Google Buzz rectifica a la semana de estrenarse

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Ciencia

Los internautas acusan a la nueva red social de invasión de la privacidad

La nueva red social de Google, Buzz, ha tenido un inicio accidentado. Su misma presencia junto a la bandeja de entrada del correo electrónico Gmail y el hecho de que se permitiera utilizar los contactos más frecuentes del usuario para crear listas de distribución de contenidos ha provocado una cantidad ingente de protestas en la red y una oleada de bajas del servicio que han obligado a Google a anunciar, de forma apresurada, cambios en una aplicación en red que cumple hoy una semana de vida.

En los foros de ayuda de Gmail se leían este fin de semana comentarios como los siguientes: “¿A alguien le interesa presentar un demanda colectiva contra Google Buzz?”. “Pidámosle a Google que desarme la monstruosidad de Buzz y lo vuelva a diseñar desde cero, sin que esté tan atado a las cuentas de Gmail… Nos han impuesto esto a los usuarios de Gmail, sin preguntarnos si lo queremos o no”. “Me gustaría que despidieran a Todd Jackson (responsable de Gmail y de Google Buzz) por la asquerosa invasión a la privacidad que es Google Buzz”.

Jackson ha debido captar el mensaje, porque el sábado escribió una entrada en el blog oficial de Gmail, que titulaba: “Un nuevo comienzo para Google Buzz a partir de vuestros comentarios”. En ella explicaba que la intención originaria era la difusión de Buzz de forma “rápida y fácil, para que los usuarios no tuvieran que crear una red social desde cero “. “Sin embargo, mucha gente sólo quería probar Buzz y ver si les era útil, y no les agradó el hecho de que, automáticamente, ya estuvieran siguiendo a otros usuarios”.

Desde esta semana, cuatro días después de su presentación, Buzz no funcionará con este tipo de seguimiento automático. El usuario deberá decidir con quién se conecta. Para muchos usuarios, ha sido extremadamente obvio que la empresa quería utilizar la popularidad de Gmail (la compañía no revela cuántas cuentas de ese servicio de correo tiene activas, pero los analistas de Comscore aseguran que recibe 176 millones de visitas únicas al mes) para difundir el uso de Buzz y hacerle sombra a Facebook y Twitter.

Era una estrategia radicalmente distinta a la empleada con otros productos mucho más exclusivos, a los que se puede acceder sólo a través de preciadas invitaciones que se han llegado a vender en Ebay, como Google Voice o Google Wave, y que han caído en un relativo olvido. Con Buzz ha habido, además, errores de procedimiento. Tal y como denuncia el abogado Kurt Opsahl, de la Electronic Frontier Foundation, “Buzz ha molestado a mucha gente que, sin darse cuenta, ha publicado la lista de gente con la que más correos electrónicos se intercambia en sus perfiles. Si se aceptaba la configuración por defecto, y no se anulaba esta opción o se editaba esa lista en la creación del perfil, la lista formaba parte de su perfil. Dado que la lista de personas con quien uno se escribe con más frecuencia puede ser información privada (periodistas y sus fuentes, doctores y pacientes, ex parejas, etcétera) hacer esas listas públicas puede crear serios problemas”.

Según han revelado fuentes de la empresa, esta no será la última modificación significativa que Google acometerá sobre Buzz. Su arranque ha sido menos que perfecto, pero la compañía va a seguir buscando ganar terreno en el mundo de las redes sociales, donde Facebook reina sin amenazas creíbles con sus 400 millones de usuarios. Google ya lo intentó en 2004, con una aplicación llamada Orkut, que hoy en día sólo se usa en Brasil e India.

DAVID ALANDETE
elpais.com
16/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario