El diagnóstico precoz es fundamental para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal en niños, según experto

Por • 24 Feb, 2010 • Sección: Salud

Uno de los problemas que conlleva la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) en los niños es la dificultad de diagnóstico, ya que sus síntomas pueden confundir, por lo que resulta fundamental un diagnóstico precoz preciso, afirmó el doctor Javier Martín de Carpi, adjunto del Servicio de Gastroenterología del Hospital San Joan de Deu, durante la I Aula de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Pediátrica (EII-P) para enfermos y padres.

Según el doctor, esta dificultad es mayor en pacientes en edad pediátrica por lo que “requiere conocimiento y vigilancia por parte de los pedíatras desde Atención Primaria”. “Un tratamiento temprano que revierta sus efectos es crucial para la mejor evolución de la enfermedad por lo que este diagnóstico temprano es fundamental”, explicó Martín de Carpi.

Más de 250 personas asistieron a esta jornada, organizada por la sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del Hospital Sant Joan de Deu de Esplugues de Llobregat, bajo el título ‘Conocer la enfermedad, vivir con la enfermedad’ en la que se han tratado gran variedad de temas sobre esta patología y los trastornos que puede causar en el propio paciente y en su entorno.

El doctor afirmó que “el facilitar una información adecuada para pacientes y padres constituye un aspecto fundamental para una buena aceptación y adaptación a la enfermedad”.

La EII-P afecta a niños y adolescentes en periodos críticos de crecimiento y maduración, por lo que su detección en el menor tiempo posible es un aspecto básico. “Una característica de la EII-P, especialmente en el caso de la Enfermedad de Crohn, es que muchas veces presenta una sintomatología larvada y poco clara, por ejemplo, pérdida de peso paulatina, dolores abdominales recurrentes o retraso en el crecimiento. Todo ello conlleva una demora en la detección de la enfermedad”.

CREACIÓN DE UNIDADES MULTIDISCIPLINARES

El diagnóstico precoz requiere una labor de información y concienciación por parte de todos los implicados en el cuidado de los pacientes pediátricos. “La creación de unidades multidisciplinares para el tratamiento de estos niños en hospitales infantiles de referencia, de las que formen parte gastroenterólogos pediátricos, enfermería especializada, dietistas y nutricionistas, psicólogos y psiquiatras, cirujanos infantiles, y servicios sociales, es fundamental para un correcto abordaje de la problemática”, afirmó.

Según indicó el doctor, el papel de la familia es muy importante tanto a nivel social como psicológico, especialmente en este tipo de pacientes, ya que “el curso oscilante de la enfermedad, el carácter imprevisto de las exacerbaciones y la incertidumbre sobre su evolución condicionan la dinámica familiar”.

Además, destacó la importancia de crear una red de apoyo integral fuera del hospital “tanto social, como institucional y educativa. Así se facilitaría la correcta integración de estos niños en la sociedad, ya que tener una enfermedad crónica no debería suponer estar constantemente enfermo y, además, estos pacientes deben sentirse niños y adolescentes normales”.

Durante la jornada se trataron además, otros temas como el concepto y características de la EII-P, la introducción a los diferentes tratamientos, el papel de soporte que debe jugar una unidad hospitalaria para esta especialidad, la nutrición adecuada durante los brotes y el impacto psicológico en el paciente y la familia.

También se abordó la enfermedad del adulto, de manera que pacientes adultos que fueron diagnosticados en edad pediátrica contaron sus experiencias. Del mismo modo la Asociación de Enfermos de Crohn y Colitis Ulcerosa española dio a conocer aspectos asociativos que pueden ser beneficiosos para los pacientes.

Europa Press



Tu opinión es importante. Escribe un comentario