Usuarios en Anzoátegui consumen 300% más energía de lo debido

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Economia, Noticias de Anzoategui, portada4, Servicio Electrico

El director de Distribución y Comercialización de Cadafe en el estado, José Rivero, explicó que el uso de electricidad en los hogares promedio es de 500 Kwh, y los de alta demanda no deben exceder de 800 Kwh, pero ambos grupos sobrepasan ese consumo

El director de Distribución y Comercialización de la Compañía Anónima de Administración y Fomento Eléctrico (Cadafe) en Anzoátegui, José Rivero, indicó que el consumo mensual per cápita en el estado es de 2.000 kilowatios/hora (Kwh).

Rivero señaló que la demanda en hogares debe ser de 800 Kwh si posee una tasa de alto consumo, y de 500 Kwh para los residenciales promedio.

Eso significa que actualmente los hogares anzoatiguenses consumen 300% más de lo estipulado para un domicilio promedio, y si se trata de los de alta demanda, se ubican 125% por encima.

El funcionario agregó que Anzoátegui está en el sexto lugar en la clasificación de las entidades con mayor consumo de electricidad en el país. El estado está por debajo de Zulia, Distrito Capital, Carabobo, Aragua y Miranda.

Rivero aseguró que en la entidad existen zonas que pueden ser catalogadas como altas derrochadoras de electricidad.

Apuntó que de por sí los venezolanos son los que más gastan energía, unos 4.000 Kwh mensuales, cuando por ejemplo, los chilenos o brasileños apenas pasan los 2.000 Kwh al mes. “Podemos concluir que existen muchos usuarios residenciales y comerciales derrochadores del servicio”.

José Rivero recordó que Cadafe tiene censados a 430 mil clientes en toda la región, de los cuales 216 (53%) mil están registrados en el sistema de facturación, y los 214 mil (47%) restantes no cancelan por el suministro de corriente en sus casas.

El gerente de la compañía eléctrica precisó que Urbaneja, Sotillo, Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Guanipa son los municipios donde se registra mayor consumo del servicio doméstico.

Actualmente la generación de energía en Anzoátegui se ubica en 1.390 gigawatios/hora (Gwh).

El racionamiento hasta enero pasado permitió recuperar 47 Gwh en la entidad. “Lo que indica que mientras estemos contribuyendo y aportando a la coyuntura temporal las exigencias podrían mantenerse, aunque la última palabra la tiene Corpoelec como ente regulador, administrador y vigilante del plan de ahorro nacional.

El vocero de Cadafe indicó que los sábados y domingos se ahorra más energía, así como en los bloques horarios comprendidos entre las 9:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde (dos bloques según el Plan de Ahorro Nacional de Energía).

Paliativo
La medida de racionamiento que se aplicará hasta mayo obligó a los directivos de clínicas privadas y establecimientos comerciales a adquirir plantas eléctricas para garantizar su operatividad y enfrentar las fallas eventuales.

Julio Vásquez, director del Centro Médico La Trinidad, ubicado en Puerto La Cruz, indicó que en el recinto adquirieron una planta que les costó Bs.F 135 mil. “En menos de un mes de haber sido instalada la planta trabajó sus primeras 50 horas porque en esta zona hay muchas fallas. El mantenimiento es costoso”.

En un centro asistencial privado situado en el centro porteño, el administrador Luis Lugo apuntó que invirtieron en un equipo similar a finales del año pasado. “Costó Bs.F 95 mil y por la instalación y traslado se pagó Bs.F 9 mil”.

Roberth Amir, dueño de un pequeño centro comercial ubicado en el bulevar de Barcelona, compró una planta en enero. “Aumenté el alquiler de los locales y el condominio para pagar el mantenimiento”.

Sistema vulnerable
Una de las quejas principales de los usuarios es la tarifa que cancelan en comparación con quienes “disfrutan” del servicio eléctrico de forma gratuita, por estar conectados ilegalmente a la red.

Ante esto, el director de Distribución y Comercialización de Cadafe en Anzoátegui, José Rivero, manifestó que la vulnerabilidad del sistema, la anarquía y el uso irracional no han permitido que se tenga éxito en los operativos.

“Esto ocasiona problemas porque perjudica a los usuarios. Al incrementarse la evasión y el robo de energía los ingresos merman, afectando los gastos operativos y retrasando las inversiones que se requieren para fortalecer el sistema”.

A. Astudillo / N. Guzmán / A. Nieto
Diario El Tiempo
16/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario