Cancún “no preocupa” en EE.UU. ni en la OEA

Por • 24 Feb, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

La proyectada Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños anunciada este martes en Cancún no molesta a los excluidos, EE.UU. y Canadá, ni preocupa a la potencial desplazada: la Organización de Estados Americanos, OEA.

De hecho, la noticia de que la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe realizadas en México dejó puestas las bases para la conformación de este nuevo espacio de integración y coordinación política subregional, han sido recibidas con beneplácito en Washington.

En el Departamento de Estado dijeron darle la bienvenida a la iniciativa ya que consideran que potencia las posibilidades del intercambio de ideas en la región.

Mientras que en la OEA, cuya sede está ubicada en la capital estadounidense, dicen no tener razones para temer que el nuevo organismo termine restándole importancia, como parece ser la intención de algunos gobiernos latinoamericanos que suelen ser muy críticos con el foro, como Venezuela o Bolivia.

No es competencia

“Prácticamente todos los países que asistieron a la Cumbre de Cancún son fuertes aliados de los EE.UU. y estamos trabajando en iniciativas comunes”, dijo a BBC Mundo la portavoz de la oficina de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado, Virginia Staab.

Aunque Staab explicó que su gobierno no tiene una posición definida acerca del posible debilitamiento de la OEA con la creación de la nueva institución, aseguró que son “optimistas de que los muchos foros regionales abran más oportunidades al diálogo, aunque no creo que vayan a tomar el lugar de la OEA”.

Para Washington, la OEA seguirá siendo el foro “más útil” para discutir los temas hemisféricos porque abarca a todas las naciones del continente.

Fuentes de la OEA –no identificadas por no estar autorizadas a dar declaraciones sobre el tema- dijeron a BBC Mundo que “es muy difícil que la organización sea desplazada, al menos en el corto plazo”.

“Esa ha sido la posición que ha expresado públicamente el Secretario General (de la OEA) José Miguel Insulza. El secretario ha dicho que es bueno que existan mecanismos de coordinación política regional”, aseguró la fuente.

Letra pequeña

Al hablar de un eventual desplazamiento de la OEA hay que considerar algunos temas prácticos.

La OEA cuenta con programas de desarrollo, educativos y de derechos humanos que se han venido perfeccionando a lo largo de décadas y que se han convertido en referencias continentales.

Algunas capitales se han quejado de “maltrato” por parte de la Comisión de Derechos Humanos o las sentencias de la Corte Intermericana de derechos Humanos, pero en general son instituciones que gozan de prestigio internacional.

Otros críticos del organismo dicen que los desniveles económicos de Canadá y EE.UU. con el resto del continente hacen que sea un espacio desequilibrado por naturaleza, donde los interese políticos de los del norte terminan imponiéndose.

Sin embargo, para los países mas pequeños, como los caribeños, la membresía a la OEA les permite acceso a transferencias financieras importantes a cambio de cuotas muy bajas.

“Sería muy difícil imaginarse que Venezuela, Brasil o Argentina van a estar en capacidad de dar el financiamiento para duplicar los programas que tiene la OEA. No sería viable y no tendría sentido”, afirmó otra fuente.

En Washington reconocen que habrá tiempo para coordinar y recuerdan que, según el cronograma de Cancún, faltan por lo menos dos años antes de que esté en pleno funcionamiento la nueva Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Carlos Chirinos
BBC Mundo, Washington
24/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario