3sP3R3M0s la R3acc10n d3 la 63sT1a

Por • 22 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Sin ánimo de pesimismo. La decisión tomada por los cancilleres de la región latino sur caribeña, de dar el paso firme y necesario para conformar una organización de países del continente, libre de la presencia malévola de Estados Unidos y Canadá, es el mejor ejemplo de que se rebozó el vaso de la paciencia y la dependencia de esas naciones malinches. Con la gota de Haití y la previa del golpe de estado en Honduras, pasó por fin lo que bolívar había impulsado, eso traerá consecuencias con la reacción del enemigo bestial Sion yanqui.

¿Quien conoce al enemigo anglosajón de nuestros pueblos? ¿ Quien no sabe de su soberbia? ellos son capaces de cualquier cosa para mantener un estado de cosas, en las cuales ganan todo y no pierden nada. Si en su temor infundado, fueron capaces de arremeter con sus tropas asesinas en contra de países indefensos, catalogándolos de amenaza para su seguridad, por el simple hecho de desarrollar políticas que favorecían a los más pobres, ¿que no harán ahora, cuando en verdad su supremacía e influencia política en la región merma como el queso en un desierto?

No podemos ser incautos o desprevenidos. La urgencia de un acuerdo militar es tan importante ahora para nuestros países, como el aire para vivir. Vendrán nuevos golpes de estado disfrazados y de ser necesario, los asesinos gobernantes del norte, no guardaran apariencias para intervenir directamente y sin ningún pretexto (no soy adivino ¡los conozco! por sus hechos) la ocupación militar de Colombia, Panamá, curazao, Aruba y Honduras, no es por deporte o por bondad, esas ocupaciones y la cuarta Flota, son herramientas que el enemigo sembró en nuestros patios para usarlas llegado el momento. Nuestra América mestiza está obligada a hablar un lenguaje claro y contundente, debe dar a entender que no está dispuesta a tolerar más intromisión y masacres en sus territorios por parte del imperio sionista yanqui y sus aliados de la OTAN. Los ojos de la región están puestos sobre las oligarquías de Chile y Colombia, principales traidores de los intereses de la unidad latino sur caribeña. Los pueblos debemos ser contundentes en los respaldos a las acciones de nuestros legítimos gobiernos.

Es hora que nazcan también los ejércitos populares latino sur caribeños, para enfrentar lo que inevitablemente vendrá. Por que no tiene sentido unirse estratégicamente en la región para luego permitir que la bestia asesina sionista yanqui siga carcomiendo el derecho de auto determinación de los pueblos cada vez que quiera. Soberana responsabilidad para Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Cuba, sin quitarle peso a las demás naciones, pero es nuestra la mayor responsabilidad.

Está tomando forma la patria que Bolívar planeó, es un honor y un deber nuestro, que sea en nuestros días cuando por fin establezcamos el gran proyecto de la patria grande bolivariana. No será fácil, harán falta sacrificios y penurias pero por favor ¿díganme si no vale la pena?

Javier Monagas Maita
javiermonagasmaita@yahoo.es



Tu opinión es importante. Escribe un comentario