Ali, Cinco lustros de Revolución Germinada

Por • 16 Feb, 2010 • Sección: Tribuna Abierta

Estimado camarada Ali que falta nos haces, recuerdo cuando naciste al pueblo con tu canción de Humanidad en la cual pedías a la población y al mundo que dejáramos de destruirlo y ahora tenemos el efecto climatológico “El Niño”, no te hicimos caso y ya sentimos las consecuencias de nuestra ignorancia, indolencia e individualismo.

Tú no pudiste ver físicamente que nuestros indígenas tuviesen rango constitucional, pero deseabas con vehemencia tal condición y la reflejaste con claridad en tu canción de Un Guarao. Hoy en día no hemos corregido todos los atropellos de otrora pero vamos por esa vía, ya sabes que diez años de revolución no basta para calmar la sed de justicia de más de 500 años de Ignominia

Hoy en día con una crisis energética en ciernes, me haces recordar aquella hermosa canción Cuando Llueve Llora el Sol, en la cual la frase pareciera decir que la tierra añora la lluvia y que por tanto una nube debiera tapar el sol para que una fresca llovizna alegrara no el sol, el cual siempre brilla de belleza, sino la sed de la tierra y de la flores de los campos.

Hoy en día tenemos una hermosa misión de nombre Misión Nino Jesús, la cual va directo a los recién nacidos con ese olor hermoso a dulce, que me hace rememorar aquella hermosa pieza poética La Piel de Mi Niña Huele a Caramelo, olor que nos hace pensar en Futuro, Esperanza, Fe, Pasión, Dolor y Amor, cada vez que nace una criatura Dios nos dice mientras ustedes destruyen futuro yo construyo Esperanza.

Estimado Ali evocando tu canción de Esquina Principal, nuestra bujía humana hace pocos días declaro la expropiación de varios edificios que circundan a la Plaza principal, como gesto de Justicia y de enfrentamiento contra tropelías a la Historia y a la memoria de Nuestro Libertador, a quien siempre llevaste en tu mensaje de lucha.

En estos tiempos de rebeldía, ya no existe la Canción Mansa Para El Pueblo Bravo, ya que la revolución que tu comenzaste nos convirtió a todos en montaraz y ya es imposible que nos aplasten porque somos un cuero seco de de Bravura y Dignidad

A nuestros Niños desde el Nivel de estudios de Simoncito se les enseña desde pequeños a mirar las mariposas volar y aprender a amar los colores para saber pintar tal cual como a Reveron.

En estos días debemos estar claros que la inocencia no mata al pueblo pero tampoco lo salva, solo nos salvara la conciencia y en eso debemos poner al alma, así reza tu poema en la pieza de Coquivacoa, donde nos das un mensaje de claridad y sentido común para que no sigan engañándonos

Lamentablemente existe una seria de Venezolanos por nacimiento pero no por sentimiento que se han dado a la tarea de atacar a la patria, generando algo como El Coro triste de mi Canción, que no logra armonizar con lo que lleva a cabo esta hermosa Revolución Bolivariana.

Hay ciento de Líderes campesinos asesinados, un Fiscal Explotado, Cientos de venezolanos que sucumben ante la descomposición social llamada delincuencia, y todos ellos al dejado la patria, a sabiendas que Los Que Mueren por la Vida no pueden llamarse muertos y la justicia revolucionaria vencerá y lograremos crear al hombre y la mujer nueva, a pesar de nuestros enemigos los de adentro y de los de afuera.

Ahora que tenemos Soberanía y nuestros recursos los extraemos, los producimos y lo mercadeamos, nosotros (teniendo claro los niveles de corrupción), llegara el momento que a todas las riquezas de nuestra patria los bañara a todos, porque Ahora el Petróleo es Nuestro

Estimado Padre Cantor y esto es apenas el primer disco que hiciste y ya se mostraba la fibra no solo poética sino Profética de los que nos está ocurriendo, pero siguiendo tu lucha y el avance indetenible de la Revolución Bolivariana y la Bujía Humana, tendremos Victoria, Generación y Futuro, vaya desde mi humildad, mi admiración y mi respeto a tu recuerdo y a tu lucha.

Sin más por ahora, un cálido abrazo desde el Pichincha hasta el Potosí

Carlos Adolfo Castillo
carlos_adolfo_c@hotmail.com.



Tu opinión es importante. Escribe un comentario