El Caribe toma medidas para paliar la prolongada sequía

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Noticias Internacionales

Los países caribeños han puesto en marcha varias medidas para controlar de manera más eficaz el uso del agua ante la prolongada sequía que sufre la región, informaron hoy fuentes del Caricom (Comunidad del Caribe).

Desde Trinidad y Tobago, en el sur, hasta Jamaica, en el norte de la región caribeña, los Gobiernos han anunciado medidas rigurosas que van desde la prohibición de regar los céspedes a la de lavar los vehículos en un intento de afrontar el bajo volumen de agua en los pantanos como consecuencia de la disminución de las lluvias.

En Trinidad y Tobago, agentes policiales especiales se encargan de asegurar que los consumidores se adhieran a las nuevas medidas mientras que en Jamaica el racionamiento está a la orden del día.

Antigua y Barbuda, por medio de la Antigua Public Utilities Authority (APUA), ha sido el último país en anunciar planes para el racionamiento del agua hasta que se produzca un aumento de las precipitaciones.

“En un nivel normal de consumo, nuestro mayor embalse tendría agua suficiente para llevar al país hasta final de febrero si no hay un incremento significativo de las lluvias”, informó la APUA.

Desde hoy, los consumidores de este país recibirán suministros de agua en horas programadas a lo largo del día.

El pasado octubre el servicio meteorológico de Antigua y Barbuda dijo que la caída de las lluvias en el mes de agosto fue el principal factor que provocó la actual sequía, descrita como moderada.

En este archipiélago se produce un descenso en las precipitaciones cada tres o cuatro años y desde 1874 el país ha experimentado 36 sequías.

Mientras, en Guayana, el portavoz de la Secretaría Presidencial, Roger Luncheon, afirmó que las autoridades están siguiendo de cerca la actual situación, asociada con el fenómeno meteorológico de “El Niño”.

Agregó que el Gobierno del presidente Bharrat Jagdeo está tratando de consensuar con diferentes organizaciones medidas para mitigar el impacto de la sequía.

Luncheon indicó que la disponibilidad de agua para el riego está muy amenazada en algunas áreas y que en la capital, Georgetown, el agua superficial, que, potabilizada, abastece a más del 50 por ciento de la población, también afronta problemas.

Por su parte, el Ministerio de Agricultura guayanés destacó que continuará revisando todas las alternativas posibles para asegurar a las comunidades agrícolas el suministro de agua.

EFE
15/02/2010



Tu opinión es importante. Escribe un comentario