Presidente: Eduardo Samán es su mejor encuesta entre los revolucionarios

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Reflexiones

La destitución de Eduardo Samán ha resultado ser todo un Test, un instrumento de medición, con el que no cuenta ninguna encuestadora.

Sucede que hemos leído por este portal (y seguiremos leyendo) abundante opinión y más que eso.. cierto desasosiego en virtud del enorme apoyo y la aprobación tácita que tiene la gestión que hasta ahora había venido desempeñando Samán como Ministro.

Eso no sucede con otros cambios, Presidente.

Fíjese. Recientemente hizo usted unos cambios y lo que notamos fue el desencanto por algunos de los nuevos funcionarios.

Vea usted entonces, por el contrario, la destitución de Samán ha convocado uno de los mas colectivos sentimientos de desesperación e incertidumbre , lo que pareciera indicar… ¡¡¡por allí es la cosa!!!

Samán venía realizando la labor que todos conocemos, asestando la flecha en el mero centro del corazón del enemigo, de manera inteligente, sumando con esto la credibilidad en el proceso revolucionario (mermada a veces por la actuación de algunos ministros y funcionarios que además, ostentan centimetraje medático ocioso).

Sus apariciones públicas eran sencillas, pero contundentes (todavía lo recuerdo cuando llevó una ropa a un programa de televisión y casi se la coloca, para demostrar que no era pacotilla, sino un regalo del proceso al pueblo y un golpe a los especuladores).

Sume usted Presidente, no solamente a quienes escribimos preguntando ¿por qué Samán?.

Compare también como en cambio, un apóstol de la derecha, ha salido a felicitar las declaraciones de autocríticas de uno de sus nuevos ministros, que anuncia con ello la incorporación de supuestos sectores excluidos de la oposición (digo sectores porque habla de inteligencia y bien común, lo cual no es muy generalizado en la derecha), lo que hace que el oposicionista en cuestión manifieste una felicidad sospechosa ante las declaraciones del Ministro.

Así mismo, usted colocó a un Ministro (mas bien lo trasladó de otro Ministerio) en el área energética, caracterizado por su seriedad y eficiencia; hasta ahora todo parece señalar que está a la altura de la contingencia, pero vea como los perros ladran sin cesar, eso nos indica también Presidente, que la derecha presiente que el Show montado con la crisis energética, tiene capítulos finales.

Hay quienes dicen que usted no se equivoca, Presidente, y que si lo cambió… por algo será. Ojalá y ese “algo” sea la firme convicción de que lo que necesitamos es MUCHOS MAS SAMANES, para poblar esta selva de hombres dignos.

Las diferentes manifestaciones de desencanto y desilusión de las bases luchadoras y de estudiosos y seguidores del proceso revolucionario, ameritan de una señal, que les haga entender que la destitución, obedecerá a la firme convicción de colocarlo en un cargo más estratégico para así, con el poder que no detienen las trabas burocráticas ni resquicios de leyes bobas, que impiden el fortalecimiento del poder transformador de una Revolución, derrumbar los pilares que sostienen los fundamentos del Capital explotador y Empresarios depredadores.

Con todo respeto.

La línea justa es… ¡luchar hasta vencer!!

¡Salud!

Diego Silva Silva
diegosilvasilva@cantv.net



Tu opinión es importante. Escribe un comentario