El problema ideológico

Por • 20 Feb, 2010 • Sección: Reflexiones

En estos días he estado pensando y reflexionando acerca de esa palabra que todo el mundo utiliza como síntesis de problemas visiones, filosofías…. Es la palabra “ideología”, a menudo una dice. “Es un problema de tipo ideológico el que tengo con la compañera…” o “el problema es ideológico….” Entonces, uno termina como pensando que el asunto es grave, casi que imposible de superar. Máxime cuando uno o una descubre que es como una distancia que no se puede acortar y por ende Chas!!! Terminas frito.

Y… es verdad, el asunto del problema ideológico es infinitesimalmente insondable, ella, la ideología burguesa, se hace presente en las formas y maneras de cómo cada quien ve el mundo, sus alrededores y a si mismo en relación con el otro. Y… la cosa no es tan sencilla pues quien le pone el cascabel al gato y con cuales referentes evaluamos o criticamos o enjuiciamos al otro cuando en definitiva todos tenemos la ideología dominante, burguesa metida en las almas y los corazones… también en las manos cuando accionamos.

Pero mi reflexión va en serio, hay problemas ideológicos que, desde la revolución no superamos y nos hacemos eco de lo que precisamente hay que combatir, y en consecuencia lo defendemos dando cualquier cantidad de argumentos relacionados con asuntos que cualquier capitalista defendería.

En estos días hablando con una connotada amiga de toda la vida, comentaba ella que vive en alquilada en un anexo que solo tiene un tubito al que le llega agua…a veces si a veces no… y que, como iba a ser posible que a estas alturas de la revolución ella no tenga calidad de vida, que si patatin que si patatan… bajo el inclemente sol le dije que allí estaban los consejos comunales para que se alistara y comenzara a luchar por su mejora de calidad de vida, al respecto me dijo que ella no tenía tiempo pues estaba tiempo completo en un trabajo y por tanto eso no era posible, entonces le respondí que esa era la única vía y que si no lo hacia entonces que no se quejara, pues bastante conocimiento tenía como para transformar esa realidad de la que tanto se quejaba… en fin.. No hubo consenso. Entonces pensé que teníamos ambas un problema ideológico, que desde la mirada cómoda y argumentativa de ella, la ideología burguesa que espera que el gobierno haga todo, no podíamos transar. Ambas tenemos entonce,s una manera distinta de concebir el mundo y una manera distinta manera de accionar y asumir la realidad.

De eso se trata, de distinguir los problemas de tipo ideológico burgués, que no permiten avanzar dentro de la revolución, luego cada quien se esconde desde sus argumentos para pasar la pagina y vivir en la criticadera permanente de por que me toca vivir como vivo, o por qué me suceden las cosas que me suceden.

Luego, he transitado por otros no menos importantes grupos a los cuales acompaño, y donde hay desencuentros, pues gente a lo interno nos se dirigen la palabra, y cuando destapo que el asunto es ideológico burgués, saltan los argumentos tratando de pasar las paginas. Y digo que los desencuentros entre las personas de la revolución, son armas que el enemigo utiliza y ha utilizado de manera permanente en sus diferentes formas, maneras y que hace mella en los revolucionarios mas pintados… puedo tener diferencias pero los desencuentros son un problema de tipo ideológico, con ello sustento al pensamiento y la acción burguesa.

Y así… puedo dar muchos ejemplos donde los revolucionarios somos presos de los diversos mundos, miradas, puntos de vista, donde la burguesía y los capitalista puedan que estén tranquilos pues hasta los tuétanos convivimos con sus ideales, hasta pienso que el imperio se siente orgulloso de tanta lealtad que le tienen los revolucionarios de toda la vida al hacerles el juego y acariciarlos desde nuestras actitudes poca consecuentes con la revolución que profesamos.

Si nos vamos al plano educativo, allí se ven más los problemas de tipo ideológicos, pues el marasmo en la que estamos muchos maestros, profesores y demás yerbas nos hace instrumentos de la ideología dominante al no tener presente que el enemigo tiene sus tentáculos metidos en nuestra educación mas de 500 años pero que en las ultimas décadas, de la democracia representativa hizo fuerte presencia y nos poseyó a partir de esas escuelas, practicas docentes y el currículo, que son de corte burgués, entonces nuestra Ley Orgánica de Educación en su tercera fase, esta en pico de zamuro si en los próximos meses no nos metemos con este monstruo que se llama ideología burguesa y comenzamos a derrumbar los mitos acerca del docente su papel, el perfil, el currículo, la formación y por último la cultura política desarrollada hasta ahora dentro de las escuelas.

Avanzar con claridad y tener presente que el enemigo está aun intacto paseándose por dentro de nuestras mentes, acciones y relaciones con los demás es una tarea insoslayable en este momento histórico para combatirlo sin cansancio. Ya Simón Rodríguez lo decía en Sociedades Americanas, que el asunto de la pedagogía que demanda el proyecto de este país, es un asunto de andar juntos, analizar juntos, resolver juntos la educación con la direccionalidad que amerita el caso, allí mismito, dentro de la escuela, construir la otra escuela que quedó inconclusa en el proyecto rodrigueano, y en esto, el enemigo principal asecha como lo decía el poeta Siso: “la invasión mas cercana es la que llevamos por dentro…”

Movimiento Pedagógico Revolucionario

Escuela Social Rodrigueana Latinoamericana y del Caribe

Mirna Sojo
mirnasojo@gmail.com



Tu opinión es importante. Escribe un comentario