Solo los que sabemos de exclusión, podemos controlar las molestias del rechazo

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Solamente el titulo de este escrito me dejo sin aliento y sin ningún tipo de idea para desarrollar el mismo, es mas tengo la excusa perfecta para decir, que ya todo acabo, y dejar a la imaginación del lector el resto de mi expresión; pero, ahí está la vaina, siempre hay un, pero, que pone morada la sopa y le pone el nombre de verdura al apio, entonces luego sabemos que “también el apio es verdura” que es el único tubérculo que no sabemos ¿Qué vaina es? Al momento de definirlo o de etiquetar su género en la cadena alimenticia, gracias a dios, que al menos sabemos, que se come y es bueno para hacer papilla o crema de apio, para comerla con pan duro picado en trocitos, refritos con mantequilla.

Y debo meter el arte culinario en este escrito, porque muchas veces el arte culinario literario en ocasiones nos hace percibir los olores del guiso en las escrituras de algunas informaciones o noticias y en mi caso particular, los CHISMENES, es decir, muchos escritos son asuntos preparados para montar la propia olla, de rumores y desinformaciones, y creo que en ocasiones…y sin pretender echármela de una gran guebon´a…he sido víctima de esas estrategias comunicacionales, por muchas veces prestarme al juego vil del chantaje sin darme cuenta; tan solo actuando con mis principios (que no tengo pero los trato de conservar) y en mi inocencia virginal del desconocimiento y el manejo de los medios de comunicación cibernético alternativos, en donde sin razón y sin motivos, me hago solidario de una matriz de opinión atacando a la victima de los medios de información alternativa, pública y privada, de ese momento.

A todas estas; estoy absolutamente seguro que nadie me ha entendido y posiblemente cuando termine este escrito tampoco se enteraran de la arrechera que me embarga, pero, esa es mi intención, el que todo el mundo se enteres de las cosas que yo no entiendo sin que el entendimiento forme parte de la lógica con que escribo, cuando escribo lo que escribo. Si cantiflericamente, tenemos o debemos conducirnos por estos medios, pienso muy sinceramente, que este es el momento para ejercitar esa extraña forma de comunicarnos, diciendo muchas cosas a la vez, pero sin decir nada y parecer que conocemos del tema que estamos desarrollando, es decir, hagamos creer a nuestro entendimiento, que no somos tan bruto como nos cree nuestra consciencia y digámosles a la razón, que si sabemos lo que el subconsciente no ha podido ocultarnos.

Extrañas cosas, pasan y se alojan en la mente de un ser como yo, cuando piensa que muchas veces lo han manipulado y utilizado para hacer con él, lo que el mismo con su ser no ha pretendido hacer, y que luego solo sea, ese loquito amigo, que muchas veces escribe cosas graciosas, por los medios alternativo de la internet; porque como el pajuo, es gafo y gracioso, entonces pongámoslos de monigotes para nuestros intereses y saquémosle provecho a la ilusión de un cristiano, que piensa que se la está comiendo y, sin saber solo es parte de un plan nuevamente crucificar al redentor que nos vino a salvar.

Muchas veces sin ser excluidos, las personas ilusionadas como yo, nos sentimos execrados de la vana ilusión de ser alguien.

CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! Ni Revolución

Jesús Chua Espinoza



Tu opinión es importante. Escribe un comentario