¿Por qué mantener la estructura de la asamblea nacional?

Por • 26 Feb, 2010 • Sección: Reflexiones

(Hablando de comunas)

Los parlamentos, son estructuras políticas de dominación, creados para satisfacer la diversidad de intereses de las clases dominantes en la sociedad del pasado. Debido a la necesidad de mantener un cierto orden aparente y una paz en base a dar cuotas de poder a los factores explotadores, los parlamentos nacen con estructuras únicas en algunos casos, donde solo las fuerzas monopólicas dominantes estaban representadas; hasta las bi – camerales, donde los mas privilegiados mantenían sus relaciones de superioridad con las llamadas cámaras bajas (senadores, diputados, lores comunes etc.), pero siempre en plan de imposición al vulgo.

En un estado revolucionario, donde el pueblo es poseedor del poder, las estructuras de este poder deben ser diseñadas de manera tal que los que lo ostentaron en el pasado, los que elaboraron las leyes para beneficio de elites, no puedan accesar a los estamentos de hacer ley – es asunto de estrategia –, conociendo que esas fuerzas de opresión permanecen fuertes y activas en la sociedad; que aun existe la mentalidad individualista y mediatizada que justifica las diferencias de clases, la explotación y los privilegios discriminadores. Es necesario reinventar los mecanismos de participación ciudadana, que desarrollaran el nuevo cuerpo de leyes que favorecerán al pueblo. Y de paso, se acaba con las manipulaciones grupales o caciquescas

Siendo que las comunas son la organización base del nuevo estado social; desde su seno deben brotar las primeras estructuras que después de procesos de elecciones y escoger el numero necesario de miembros que conformaran la futura asamblea popular, sus miembros deben ser designados por las comunas mismas en unas elecciones, donde la capacidad de servir, de lógica del conocimiento de la función, de estar probados en las lides comunitarias, en fin después de pasar el filtro del pueblo, serian designados por este, como miembros del cuerpo legislativo, por uno o varios periodos, dependiendo de la responsabilidad, capacidad y honorabilidad demostrada en las funciones.

De esa manera, los cuerpos legislativos primarios, salidos de las estructuras comunales, se encargarían de los asuntos directos de las comunas mismas, luego una estructura legislativa estadal, daría forma a esas propuestas comunales y las convertiría previo consenso y aprobación de las comunas (aprobación popular) en leyes estadales. Por ultimo una tercera instancia nacional, se encargaría de los elementos macros de las leyes nacionales y las implicaciones internacionales, revirtiendo de esa manera la importancia legal de las normas en relación con el pueblo. Los miembros que conformarían esa tercera fase legislativa, también deben pasar el filtro de las comunas en sus respectivos ámbitos comunales. ¿Cómo se conformarían esos ámbitos comunales? Como propuesta digo que debería ser estructurada según los intereses comunes desde el orden económico, político y estructural social, que podrían denominarse colegios comunales electorales. De esa manera, las comunas campesinas, tendrían sus beneficios legales, las comunas obreras o fabriles, también tendrían su orden legal de garantías; así también las comunas de ciudades o comercio y distribución de bienes y servicios, etc., al final seria un cuerpo nacional legislativo, donde estaría representada toda la sociedad desde el punto de vista de la función laboral, de trabajo o profesión.

Insisto que no es posible revolucionar con estructuras decadentes y obstruyentes, la revolución es dinamismo y cambio, es adaptación de lo estructural al nuevo orden social en nacimiento, es derribar lo viejo y lo que lo sostuvo. Esta es una propuesta que hago, pero lo cierto es que ese parlamentarismo elitesco y absurdo debe cambiar, no podemos seguir eligiendo a chulos que luego venden los intereses del pueblo, por comodidades y dinero para ellos o que terminan aliados con el enemigo, sean diputados, o gobernadores, o alcaldes.

Javier Monagas Maita
javierdelvallemonagas@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario