Trabajadores acusan que gerencia de MMC paró ensambladora

Por • 19 Feb, 2010 • Sección: Economia, Noticias de Anzoategui

Los operadores de la fábrica de vehículos Mitsubishi, Fusso y Hyundai -ubicada en Barcelona- se encuentran de brazos caídos desde el jueves de la semana pasada. Señalaron que, al parecer, la empresa ordenó retirar herramientas de áreas de trabajo. Empresa y obreros mantenían reunión ayer en la noche

Los trabajadores de la planta ensambladora MMC Automotriz en Barcelona realizaron ayer en la mañana una asamblea en la que participaron representantes de la Inspectoría del Trabajo Alberto Lovera. Acusaron al patrono de haber motivado la paralización de actividades desde el jueves de la semana pasada.

Ramón Cedeño, obrero y miembro del Sindicato Nueva Generación de Trabajadores de MMC (Singetram), explicó que todas las líneas de producción se encuentran detenidas debido a decisiones que tomaron gerentes en varias áreas de la fábrica.

Cedeño relató que el pasado miércoles se informó sobre la modificación en la metodología de trabajo en las líneas de pintura, horno-fondo y sellado. “Los 26 operadores se rotaban para evitar enfermedades ocupacionales”.

Destacó el vocero de los empleados -quienes estaban reunidos este jueves en las instalaciones de la planta en la Zona Industrial barcelonesa- que la actitud “arbitraria” de los jefes llevó a los obreros a pasar por alto la orden.

“Al parecer, esa posición no le gustó a los gerentes, y manifestaron que si no era como ellos decían, no se trabajaría. Así fue. Sin embargo, nosotros continuamos manejando las líneas finales de producción”.

Según los miembros de la nómina de la MMC Automotriz, el jueves en horas de la tarde se retiraron las herramientas de las áreas de trabajo. “Eso motivó la suspensión temporal de las actividades”.

La posición de los empleados fue conocida ayer por la representante de la Inspectoría del Trabajo de Barcelona, Argelia Torres, con quien se acordó instalar una mesa de trabajo ayer en la tarde, junto con 21 representantes laborales (escogidos en asamblea) y directivos de la ensambladora.

Torres también recibió denuncias de los obreros sobre presuntas amenazas por parte de personal supervisorio, de llamar a los cuerpos de seguridad del estado para que entraran en la planta,

José Díaz, otro trabajador, indicó que la empresa intentó “mejorar” la situación al anunciar un aumento de salario de Bs.F 15 diarios, y en Bs.F 20 el bono alimentario.

José Castro, miembro de la directiva regional del Partido Comunista de Venezuela (PCV), señaló que el patrono emplea medidas que van en desmedro de la salud de los empleados e incumplen normas de seguridad.

Además, Castro pidió la mediación de la Gobernación de Anzoátegui, así como el Ministerio del Poder Popular para el Trabajo y la Seguridad Social (Mintrass), mediaran en la crisis laboral de la ensambladora.

Respuesta en espera
Hasta el cierre de esta edición se intentó hacer contacto con la gerencia de la planta nipona para conocer su posición ante los señalamientos realizados por los trabajadores. La comunicación no fue posible, sólo se informó que se mantenían reuniones con el sector laboral.

Hoy se estima conocer el resultado del encuentro que se extendió hasta altas horas de la noche.

Cifras
140 carros se han dejado de ensamblar en los días en los que se ha mantenido detenida la producción en la planta ensambladora de la planta MMC Automotriz, ubicada en la Zona Industrial de Barcelona. Los trabajadores alegan que diariamente se fabrican entre 30 y 40 unidades, dependiendo de la materia prima y otros factores que influyen sobre la manufactura.

Andrés Astudillo Morales
Diario El Tiempo
19/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario