Las marionetas del pueblo (En el buen sentido de la palabra)

Por • 21 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Todos los días la despertar y darme cuenta de mis potencialidades, siempre tengo que preguntarme ¿Cuáles potencialidades? Si en mi vida he conocido eso en mí, pero sé; que algo de eso hay en mi aunque no se note, ni se manifieste y; ni yo lo refleje, pero la vaina está ahí, y de ahí, de esa creencia de que yo poseo cualidades y alguna que otras virtudes, es donde me nace la vana ilusión de que, algún día, voy a despertar con una musa extraordinaria y voy a redactar un escrito que perdura y quedara en el tiempo como legado para la posteridad.

Y pensando en esa creencia fue que desperté creativo e inventivo y se me vino a la mente este título para mi escrito de hoy; si, el titulo de hoy tiene mucho de fantasía y de falsas creencias mías, pero también está lleno de sabiduría marginal o como lo llamarían los sociólogo: “Experiencias Popular”. Si; experiencia popular porque voy hablar de cosas vividas y otras menos vividas, pero vista oídas y recontra presenciada, es decir, como un Arquímedes cualquiera, voy a narrar verdades, con síntomas de radio novela, para que nos demos cuenta del terrible mal que nos aqueja y que para lo cual siempre buscamos de hacer responsable, de nuestra propia irresponsabilidad y de nuestra eterna ignorancia a las personas que tengamos por marionetas de nuestro destino en esos momentos.

Primero fue…y con permiso de dios…nuestro señor JESUSCRISTO, y luego de algunos siglos más tarde, se nos presento un muchachito, que de no ser por un tío, y los tentáculos del destino, tal vez, fuera una historia distinta a la actual y la presente, y es por esos antecedentes que yo les he manifestado, que ese niño de nombre don SIMON y BOLIVAR apellidado ese sucesor de aquel hombre un día crucificado; corrieron varias centurias y, las hazañas valientes de algunos hombres resteados, le echaban brisa a la brasa de aquella gesta valiente del DON SIMON desterrado; dicen, que su maestro y tocayo por nombre y RODRIGUEZ apellidado, llevaba viva la brasa y de la oligarquía apartado contaba la gran hazaña de aquel valiente soldado y con sus historias vividas al lado de aquel soldado, cuentan que en una choza de guafa, haciendo velas para dar luces y errando e inventando las esperanzas, soñando murió olvidado.

Pero más tarde un muchacho; que tal vez oyendo la historia, por aquel hombre contadas, se dedico conocerlas y a comprenderlas ensalzadas a su patriotismo que ya traía en el alma, y fue acumulando pasiones en medio de tanto estíos y de una noche a la otra se convirtió en general de las tierras y los hombres libres EZEQUIEL ZAMORA, fue el hombre que atizo la candela de aquella hoguera encendida, para que se avivaran las llamas que nos traerían años mas tardes al seno de nuestros días al nieto de un tal MAISANTA que mientan HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS.

Hasta aquí me llego la musa, aquí, comienza otro cuento es que pareciera como de tontos, que en medio de tantas necesidades pretendamos que algunos cortos de cerebros, que se nos acaben los males que, en casi cuarenta años nos dejaron los que hoy pretenden volver al poder, para hacernos ver lo que es bueno.

¿HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS? Si; es nuestra marioneta y de acuerdo como CHAVEZ quiera, de esa manera queremos ¿Si sufre? Con el sufrimos, si llora con el lloramos y se hay que morir primero, por el nos sacrificamos, porque después del mesías, Jesús Cristo, así mentado, Bolívar, Robinson, Zamora y el Gran Mariscal olvidado, no puede haber otro final que el gran objetivo alcanzado, una ¡PATRIA! verdaderamente libre y soberana de la mano con el taita de la REVOLUCIÓN de mil años. ¡VIVA CHAVEZ CARAJO!

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! Ni Revolución

Jesus Chua Espinoza



Tu opinión es importante. Escribe un comentario