Mueren cuatro niños en Haití al derrumbarse escuela por lluvias

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Nota del día, Noticias Internacionales

Fuertes lluvias y temblores de baja intensidad se hicieron sentir este lunes en Cabo Haiteano, lo que generó el pánico entre los pobladores de esa ciudad.

Cuatro niños muertos y otros tres heridos dejó este lunes el derrumbe parcial de una escuela en Cabo Haitiano, norte de Haití, debido a las fuertes lluvias que se han registrado en la nación, las cuales aumentan cada día el riesgo que corren los habitantes del país de sufrir un segundo drama, tras el sismo de magnitud 7,3 de enero que mató a 230 mil habitantes y dejó damnificados a más de un millón 300.

Fuentes locales informaron que varios niños se encuentran bajo los escombros, de lo que fue la escuela preescolar y primaria Petite École (Pequeña Escuela), mientras que equipos de Protección Civil y de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) realizan tareas de socorro.

En Cabo Haitiano, la segunda ciudad en importancia del país, se han registrado además entre este domingo y lunes temblores de poca intensidad, lo que ha generado el pánico en la población.

La temporada de lluvias podría acrecentar el número de víctimas fatales en el país, y perjudicar al millón de damnificados que permanecen en las calles.

El presidente de la Cruz Roja Francesa (CRF), Jean-Francois Mattei, advirtió que si las organizaciones internacionales y delegaciones de países instaladas en Haití no arreglan el problema de la distribución de la ayuda humanitaria antes de la llegada de la temporada de lluvias, se podría sufrir un segundo drama en esa nación, luego del sismo del pasado 12 de enero.

“Se prepara un segundo drama si la movilización de la ayuda no es masiva en Haití (…) sobre todo teniendo en cuenta que lo peor vendrá con la llegada de la temporada de las lluvias, dentro de seis semanas, marcada por lluvias torrenciales, inundaciones y deslizamientos de terrenos”, advirtió Mattei.

A juicio del funcionario, hasta los momentos no se cuentan con los medios necesarios para brindarle seguridad a los haitianos que quedaron sin vivienda.

“No tenemos los medios para responder a las necesidades de los haitianos afectados por este desastre sin precedentes”, y con la llegada de las lluvias hay que diseñar estrategias para “poner a salvo a la mayor cantidad de personas posible”.

Actualmente, la mayoría de los haitianos viven en tiendas de campaña improvisadas, o encima de los escombros de sus antiguas viviendas, sin ninguna protección contra la lluvia y mucho menos contra vientos huracanados.

La temporada de lluvias inicia en el mes de marzo y continuará, según expertos, hasta unirse a la de los huracanes de junio.

La consejera de refugio de la organización no gubernamental CARE en Haití, Lizzi Babister, sostuvo que “el próximo mes sólo hablaremos de lluvia. Necesitamos que los haitianos tengan refugios que realmente protejan contra la lluvia”.

Uno de los problemas detectados por esta organización son las infecciones respiratorias debido a que “duermen en el suelo y respiran la humedad del rocío en la madrugada”, señaló.

teleSUR -EFE / meg-PR
16/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario