Método para mantener vacunas sin refrigerar

Por • 21 Feb, 2010 • Sección: Ciencia

Científicos de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, dicen que encontraron la forma de mantener a las vacunas estables en temperaturas tropicales sin necesidad de refrigeración.

Los investigadores afirman en la revista Science Translational Medicine que el hallazgo tiene el potencial de revolucionar los esfuerzos de inmunización, particularmente en regiones en vías de desarrollo donde las enfermedades infecciosas matan a millones de personas cada año.

Con la tecnología, agregan, no habría necesidad de refrigeradores, congeladores y las infraestructuras de salud asociadas.

El método, llamado HydRIS (Sistema Hipodérmico de Inyección Rehidratada), requiere combinar las vacunas con dos tipos de azúcar antes de deshidratarlas lentamente en un filtro de papel.

Esto conserva a la vacuna estable y posteriormente, cuando se necesita inyectarla, puede fácilmente reactivarse.

La necesidad de mantener las vacunas a temperaturas frías para evitar que se deterioren, es a menudo un problema en países en desarrollo donde no hay refrigeradores ni clínicas o donde el abastecimiento de electricidad no es confiable.

Los investigadores afirman que con el nuevo método lograron mantener a las vacunas estables hasta por seis meses.

La tecnología utiliza sacarosa y otro tipo de azúcar llamada trehalosa, que se conoce por sus propiedades conservantes.

Sencilla y barata
Según el profesor Alan Hill, quien dirigió la investigación “si logramos convertir todas las vacunas estándar en una solución como ésta, sería mucho más barato distribuirlas porque podrían sobrevivir a temperatura ambiente y con esto se podría vacunar a muchos más niños”.

“La tecnología es simple y extremadamente barata y no presenta más obstáculos científicos”.

“Nuestros ensayos fueron bastante difíciles porque usamos virus vivos. Así que creemos que si pudimos estabilizar esas vacunas que son más frágiles, el método podrá funcionar también con otras vacunas que contienen proteínas inactivas”.

“Ahora sólo es cuestión de desarrollar la técnica, probarla en África y ver si puede producirse industrialmente. Esto podría ocurrir en los próximos cinco años” afirma el investigador.

Por su parte, el doctor Matt Cottingham, quien también participó en el estudio, afirma que “sin necesidad de refrigeración las vacunas podrían incluso podrían ser transportadas en una mochila por un individuo en bicicleta hasta las áreas más remotas”.

La investigación -financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates- fue realizada en colaboración con la empresa Nova Bio-Pharma Technologies.

La Alianza GAVI, una asociación de organizaciones públicas y privadas que trabaja para acelerar la inmunización en 72 de los países más pobres del mundo, recibió positivamente el avance.

“Poder mantener las vacunas en la temperatura correcta desde que salen de la fábrica hasta que llegan a los niños en las comunidades más pobres y remotas del mundo es siempre un enorme desafío” afirma Dan Thomas, director de comunicaciones de la Alianza.

“Así que las nuevas ideas para superar las barreras para hacer llegar los beneficios de la inmunización son totalmente bienvenidas” agrega.

BBC Ciencia
18/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario