Nos dejaremos sorprender

Por • 20 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Las cosas que nos suceden no tienen importancia; lo importante es aquello en lo cual nos transformamos como resultado de tales experiencias.
Sri Gyanamata

Soy una persona de tercera edad, algo quebrantado de salud, así que entre una cosa y otra en la medida de lo posible escucho la radio, veo TV, ando por el vecindario, converso en el kiosco de periódicos, curucuteo en la computadora, finalmente, pretendo ser útil por eso escribo estas líneas.

En relación al asunto que tanto nos preocupa, la sequia, en estas últimas semanas he notado una absoluta ausencia de nubes como no recuerdo haber visto antes, pero hay algo que me indica que antes de que termine febrero comenzaremos a tener lluvias; aún así quiero llamar a la prudencia.

Es mi impresión que la gente no tiene idea muy acertada de lo que pudiésemos pasar si la sequia se prolonga más allá de mayo, ¿la población está preparada mentalmente para superar una ausencia de electricidad por días, o quizás semanas?, de ser éste el caso, la población debe entender que afrontaríamos situaciones como las siguientes:

No funcionaria prácticamente ningún aparato hogareños; no habría TV, radio, computadoras, iluminación. Algunas personas han comprado generadores eléctricos con las que podrían auxiliarse y se creen librados del problema, pero lo cierto es que las bombas de gasolina no operan sin electricidad así que no habría como mantener el funcionamiento de esas  plantas ni de los medios de transporte. Igualmente no habría servicio de agua, todos los sistemas de bombeo requieren electricidad. Los alimentos serían otro problema, los que requieren refrigeración se perderían y no serían ofertados más, quedarían sólo los vegetales duraderos y los enlatados, no podrían funcionar escuelas, hospitales, empresas, pronto desaparecería la comunicación telefónica por ausencia de fluido en las compañías y quedar descargados los celulares.

¿Cómo harían las personas que tienen cocinas eléctricas para preparar sus alimentos? ¿Se mantendría el ya dificultoso suministro de bombonas de gas domestico?, ¿Se requiere electricidad para recargar las bombonas?. Tendíamos nerviosismo, no podemos olvidar que tenemos una quinta columna que no perderá la oportunidad de salir a generar caos.

Ante todo este posible panorama, ¿Se han reunido los Consejos Comunales, los Círculos Bolivarianos, la fuerzas estudiantiles y sindicales para planificar como coordinar al pueblo? .

No es una actitud inteligente que el pueblo se quede como paralizado, dejándole el campo abierto a quien sea que quiera ocuparlo, y que estos con toda libertad generen  toda clase de argumentos para vapulear al gobierno, en una situación tan grave no se puede dejar al gobierno solo, y luego esperar que lo resuelva todo, el pueblo tiene que manifestar contundentemente su respaldo al gobierno, ¿para que lo eligió?, ¿no disfruta diariamente de los beneficios que éste gobierno le procura?. Además los enemigos del pueblo están plagados de orgullo y el pueblo no puede dejarse transformar, el orgullo es cegador e impide percibir la vastedad que experimentan las almas superiores, y no olviden que Hugo es un alma superior.

Será una gran pérdida de esfuerzo si las lluvias llegan a tiempo y se queden sin ejecución los planes de contingencia que puedan estructurar los factores del gobierno, no sería peor no tener ningún plan de acción ante una terrible crisis eléctrica. En todo caso las lluvias llegarán a tiempo y los planes de contingencia que queden sin aplicar conformarán unos documentos y  experiencias que nos enriquecerán para el futuro.

19-10-2010

Carlos López



Tu opinión es importante. Escribe un comentario