EE.UU. busca apoyo de Brasil contra Irán

Por • 26 Feb, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Estados Unidos quiere convencer a Brasil de que contribuya con los esfuerzos para imponer nuevas sanciones contra Irán, un tema que podría presentarse próximamente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en el que los brasileños tienen uno de los puestos rotativos.

Como parte de esos esfuerzos, la Secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y el Subsecretario para Asuntos Políticos, William Burns, realizarán viajes por separado a Brasilia. Primero Burns, este viernes, y luego Clinton, la semana próxima.

“No voy a negar que Irán estará entre los principales asuntos que discutimos con Brasil. Vamos a hablar con Brasil sobre la ruta a seguir en Irán”, aseguró en su rueda de prensa del jueves el portavoz del Departamento de Estado, Phillip Crowley.

“Brasil es un poder emergente con una gran influencia en la región y alrededor del mundo y nosotros creemos que con esa influencia viene una responsabilidad” afirmó el portavoz.

Esa posición parece ir contra la posición expresada el martes, al final de la Cumbre de América Latina y el Caribe en México, por el presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, quien advirtió que la comunidad internacional no debía aislar a ningún país en nombre de la paz mundial, refiriéndose a Irán y la perspectiva de nuevas sanciones.

Brasil en el medio
“Yo no veo muy probable que eso pase, aunque esto es un tema que está siempre en cambio”, aseguró a BBC Mundo, Paolo Sotero, director del Insituto Brasil del Centro Woodrow Wilson de Washington.

En opinión de Sotero, la diplomacia brasileña puede evitar plegarse a las peticiones estadounidenses, siempre y cuando China mantenga su postura contraria a nuevas sanciones contra Teherán.

“Pero Brasil tienen que medir los daños y las posible pérdidas que eso implicaría porque no es solamente una posición de los EE.UU., sino de Europa y hasta Rusia, que ahora parece estar más inclinada a imponer sanciones”.

En los últimos años el gobierno brasileño ha ejercido una influencia cada vez mayor en asuntos globales y no sólo en temas regionales, lo que se evidencia en sus aspiraciones a contar con un puesto permanente en una eventual reforma del Consejo de Seguridad de la ONU.

Por eso Sotero estima que Brasilia podría estar jugando a mantenerse equidistante para mantenerse como un canal de diálogo que podría ser usado por el resto de la comunidad internacional, elevando así el rol de la diplomacia brasileña.

El frente interno
Sin embargo, Sotero asegura que el gobierno brasileño debe considerar también el frente interno, donde asegura que la creciente aproximación entre Irán y Brasil y, en general, la entrada en estos juegos geo-estratégicos no cuenta con demasiadas simpatías.

“Mucha gente no ve qué sentido tiene esto porque no es un área tradicional de Brasil”, afirmó Sotero a BBC Mundo.

“Lula ve que no hay por qué usar sanciones cuando se puede a llegar a una solución negociada”.

Pero países más familiarizados con la dinámica regional como EE.UU., los europeos y los rusos han llegado a la conclusión de que ya pasó el momento del diálogo.

A mediados de mayo está previsto que el presidente brasileño visite Teherán, respondiendo a la invitación que le hizo el mandatario iraní, Mahmoud Ahmadinejad, durante el polémico viaje que realizó a Brasil a fines del año pasado y que sorprendió a muchos y disgustó a otros en Washington.

Carlos Chirinos
BBC Mundo, Washington
26/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario