Informales alteran órden en Barcelona

Por • 21 Feb, 2010 • Sección: Municipio Bolívar

La economía informal, cada vez toma espacios en el municipio Simón Bolívar, haciendo frente a las medidas de desalojo que vienen tomando las diversas direcciones adscritas a la alcaldía de Barcelona.

Buhoneros, lavacarros y vendedores de alimentos ambulantes, son algunos de los problemas que viene enfrentando el ayuntamiento capitalino desde hace más de uño, cuando la alcaldesa, Inés Sifontes, tomó las riendas de la municipalidad. Para nadie es un secreto que en reiteradas ocasiones, buhoneros han hecho frente a las autoridades municipales y que una vez desalojados no pasan dos días, cuando se multiplican en las principales vías de la ciudad.

En este sentido, el director encargado de Urbanismo, Luis Gómez, ha informado en reiteradas ocasiones, que no se permitirá la presencia de los que se ganan la vida a través de la economía informal. Entre las situaciones que destacan con gran problema en el municipio, es que aún permanecen los “Lavacarros” en diferentes espacios de la zona capitalina. Actualmente, estas personas, quienes aseguran que éste es su único sustento, aún permanecen laborando en las diferentes barriadas y calles de la ciudad, sin tomar en cuenta el decreto que emanó el Ejecutivo Regional.

Sector como Los Tronconales, Avenida Pedro María Freites, Prolongación de la Cumanagoto, Casco Central, Barrio Lindo, Barrio Sucre, Barrio El Espejo, entre otros, cobijan a estos informales. Gómez, mencionó que el desalojo de estas personas luego que entrara en vigencia el decreto regional, se ejecutó en dos fases. Explicó que la primera contaba con la información que se les suministró a estas personas, sobre la existencia de este estatuto legal. Añadió que este operativo se realizó en una semana. Para sorpresa de las autoridades, en principio los “lavacarros” acataron la normativa y abandonaron sus espacios por voluntad propia, pero no tardó ni una semana cuando volvieron a la faena diaria.

Aseguró el titular del despacho de Urbanismo, que actualmente las medidas serán más drásticas pues, destacó que se aplicarán multan que estarán entre 54 y 10 Unidades Tributarias (UTB); si son reincidentes se les decomisarán los implementos de trabajo y podrían ser privados de libertad por varias horas. Sin pena ni gloria, estas personas han hecho caso omiso a estas decisiones, pero, explicó Gómez, que sin darse cuenta, están alterando el orden urbanístico de la ciudad. Señaló el funcionario municipal, que para llevar acabo un plan de reordenamiento del municipio capitalino, se tiene que erradicar la economía informal de todos los espacios de la ciudad.

Otro problema al que se ha enfrentado la alcaldía, son los buhoneros que pernotan en el bulevar 5 de julio. Apuntó el funcionario que actualmente se está realizando un censo, para conocer cuando buhoneros hacen vida en el referido sector. Agregó que sólo deben permanecer en este espacio, las 200 personas con la cual la gestión pasada llegó a un acuerdo de reubicación. Mencionó que los que estén fuera de esta lista, deberán abandonar el paseo barcelonés. Pero no solo estos buhoneros contribuyen al desorden en el que se encuentra el municipio, según el directivo; sino también aquellos vendedores como los llamados “cdceros”, “minuteros” y “fritangeros” que se instalan en las principales avenidas como La caracas, Miranda y Calles como la Monagas y 5 de Julio.

Ante este panorama el director encargado, informó que se tomarán acciones más radicales para contrarrestar esta situación, que viola la Ordenanza de Libre tránsito peatonal dentro de la municipalidad. Concluyó el funcionario, que se prevé realizar una serie de operativos, con el objeto de hacer cumplir los lineamientos legales, que convergen entono a esta situación.

EC/Malfred Carrasquel
Diario Metropolitano
21/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario