Argentina llevará ante la ONU preocupación por exploración británica en las Malvinas

Por • 18 Feb, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El gobierno argentino llevará ante la ONU su preocupación por la exploración petrolera que llevan en las Islas Malvinas empresas británicas. Como primera medida para frenar la búsqueda de petróleo en las islas, Argentina decretó que todo buque que navegue por aguas argentinas hacia el archipiélago deberá tener previa autorización. Ahoraprevé elevar su voz a las Naciones Unidas, pues asegura que el Londres desoye las resoluciones del organismo.

Argentina afirmó este miércoles que tomará medidas adecuadas para frenar las exploraciones petroleras autorizadas por Gran Bretaña en Islas Malvinas pero aclaró que lo hará de manera pacífica y que presentará su preocupación ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) la próxima semana.

El vicecanciller argentino, Victorio Taccetti, informó a un medio local, que Gran Bretaña intenta “explotar en forma unilateral e ilegítima recursos naturales que son de la República Argentina, y Argentina tiene que tomar las medidas adecuadas para defender sus intereses y sus derechos”.

Argentina “defiende sus derechos, obviamente por medios pacíficos, como la acción bilateral y multilateral en los organismos” internacionales, ratificó Taccetti.

Ante los reclamos del gobierno de Buenos Aires, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, recibirá el próximo miércoles al ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Taiana, quien le expondrá la preocupación de su país por las prospecciones petroleras en las Islas Malvinas y por las decisiones que toma el Reino Unido.

El gobierno dispuso el martes a través de un decreto presidencial que todo buque que navegue por aguas argentinas deberá tener previa autorización, esto en respuesta a las actividades de búsqueda petrolera que adelantan empresas británicas en las Malvinas, calificadas por el país suramericano de ilegales y unilaterales.

“Todo buque que se proponga transitar entre puertos ubicados en la Argentina continental y las Malvinas o atravesar aguas jurisdiccionales argentinas hacia las islas, o cargar mercadería entre estos puertos, tendrá que solicitar autorización previa al gobierno argentino”, así lo indica el decreto firmado por la presidenta argentina, Cristina Fernández.

Asimismo, Taiana estará este jueves y viernes en México, en la reunión de cancilleres del Grupo de Río, para lograr que la organización se pronuncie y reclame el cumplimiento de las resoluciones de la ONU sobre las Malvinas. El canciller trabajará en función a las instrucciones de Fernández, según informaron fuentes de la Cancillería a la agencia estatal Télam.

La mandataria defendió el decreto y reclamó el cumplimiento de las normas del derecho internacional.

“Estas resoluciones han sido desoídas sistemáticamente por el Reino Unido”, afirmó la jefa de Estado y recalcó que “no hablo de cuestiones pequeñas, sino de derecho internacional”.

Del mismo modo, Fernández lamentó que las resoluciones de las Naciones Unidas “solamente se ponen en marcha cuando los que están obligados a cumplirlas son los países más débiles o con menos poder”.

“Queremos que las resoluciones de ONU se le hagan cumplir a todos los países del mundo, porque es la única manera sensata, seria y responsable de convencer a toda la humanidad, a todos los países de que hay un derecho internacional al que todos debemos sujetarnos y todos debemos respetar”, señaló la presidenta el martes en un acto en la localidad de Merlo, provincia de Buenos Aires.

Por su parte, el vicecanciller argentino indicó que el decreto hará más difícil la exploración petrolera en las islas porque “cuanto más lejos tengan que ir a buscar sus aprovisionamientos, se les hace más difícil y más costoso”.

No obstante, Reino Unido, no le dio mucha importancia a la decisión tomada por el gobierno argentino, y señaló que las aguas que rodean las islas están bajo el control de las autoridades del archipiélago, por lo que no se verán afectadas por el decreto firmado por la presidente Fernández.

La nueva disputa entre Argentina y Gran Bretaña detonó cuando se hizo pública la intención de Londres de iniciar la búsqueda de petróleo en las Malvinas, anuncio que produjo una inmediata respuesta del Gobierno argentino.

El pasado 11 de febrero, el gobierno argentino prohibió operar en todos los puertos del país al buque Thor Leader, que transportó al archipiélago materiales para la exploración petrolera de la empresa británica, Desire Petroleum.

El Thor Leader, se encuentra anclado en el puerto bonaerense de Campana desde el 4 de febrero.

“Prohíbese toda operación en puertos argentinos del buque Thor Leader, de bandera de las Islas de Man, hasta tanto dé cumplimiento a la normativa vigente”, dispuso la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables de Argentina en una resolución.

El documento reza que el barco “carece de autorización de despacho de salida de puerto de origen argentino, al no acreditarse la salida y el despacho otorgado por autoridad marítima nacional en Puerto Argentino”, capital de Malvinas.

El conflicto sobre la soberanía de las Islas Malvinas, ubicadas dentro de la plataforma continental argentina a escasos 480 kilómetros del continente, radica desde el año 1833 cuando Reino Unido usurpó las Islas, expulsó a la población originaria y prohibió su retorno. La población fue entonces reemplazada por ocupantes de origen británico.

La actitud británica derivó en una guerra por los territorios de las Malvinas, iniciada el 2 de abril de 1982. Los enfrentamientos ocasionaron un saldo de 649 soldados argentinos y 255 británicos muertos.

Tras ser derrotada en el conflicto bélico, la lucha argentina ha estado enmarcada en defender la soberanía sobre este archipiélago austral, tomado por la fuerza y dominado desde entonces por Reino Unido. Ese apoderamiento de las islas ha sido ampliamente condenado por Argentina, que los sigue reclamando como parte integral e indivisible de su territorio.

teleSUR-Efe-Télam-Radio Bio Bio/yi – MM
17/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario