Cumpleaños de Jose de San Martin

Por • 26 Feb, 2010 • Sección: Historia de Venezuela

Pareciera que existen zonas que han sido expresamente pintadas de gris, por eminencias especializadas en ocultar detalles

Hoy 25 de febrero es una fecha especial para reflexionar sobre los primeros intentos a cargo de militares jóvenes, obsesionados por la independencia de la patria grande del imperio español. Pero parece existir un prurito cuando se aborda el aspecto original de aquellas confluencias de propósitos. Se ha dado por hecho que estas personas tenían, cada una de ellas, un plan adecuado para expulsar los ejércitos españoles del continente. Pero los estudios se han quedado sobre la superficie y no se ha indagado suficiente sobre las razones que hicieron que la campaña independentista sea efectiva en corto tiempo como lo fue. Este ocultamiento (o “invisibilizacion” como el snobismo actual ha decretado ) lo llevaron adelante los sectores allegados a la iglesia católica en su intento de callar la influencia de la organización masònica en esta planificación. No obstante, en las ultimas corrientes de historiadores, esa barrera tiende a bajarse para que se sepa quienes y con que medios, pudieron diagramar una estrategia para vencer a uno de los ejércitos mejor equipados de entonces.

José Francisco de San Martín nació en Yapeyú, actualmente la provincia argentina de Corrientes, a la vera del caudaloso río Uruguay, el 25 de febrero de 1778.

Su padre, don Juan de San Martín, era el gobernador del departamento, su madre, doña Gregoria Matorras, era sobrina de un conquistador del Chaco. En 1784 se traslada a España con su familia, donde estudia, inexplicablemente en el Seminario de Nobles de Madrid y para evitar discriminaciones de su origen sudamericano, en 1789, inicia su carrera en el regimiento de Murcia. Sirve en las filas de España durante la campaña contra los franceses y en 1808 combate en la batalla de Baylén contra los ejércitos de Napoleón que habían invadido la peninsula hispanica.

Conoce a otros militares de América del Sur y se enrola en las logias masonicas que promovían la independencia. Este es precisamente el aspecto que requiere de profundización histórica, para que todo lo concerniente a nuestra independencia, sea comprendido a cabalidad. En 1811 se embarca desde Inglaterra hacia el Río de la Plata en la fragata inglesa Canning, donde arriba el 9 de marzo de 1812 acompañado por otros compatriotas.

Buenos Aires acepta los servicios de San Martín, reconoce su grado de teniente coronel y le encarga crear lo que sería el glorioso regimiento de Granaderos a Caballo. En ese mismo año crea la logia masònica Lautaro, cuyo objetivo era liberar América del Sur del yugo español. En octubre de 1812, la logia encabeza un movimiento para remover algunos miembros del Primer Triunvirato.

Conoce a otros militares de América del Sur y se enrola en las logias masonicas que promovían la independencia. Este es precisamente el aspecto que requiere de profundización histórica, para que todo lo concerniente a nuestra independencia, sea comprendido a cabalidad. En 1811 se embarca desde Inglaterra hacia el Río de la Plata en la fragata inglesa Canning, donde arriba el 9 de marzo de 1812 acompañado por otros compatriotas.

Buenos Aires acepta los servicios de San Martín, reconoce su grado de teniente coronel y le encarga crear lo que sería el glorioso regimiento de Granaderos a Caballo. En ese mismo año crea la logia masònica Lautaro, cuyo objetivo era liberar América del Sur del yugo español. En octubre de 1812, la Logia encabeza un movimiento para remover algunos miembros del Primer Triunvirato.

El 3 de febrero de 1813 los Granaderos a Caballo vencen en las barrancas de San Lorenzo, a las fuerzas de desembarco realista que habia arribado desde Montevideo.

En enero de 1814 San Martín toma el mando del ejército del Norte, de manos de Belgrano que regresaba derrotado del Alto Perú , Bolivia. Se encuentran y desde entonces los dos patriotas entablan una larga amistad.

Allí el Coronel San Martín impuso la idea, de cruzar la cordillera y atacar la Ciudad de los Virreyes por el mar.

Consigue que lo nombren Gobernador de Cuyo, y parte para Mendoza, al pie de la cordillera de los Andes. y comienza a preparar en el Plumerillo, un verdadero ejército sudamericano con el cual puede cruzar la cordillera y llegar a los asentamientos españoles en esa Capitanía General.

Todo el pueblo contribuye con su trabajo y con sus bienes para realizar la peligrosa expedición. Insiste ante el gobierno de Buenos Aires a que autorice el cruce de la cordillera.

En 1816 envía, por la provincia de Cuyo, a Juan Agustín Maza, y Tomas Godoy Cruz como delegados al congreso de Tucumán con órdenes de insistir en la declaración de la independencia. que se aclamó el 9 de julio de ese año.

El 12 de febrero de 1817, pocos días después del paso de la Cordillera, este improvisado ejército de los Andes vence a los realistas en la batalla de Chacabuco y luego el Libertador San Martín, entra en Santiago de Chile. El Cabildo designó a San Martín como Director Supremo, pero éste renunció al honor y entonces fue electo para el cargo el general chileno Bernardo O´Higgins. El Ejército Unido Sudamericano derrota completamente a los realistas en la batalla de Maipú, que puso fin a los esfuerzos españoles para dominar el país.

El camino hacia Lima por mar estaba abierto, pero era necesario crear una flota que no existía. Con barcos capturados al enemigo y otros comprados a los Estados Unidos e Inglaterra, se crea la marina chilena, al mando de Blanco Encalada y luego del inglés Lord Cochrane.
El 20 de agosto de 1820, parte el ejército libertador sudamericano del puerto de Valparaíso hacia el Perú.

En julio de 1821, San Martín entra triunfante a Lima, proclama la independencia, es designado Protector del Perú y ejerce el gobierno. El 26 de julio de 1822 San Martín se entrevista en Guayaquil, Ecuador, con el Libertador Simón Bolívar quien venia desde Venezuela. Ambos libertadores de Sudamérica, del norte y del sur se abrazan y conferencian en secreto por más de cuatro horas. San Martín regresa a Lima la noche del 26.

Es evidente que sus planes estaban coordinados desde hacía tiempo, pero la pregunta es ¿ Cómo y cuándo se pusieron de acuerdo? ¿Quien planificó, diagramó y coordinò esa campaña? En otro momento pudiéramos continuar con este tema de indudable interés para configurar una imagen completa de nuestra historia.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario