresión, de pensamientos, ideas y opiniones de los pueblos. Espacio internacionalista para reivindicar los derechos humanos socialistas, el derecho al honor de los trabajadores, la reputación de los movimientos sociales y de las luchas populares… el derecho a la réplica y rectificación, la moral de la dignidad para niños, niñas y adolescentes, la dignificación de las mujeres… He aquí un logro de la inteligencia y la tecnología que nos llama a la solidaridad para la emisión, recepción y circulación de los programas, a la difusión dialéctica de los valores de la tradición popular y la obra de los o las artistas, escritores, escritoras, compositores, compositoras, cineastas, científicos, científicas y demás creadores y creadoras. He aquí un tesoro político comunicacional de los pueblos.

No hay tiempo para una escucha “contemplativa”, hay que intervenir de inmediato para consolidar este proyecto que es nuestro y que debemos enriquecer y propagar de inmediato. Y urge avanzar. Nuestra responsabilidad no es sólo “radiofónica”… es potenciar, desde donde de debe, el nivel de conciencia de nuestros pueblos. Este es el trabajo que debe reflejar las problemáticas sociales, científicas, humanísticas y políticas más importantes.

Nos toca, en horas de “Guerra Mediática”, de “Terrorismo Mediático” y de ofensivas semióticas para la alienación, impulsar tareas de información indispensable, en la teoría y en la práctica. Nos toca poner al micrófono la voz de los sin voz…la voz misma de las luchas silenciadas a punta de patadas, balazos y procesos judiciales tan espurios como la pandilla que secuestró al gobierno y secuestró a Hugo Chávez… como la pandilla que alentó el golpe de estado en Honduras.

Es necesario ser muy exigente con la Radio del Sur pedirle mucho y pedirle lo mejor. Es una expresión bolivariana de la comunicación emancipadora y como tal es al mismo tiempo casa de los pueblos para la crítica y la autocrítica. Su papel en la geopolítica comunicacional latinoamericana no puede traicionarse con retórica “políticamente correcta” porque es de importancia suprema contar diagnosticar y discutir la realidad mundial, detectar los males y convocar a las mejores acciones organizativas inmediatas. La Radio del Sur bien puede dar y darse ala tarea y la lucha sin cuartel por la unidad, por la organización, por la paz del continente… del mundo entero.

Radio del Sur bien puede ser la casa un periodismo distinto sin monopolios de la verdad y sin sectarismos, una comunicación socializada atada al pulso cotidiano de las transformaciones que gestan los pueblos en todo el mundo. Casa de las mejores batallas culturales para liderar un avance acelerado en la Radio internacional hacia un cambio radical en las maneras de producir radio. Fuerza política y fuerza social motor de liberación, frente a la ignorancia y frente al abuso que saquea las riquezas naturales y laborales. Casa que no es ajena al bloqueo mediático, exógeno y endógeno. Casa que es oxígeno comunicacional indispensable. Lo mejor está por venir. No pocos auguran que habrá un avance profundo con ayuda de Radio del Sur, esta radio posee un lugar privilegiado y una significación única en el universo cultural, educativo y comunicacional latinoamericano. Pocas radio-difusoras cuentan con todo lo que implica el tesoro cultural de tantos pueblos, tesoro para ser comunicado con el mundo… tesoro para ser comunicado con la realidad latinoamericana misma.

Radio del Sur es una conquista de los pueblos que en su historia expresa la historia misma del continente. En eso debe ser absolutamente transparente. Esta Radio del Sur forma parte de la historia misma de las luchas por una red de medios de comunicación emancipadores para cumplir un papel en condiciones desiguales pero ventajosas de la mano de una base tecnológica que se ha actualizado para servir a la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad… espacio ejemplar para el pensamiento crítico que ha de enriquecer su credibilidad en la realidad de las luchas sociales más hondas donde no llega.

Radio del Sur debe ser, muy pronto, un espacio abierto para todas las luchas y con independencia semántico-política construir un modelo nuevo y ejemplar para la Libertad de Expresión, por la paz y para la transformación profunda del mundo. “La Radio del Sur tiene la misión de ofrecer la mejor alternativa en materia de información, entretenimiento y educación, a través de una Red de emisoras de alcance internacional, que permita romper con la escasa información que se divulga por los medios tradicionales de comunicación y así poder contrarrestar las manipulaciones mediáticas de las cuales son víctimas los pueblos del mundo”. Manos a la obra.

Fernando Buen Abad Domínguez
Rebelión/Universidad de la Filosofía



Tu opinión es importante. Escribe un comentario