Henri Falcon y el 27 F

Por • 26 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

“Si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca” (Simón Bolívar)

Este artículo va dirigido a varios medios internacionales, en Venezuela la gran mayoría tiene idea de lo que significa el puntofijismo, pero no así en el extranjero: fue un pacto, suscrito entre los miembros de las organizaciones políticas luego del derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez el 23 de enero del año 1.958 en el que pactaron con el imperio, antes que nada, para crear una “democracia anticomunista”, quiera decir esto que, que quedó tácito y explícito que ninguno de los participantes: Acción Democrática (A.D.), COPEI ( Democracia Cristiana) y Unión Republicana Democrática (U.R.D.) traicionaría su entrega a la burguesía nacional e internacional y que se velaría por que el ejercicio de la democracia quedaría siempre en manos de alguna de estas organizaciones, excluyendo desde el comienzo de esta naciente “democracia” la posibilidad de que dentro de ella cupiese o tuviese espacio ninguna organización de izquierda con tendencias a representar a las fuerzas socialistas o comunistas, que eran mayoría para aquella época. El Partido Comunista de Venezuela ( P.C.V.) era la fuerza más contundente entre las que derrocó aquella feroz dictadura de Pérez Jiménez, pero Rómulo Betancourt los declaro como “ilegales” junto al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (M.I.R.) en su primer mandato en 1.960 luego de celebradas las primeras elecciones que sucedieron un año después de que la Junta de Gobierno encabezada por Wolfang Larrazabal, representante de las fuerzas armadas fieles al golpe del 23 de Enereo.

El nombre de Punto Fijo, no proviene de otro evento que no sea que “Punto Fijo” es el nombre de la quinta en donde vivía Rafael Caldera, líder de COPEI, para aquellos años. Este pacto, dejó afuera muy pronto a Jóvito Villalba y su Partido U.R.D, que pasó a ser como el comodín de uno u otro de los dos Partidos entre los que se peloteó el mando de la supuesta democracia, durante los siguientes 40 años.

Fueron 40 años de entrega a los designios que los grandes capitales internos y foráneos les exigían o les negociaban a cambio de formarse en sus dirigencias una clase alta y acomodada, cuyos bienes provenían de la usura, el robo y la corrupción por medio de la que se realizó el gran saqueo de Venezuela que expresó su estallido aquel 27 de Febrero de 1.989 en donde de forma espontánea el pueblo salió a las calles a protestar y realizar saqueos, ante la miseria y el hambre que se imponía al pueblo a través de las impopulares y salvajes medidas que Carlos Andrés Pérez promulgara a pedido del Fondo monetario Internacional.

De esa revuelta popular nace la fuerza de asumió Hugo Chávez Frías, Teniente Coronel de la Aviación en su levantamiento en contra del segundo gobierno de Pérez y que fue lo que abrió el camino a la nueva democracia protagónica que hoy vivimos, luego de el fracaso del levantamiento militar y el atronador triunfo de Hugo Chávez Frías en las elecciones de 1.999.

El camino a la nueva y verdadera democracia, con su rumbo apuntando al socialismo, no es un paso radical del sistema capitalista al socialista, como se acostumbraba en las luchas de las fuerzas de izquierda, el triunfo por medio de elecciones, al desarmarse y al no poder manejar el resultado electoral el Pacto de Punto Fijo y terminar imponiendo de la banda presidencial al Coronel que se levantó en armas contra ellos mismos, sentenció el final de los años del puntofijismo y el comienzo de esta transición al socialismo, por vía democrática y pacífica.

A 11 años del triunfo de aquella consulta electoral del año 1.998 que llevara a la presidencia a Chávez en el 99, ha sido un largo camino lleno de grandes tropiezos y enfrentamientos contra las fuerzas económicas burguesas nacionales e imperiales, un golpe de estado revertido por la unión de las fuerzas cívico militares, luego un terrible paro petrolero y el constante bombardeo mediático interno e internacional para torpedearnos y tratar de bloquear los triunfos obtenidos a pesar de sus esfuerzos.

Para este momento político, las filas del PSUV son atacadas por aquellas ideas nefastas del Pacto de Punto Fijo. Una transición del la visión revolucionaria de nuestro Comandante, hacia un nuevo pacto o entrega al poder de los grandes capitales, es una de las formas en como se trata de corroer nuestra marcha al socialismo. La compra de funcionarios, corromperlos ofreciéndoles altas posiciones sociales y fortuna, parece ser la via que más le ha perecido correcta a la política de Obama, el “Chavismo sin Chávez” vuelve a la palestra y tratarán de “crear” un engendro político dentro de nuestras mismas filas, enalteciendo la traición de funcionarios ya vendidos que comienzan a “sublevarse” ante el “dictador”.

Este es el caso del Gobernador de Lara Henri Falcón, que hemos visto comenzar su vuelo de retorno al puntofijismo. Podría ser este funcionario ya vendido a los intereses de la POLAR, empresa capitalista gigante que es una de las que más se debe sentir en riesgo cuando profundizamos nuestra decisión al socialismo. De no ser Henri Falcón, quien puede ser reducido al miserable espacio a donde terminan todos los que han traicionado a nuestro proceso, seguirán intentando con otros personeros, de igual manera es una guerra de desgaste para ir abonando un terreno de confusión y caos, tratando de repetir aquella caída de la primera república en la que las fuerzas revolucionarias que se independizaban del imperio español fueron derrotadas y sumidas a la idea de que volviéramos a ser colonia para rescatar una “vida mejor”, claro, de nuevo bajo la esclavitud.

Henri Falcón es un traidor, uno más, de muchos que ya cayeron en el olvido y de muchos otros que “brincarán la talanquera” hermosa expresión con la que el pueblo sabe ubicar muy bien a quienes se venden al imperio. Se debe ser insistente y claro ante la toma de conciencia en el pueblo de que todo es una maniobra que se está orquestando. El imperialismo sumará este caos programado a las crisis de energía, más las crisis de abastecimiento que logre crear antes del 2.012, año en que volverá a una consulta por la reelección de nuestro líder Hugo Chávez Frías para un nuevo mandato por un período de seis años.

El Puntofijismo pretende usar nuestras propias fuerzas para armarse de nuevo en una vil entrega al capitalismo, por ello es preciso que la misma revolución sea severa en el castigo ejemplar a los funcionarios corruptos, el pueblo está en espera de ver en prisión a funcionarios de quienes desde hace años se sospecha de enriquecimiento, es un deber de la revolución mostrarlos tras las rejas, eso seguro que va a suceder. Necesario es entonces prepararse para las calamidades políticas y climáticas, que extrañamente acompañan desde hace 10 años a casi todos los sucesos de la historia. Así como lo dijo Simón Bolívar, en el caso de que sea cierto el manejo de la ionosfera y la creación manipulada de sismos desde Alaska, así logren que un gran terremoto sacuda nuestra tierra y que esta corte de traidores empantanen la vida política: “ ¡si la naturaleza se opone lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca!!

Raul Bracho



Tu opinión es importante. Escribe un comentario