Argentina afirma que restricción de tráfico en Las Malvinas es necesario para el diálogo

Por • 18 Feb, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

El vicecanciller aseguró que las nuevas medidas tomadas por el Gobierno argentino buscan hacer respetar la soberanía marítima y territorial de su país, además se intenta obtener el respaldo de la comunidad internacional, en especial del bloque latinoamericano y europeo. Hasta los momentos Argentina ha enviado una veintena de notas de protesta a Reino Unido y por lo menos unas 200 misivas de desaliento a las empresas vinculadas con la exploración y extracción petrolera.

El vicecanciller de Argentina, Victorio Taccetti, aseguró que el decreto que restringe el tráfico de buques cargueros hacia las Islas Malvinas es necesario para que el Reino Unido pueda sentarse a negociar sobre la soberanía de estos territorios, tomados por la fuerza desde el año 1833 y reclamados por el país suramericano como parte integral e indivisible de su territorio.

“Estas nuevas medidas buscan hacer valer los derechos sobre las islas y sobre el mar circundante de Argentina (…) más allá de las notas de protesta que se le han presentado al Reino Unido y notas a otros países que a su vez han sido puestas en conocimiento de la comunidad internacional”, explicó el diplomático.

Taccetti indicó que las medidas tomadas por el Gobierno argentino van “dirigidas a buscar el apoyo (de la comunidad internacional) sobre la posición argentina”, y consideró que era posible que “haya un reconocimiento de que existe este problema”.

El conflicto sobre la soberanía de las Islas Malvinas, ubicadas dentro de la plataforma continental argentina a escasos 480 kilómetros del continente, radica desde el año 1833 cuando fueron tomadas a la fuerza por Reino Unido y su población fue expulsada, algo nunca aceptado por Argentina, que las reclama como parte integral e indivisible de su territorio.

Las medidas a las que se refiere el vicecanciller son las anunciadas y firmadas el martes por la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, donde, entre otras cosas, se restringe el tráfico de buques cargueros hacia las Malvinas.

Mediante este decreto, los barcos en ruta desde o hacia las islas Malvinas que usen puertos argentinos o atraviesen aguas jurisdiccionales de ese país, deben solicitar una autorización previa al gobierno argentino.

El Ejecutivo anunció que comenzarían a buscar el aval de Latinoamérica ante el conflicto con el Reino Unido, así como elevar su reclamo ante organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre lo que considera su potestad de buscar hidrocarburos y su reclamo permanente con relación a la soberanía de las islas.

Al respecto,Taccetti aseguró que la posición argentina sobre el tema de las islas será planteado durante la Cumbre del Grupo de Río que se celebrará en México entre el 22 y 23 de febrero cerca de Cancún (este), y se buscará el apoyo de todo el bloque.

En esta reunión, que se efectuará conjuntamente con la Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC), “estamos seguros que allí se va a hacer una declaración conjunta en apoyo a la posición argentina”, manifestó el vicecanciller.

Por su parte, el secretario del Centro Militar para la Democracia, coronel José Luis García, opina que este “es un conflicto grave que debe afrontar la Argentina otra vez con el sistema imperial” que “amenaza reservas estratégicas del país”.

El gobierno de Argentina descartó tajantemente la posibilidad de una nueva incursión militar para recuperar el territorio usurpado, además ha enviado más de 20 notas de protesta al Reino Unido y por lo menos un par de cientos de misivas de desaliento a aquellas empresas cuyas actividades se relacionan con el sector petrolero.

Al igual que el vicecanciller, el Ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, afirmó este miércoles que “tomaremos todas las medidas que sean necesarias en el marco jurídico y diplomático para preservar nuestros derechos”.

Entre tanto, la gobernadora de la Provincia de Tierra del Fuego, que según el ordenamiento argentino incluye a Las Malvinas, Fabiana Ríos, explicó que al tratarse de una zona en litigio internacional las acciones que adelantan son las acordadas con la cancillería internacional. “Es intención de la provincia fortalecer la posición argentina que tiene que ver con defensa de la soberanía”.

La posibilidad de que la existencia de petróleo en el Atlántico Sur multiplique de 8 a 27 años las reservas energéticas en la región potencia el peso económico de Las Malvinas.

Fuentes de la cancillería argentina citadas por el matutino de Buenos Aires Página 12 explicaron que el decreto firmado por la presidenta Fernández forma parte de “una estrategia diplomática y comercial” que busca encarecer la exploración petrolera que el Reino Unido inicia en las aguas en litigio.

teleSUR/ dag – MM
17/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario