Haití/terremoto: el fraude llega por correo

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Nota del día, Noticias Internacionales

Una investigación de la BBC reveló como bandas delictivas se han estado aprovechando de la tragedia ocasionada en Haití por el reciente terremoto para obtener beneficios económicos.

A los pocos días de ocurrir el sismo, junto con llamados auténticos de solidaridad con las víctimas, comenzaron a circular correos electrónicos, nada genuinos, pese a que muchos exhibían logotipos de organizaciones humanitarias.

Uno de esos mensajes aseguraba proceder de la Cruz Roja británica, pero tras un rastreo se determinó que procedía de una computadora en Nigeria; otro, usaba el logotipo de Unicef aunque no tenía nada que ver con esa organización internacional.

Una investigación llevada a cabo por la periodista Razia Iqbal, al frente de un equipo de la BBC, se centró en dos de esos correos electrónicos.

Uno procedía de una organización identificada como Help the World, la cual no está registrada en la Comisión de Caridad del Reino Unido, el organismo que regula a las organizaciones humanitarias en Inglaterra y Gales.

El otro mensaje decía provenir de un grupo, la Fundación M.E., tampoco registrada por esa comisión.

“Escuelas”

Como explica la periodista Razia Iqbal, el mensaje de la supuesta Help the World contenía el número de un teléfono celular, en el cual un hombre explicó cómo se estaban utilizando los fondos recaudados.

Los estafadores se apropiaron de imágenes auténticas de la labor de SOS Children en Pakistán.

Según dijo, la labor de reconstrucción desempeñada por el grupo “se está centrando en las escuelas” de Haití.

“Tenemos que hacer que los niños tengan un futuro porque sin educación no hay futuro”, aseveró.

Iqbal manifiesta que aunque los mensajes fraudulentos suelen sólo relacionar teléfonos celulares (lo cual usualmente no hacen las organizaciones humanitarias auténticas) el de Help the World contenía además una dirección en Londres.

La dirección resultó la de un bar de jazz y blues.

Pakistán, no Haití

La otra supuesta organización investigada por la BBC, la Fundación M.E., se dedicó a enviar correos no solicitados en los que mostraba fotos de los proyectos llevados a cabo en Haití.

En realidad no era sino un fraude que se valía de fotos auténticas. Una de las fotografías mostraba tiendas de campaña en las que se veía un logotipo, el de una organización auténtica, con sede en el Reino Unido, SOS Children.

Cuando la BBC contactó a SOS Children descubrió que las fotos fueron tomadas del sitio electrónico de la organización y correspondían al trabajo llevado a cabo en Pakistán durante un desastre natural ocurrido años atrás.

El director ejecutivo de SOS Children, Andrew Cates, dijo a la BBC: “El problema no es en realidad que se esté explotando a los donantes o a los grupos humanitarios, sino que se está explotando a las propias víctimas” del terremoto.

“Se le está robando a los niños a los que intentamos ayudar, por lo cual es imposible no sentir ira”, agregó.

A la fuga
La falsa Fundación M.E. relacionaba una dirección en Londres, que resultó ser falsa, y otra en Málaga, España. Identificándose como donantes los periodistas de la BBC se comunicaron con el “contacto” en Málaga y le aseguraron que le iba a hacer llegar un envío.

La dirección malagueña correspondía a una zona deprimida de la ciudad, donde la BBC esperó por el “contacto”.

Todo ocurrió en fracciones de segundos.

En una breve conversación, el hombre se identificó como el interlocutor telefónico.

Al aparecer una cámara y un micrófono, el individuo se dio a la fuga dejando atrás algunas pertenencias, entre ellas un abrigo que contenía un documento de identidad falso.

“Redes sofisticadas”

Los hechos revelados por la BBC no hacen sino mostrar una realidad sórdida por la que millones de personas cada año son víctimas de redes de estafadores vía correos electrónicos no solicitados.

Pero la dimensión de la tragedia en Haití hace que estas estafas sean de otra naturaleza, en opinión de Richard Hurley, de Cifas, un servicio británico de prevención de fraude debido a que “están aprovechándose a la vez del sufrimiento humano y de lo mejor de la naturaleza humana para sacar provecho”.

Hurley añadió que se trata de bandas “muy sofisticadas y esa sofisticación entraña un alto nivel de insidia que deliberadamente explota los sentimientos de las víctimas inocentes y el deseo de ayudarlas”.

Los periodistas que hicieron la investigación sugieren que, en caso de dudas, los donantes contacten directamente a las organizaciones humanitarias por teléfonos conseguidos de forma independiente o en sus propios sitios electrónicos.

Redacción
BBC Mundo
16/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario