Emprendedores proponen solución energética a través de las olas del mar

Por • 18 Feb, 2010 • Sección: Ciencia

El diseño y construcción de un prototipo de convertidor de energía oceánica, es una novedosa alternativa que podrá beneficiar principalmente a las comunidades costeras de Venezuela

Desarrollar la conceptualización y diseño de tecnologías para la extracción de energía de olas del mar que pudieran ser eficientes a partir de 5 Kw|/m de cresta o alturas promedio de olas igual a 0,75 metros, fue uno de los principales objetivos planteados por un grupo de ingenieros dispuestos a brindar solución y alternativas a la población costera en el tema de la energía eléctrica.

El proyecto forma parte de una iniciativa ofrecida por el ingeniero Álvaro Atilano, representante de Nova Energías Renovables, empresa mixta donde el Estado, a través de la Sociedad de Capital de Riesgo (SCR), posee 46% de acciones; este profesional, tuvo la oportunidad de mostrar esta innovación ante el Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (MCTI), así como ante el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit), y ambas instituciones apostaron por el desarrollo de esta inventiva que, sin duda, representa un paso importante para la generación de energía en poblaciones costeras venezolanas.

Según palabras de Atilano, actualmente es importante la introducción y uso de tecnologías de energía renovable, no solamente para la generación de energía eléctrica limpia y contribuir en la reducción de gases de efecto invernadero (GEI), sino también para disminuir los costos relacionados con la generación y uso de energía.

“El principal beneficio que se produciría al desarrollar una tecnología limpia como el convertidor de energía oceánica, es a corto y mediano plazo, pues, se estima proveer energía eléctrica de manera descentralizada y distribuida a comunidades rurales costeras, especialmente a aquellas desasistidas y aisladas, comenzando en Venezuela y extendiéndose a los países que conforman Petrocaribe y la Alba, esto convertirá a la nación en uno de los primeros países del trópico a nivel mundial en poseer este tipo de tecnología”, indicó Álvaro Atilano.

Es decir, las comunidades costeras que sufren constantemente de cortes del servicio eléctrico tendrán una fuente adicional de generación eléctrica muy cerca de ellas, lo cual contribuye a la solución del problema en fallas de energía.

Se pudo conocer que la introducción de tecnologías de generación distribuida de energía eléctrica, basadas en el recurso renovable de las olas del mar, permitiría la diversificación de las fuentes de energía primaria en Venezuela que actualmente está basado 70% en el recurso hidroeléctrico y 30 % en termoeléctrico.

Como muchas comunidades costeras se encuentran lejos del sistema interconectado (Península de Paria, Ocumare de la Costa, etc.), la instalación de plantas de generación eléctricas marinas muy cerca de las poblaciones, eliminaría la necesidad de transmisión a larga distancia evitando así las pérdidas técnicas de transmisión.

En consecuencia, sostiene Atilano, las olas del mar estarán siempre presentes independientemente si hay o no sequías, o bien, si hay o no combustibles. “Entre las opciones evaluadas para ubicar y probar el prototipo, se seleccionó La Boca en El Playón, jurisdicción del municipio Ocumare de la Costa de Oro del estado Aragua”, aseveró Atilano.

Para ello, consideraron que la playa posee características morfológicas ideales para la prueba del prototipo, ya que tiene forma de caleta entre puntas naturales y espigones, además está sujeta a procesos erosivos.

Posee un oleaje significativo y constante para la prueba del prototipo. No interrumpe las rutas de navegación y en el lugar no se realizan actividades turísticas de manera intensiva; asimismo, se encuentra cerca del Centro Integral de Hidrología Médica de Aragua, que a futuro podría ser beneficiario de la generación eléctrica proveniente del movimiento de las olas.

“Otras localidades costeras que pueden beneficiarse a corto plazo son las del eje Ocumare de la Costa-Puerto Maya, y las comunidades en las islas de Los Testigos, Coche, Los Roques, Los Monjes, Margarita y otras islas”, indicó.

Novedad para poblaciones históricamente oprimidas
La implementación de esta moderna tecnología afectará de manera positiva el medio ambiente, pues, ayudará a reducir la dependencia en plantas eléctricas movidas por motores diesel. Adicionalmente a la reducción de emisiones de gases de invernadero, el transporte de combustible a estos sitios remotos por tierra o mar es reducido o eliminado, lo cual aminora los riesgos de derrames asociados al transporte.

Cabe destacar que actualmente muchas regiones costeras reciben su energía eléctrica a través de líneas de transmisión, que en su mayoría se perciben como impactos visuales; estos serían también disminuidos a través de la utilización de energía oceánica donde cada comunidad costera podría tener una planta de generación de energía con estas características.

“Otro impacto importante para las poblaciones costeras rurales, es que la tecnología ha sido conceptualizada para que la instalación, operación y mantenimiento sea realizada por las propias comunidades, creando así empleo local”, puntualizó.

Es así como emprendedores venezolanos, con el respaldo del MCTI a través del Fonacit, encaminan sus investigaciones en la búsqueda de soluciones tangibles para la nación, afianzando las áreas estratégicas desarrolladas por el Estado a fin de converger todos los esfuerzos y alcanzar la independencia tecnológica, científica y la suprema felicidad social, contemplada en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013.

YVKE Mundial/Danissa Rangel/Prensa Fonacit/Prensa MCTI
18 DE FEB DE 2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario